Messi

Bartomeu ofreció irse de Barcelona para que Messi se quede

El presidente dejó trascender que está dispuesto a renunciar para que el capitán no se vaya, pero para eso el rosarino debe decir públicamente que el problema es máximo directivo.

Jueves 27 de Agosto de 2020

El presidente de Barcelona, Josep María Bartomeu, dejó trascender que ofrecería su renuncia al cargo para que Lionel Messi cambie de opinión y permanezca en el plantel azulgrana.

De acuerdo a lo que informó TV3 de España y luego confirmaron diferentes medios de ese país, Bartomeu ahora quiere salir del ojo de la tormenta en la que quedó envuelto tras presionar a Messi con sus decisiones, y propone su renuncia como moneda de cambio para que el futbolista se quede y cumpla su contrato, que culmina en 2021.

Este nuevo capítulo abre una expectativa entre los miles de hinchas de Barcelona que se movilizaron para reclamar la salida del presidente y exigir que Messi siga en el club, y habrá que ver cómo procede el capitán, ya que ahora el directivo le trasladó toda la presión del público.

Bartomeu desafió a Messi mediante sus interlocutores a que el jugador diga públicamente que él es el problema que motivó su decisión de irse, ratificando así la modalidad del dirigente de nunca mostrarse en público expresando su pensamiento, y actuando siempre desde el ostracismo.

Leer más: En la pelea por las "primicias", el que tiró la bomba de Messi fue un exjugador de Central

Quienes conocen a Messi aseveran que nada le hará moverse de su posición de irse de Barcelona a través de su cláusula unilateral, a tal punto se prevé así que la primera reacción de Lio fue la de no inmutarse.

No obstante se especula que si Bartomeu concede una entrevista y habla públicamente sobre la situación que se generó en torno al futbolista emblemático, allí sí Messi saldría a contestarle también en público.

La presión social sobre el presidente de Barcelona cada día es más intensa, a tal punto que lo están empujando a que deje el cargo para así lograr un espacio conciliador que permita la continuidad de Messi en el club en el que ha jugado profesionalmente durante toda su carrera hasta ahora.

Más allá de este nuevo escenario, Barcelona y Messi ingresarán en una batalla jurídica porque Bartomeu está decidido a no negociar la venta del jugador, ya que considera que la cláusula que intenta activar el rosarino para salir libre caducó el 10 de junio. Y tampoco está dispuesto a darle salida sin dinero a cambio porque es consciente del rechazo que generaría en la sociedad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario