Información Gral

El Estado definirá ahora cuándo se cancelarán los vuelos por las cenizas

El fenómeno provocado por el volcán Puyehue obligó a suspender numerosos servicios. El secretario de Transporte indicó que se unificarán los criterios que ahora les asisten a las empresas.

Miércoles 23 de Noviembre de 2011

El gobierno anunció ayer que será el Estado el que defina las condiciones en que podrán despegar los aviones de línea según los niveles de suspensión de cenizas volcánicas sobre el territorio nacional.

El anuncio fue formulado por el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, quien indicó que en las "próximas semanas" el Estado tomará el "control" para evitar que "haya criterios dispares y subjetivos" entre las empresas para la suspensión de los vuelos ante el fenómeno que provocan las erupciones del volcán chileno Puyehue.

La medida gubernamental se dio a conocer tras las suspensiones y cancelaciones de servicios aéreos dispuestos por Aerolíneas Argentinas y Austral desde el aeroparque porteño y Ezeiza.

Las salidas comenzaron a normalizarse en forma paulatina a partir de las 14.30 de ayer. Pero otras compañías, sin embargo, cumplieron los cronogramas que tenían previsto.

Voceros de la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) informaron a DyN que la nube de cenizas que afectó el área metropolitana por la mañana "se disipó, por lo que a partir de las 14.30 comenzaron a salir los vuelos" en los dos aeropuertos.

"La situación no es normal porque la reprogramación de los vuelos que fueron cancelados lleva tiempo. Están saliendo vuelos de todas las aerolíneas, inclusive Aerolíneas Argentinas y Austral", dijo la misma fuente.

La Anac había informado por la mañana que en el área metropolitana se había registrado "una visibilidad reducida a cinco mil metros por las cenizas en suspensión" del volcán chileno Puyehue.

El fenómeno hizo que las dos empresas de retrasaran diez minutos las salidas de los vuelos con destino a ciudades al norte de Buenos Aires y quince minutos los que tenían orientación sur, según se indicó.

En ese sentido, Aerolíneas Argentinas informó en un comunicado que "a las 7, la visibilidad en el aeroparque metropolitano era de 5.000 metros, cuando las normas de seguridad de las compañías exigen operar con un mínimo de 8.000 metros".

En un informe posterior, manifestó que "el último parte meteorológico indica que las condiciones mejoran", por lo que de mantenerse esa situación "las operaciones recomenzarán a partir de las 10".

Un vocero de la compañía aérea dijo que en el aeropuerto de Ezeiza el primer vuelo despegó hacia la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra al mediodía, mientras en el aeroparque metropolitano Jorge Newbery la primera partida se produjo rumbo a Comodoro Rivadavia.

Las demoras y cancelaciones provocaron protestas de pasajeros que debieron esperar en las dos estaciones aéreas la reprogramación de los vuelos, entre ellos la actriz Graciela Borges, quien quedó varada en el aeroparque Jorge Newbery cuando se disponía a viajar a un festival, según dijo.

Ante los reiterados inconvenientes provocados desde hace meses en las operaciones aéreas por las cenizas volcánica, el gobierno anunció que el Estado tomará el "control" para definir si los aviones pueden volar.

Schiavi dijo que "seguramente en las próximas semanas vamos a tomar esto como un control estatal y definir si se puede volar o no se puede volar", dijo el funcionario en declaraciones a Radio La Red.

El secretario de Transporte consideró que "algunas personas pueden sentir que están complicadas en su vida por una decisión burocrática y otras que están volando con algún riesgo".

"Aerolíneas tiene parámetros de seguridad muy rígidos y muy fijos, eso hace que sea una compañía que siempre toma un poco más de precauciones que el resto", manifestó el funcionario.

Schiavi aclaró que "con esto no quiero decir que las compañías que están volando no estén tomando precauciones" y dijo que ante la aparición "hoy de cenizas en una densidad que es difusa, según la interpretación de cada manual de procedimiento ara algunas empresas es posible salir y para otras empresas es restringida la salida".

"Esto que haya criterios dispares de las empresas es una cosa que también nosotros vamos a rever", expresó el funcionario, y manifestó que si bien "hasta ahora la regulación es propia de cada aerolínea, el Estado debería estar presente en esto".

El volcán chileno Puyehue entró en erupción en junio pasado y la nube de cenizas afectó con dureza a localidades del otro lado de la cordillera de Los Andes, en el sudoeste argentino, además de alterar reiteradas veces desde entonces la actividad aerocomercial en Sudamérica y Oceanía.

Entre los vuelos cancelados ayer en el aeropuerto de Buenos Aires (cabotaje y limítrofes) figuraban partidas hacia San Pablo, Santiago de Chile, Montevideo, y a las ciudades de Mendoza (oeste) y Mar del Plata (sur), según la página web de Aeropuertos Argentina 2000, que opera ambas terminales.

En tanto, servicios a Roma, Caracas, Lima y Santiago de Chile, entre otros fueron cancelados en la mañana de ayer martes en el aeropuerto internacional de Ezeiza, añadió la compañía.

Otras compañías no han informado sobre demoras o cancelaciones de sus vuelos.

En Uruguay. Las cenizas en suspensión obligó a cancelar unos 15 vuelos en el aeropuerto uruguayo de Carrasco. Entre las aerolíneas afectadas figuran Iberia, American Airlines, Taca, Pluna, Aerolíneas Argentinas y la rosarina Sol.

El jefe de la base del aeropuerto oriental, Marcelo Vaz, dijo que "la mayoría de las compañías han optado por cancelar sus vuelos" debido a las cenizas. Varios de los servicios integran el puente aéreo con Argentina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario