Carta de lectores

Al doctor Roberto Carra

Jueves 10 de Septiembre de 2020

En estos tiempos de pandemia, y de múltiples problemas sanitarios, nos enorgullece recrear la figura de un médico, Roberto Carra, líder y abanderado de las causas nobles. Nació en Morteros, provincia de Córdoba, y cursó la carrera en la Facultad de Medicina de nuestra ciudad. Inclinado hacia la traumatología, instaló su consultorio en bulevar Rondeau al 700. Al poco tiempo gestionó una audiencia con Carlos Sylvestre Begnis, su ex profesor y ungido por el electorado como gobernador de Santa Fe. La charla giró en torno a la necesidad de construir un hospital de niños en la zona norte. Pronto llegó la aprobación, cediendo la provincia un terreno del Parque Alem, de 7.250 metros cuadrados. En 1962 se colocó la piedra fundamental y dos años después comenzó su construcción. Mientras tanto, ya el doctor Roberto Carra trabajaba en la recuperación física de menores del barrio Alberdi afectados por la poliomielitis. El sueño de don Roberto se hizo realidad el 26 de septiembre de 1970 al habilitarse el nosocomio, después de muchos esfuerzos. Colaboraron comerciantes e industriales, entidades barriales y la contribución del Rotary Club Rosario Norte, donde Carra era asociado. Este mes se cumplen 50 años de la habilitación del hospital, el anhelo de Roberto Carra. Años atrás fue galardonado como Ciudadano Ilustre por el Concejo municipal de Rosario, imponiendo su nombre al nosocomio del Parque Alem. Cabe destacar respecto de esa honra que cuesta encontrar otro caso similar, personas que reciban en vida la imposición de su nombre a un hospital público. Don Roberto recibió el abrazo de familiares, amigos y ciudadanos, que celebraron tal reconocimiento. Quienes tuvimos ocasión de escuchar sus charlas sobre el cuidado de la niñez, nos enriquecimos espiritualmente.

Héctor Martínez

DNI 6.019.502

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario