Cartas de lectores

El mercado natural

Es llamativo el que parte de la opinión pública tenga una imagen negativa del mercado natural cuando éste no es sino las personas, esa misma opinión pública que lo rechaza.

Martes 06 de Febrero de 2018

Es llamativo el que parte de la opinión pública tenga una imagen negativa del mercado natural cuando éste no es sino las personas, esa misma opinión pública que lo rechaza. El mercado natural es el conjunto de los seres humanos desde el punto de vista de la cooperación voluntaria, pacífica, espontánea entre las personas con el fin de vivir y mejorar. Sucede que la idea de mercado se ha deformado hasta contrariar su verdadero sentido. Tomemos por caso el Foro Económico de Davos, que está de moda. Se presenta como "promercado" cuando no lo es, confundiendo al público. En primer lugar, como dije, el mercado está compuesto por 7.500 millones de personas, o sea toda la población mundial, y los "líderes" llegados a Davos apenas 2000, ni la millonésima parte. En segundo lugar, en esta costosísima reunión en la que, entre el 23 y 26 de enero, se encontraron diez presidentes de empobrecidos países africanos, nueve de oriente medio y norte de Africa, seis de Latinoamérica además de occidentales, como Emmanuel Macron y la primera ministra británica Theresa May. En total, 350 líderes políticos, incluidos más de 60 jefes de Estado. El primer ministro de India dio el discurso inaugural y el presidente Donald Trump antes de la clausura. Después, una entrega de premios con la asistencia de Cate Blanchett, Shah Rukh Khan y Elton John. O sea, son muchos burócratas estatales, de esos que se dedican a "regular" al mercado, a interferirlo coactivamente, los que allí concurrieron. Y los puntos en la agenda hubo temas (algunos casi hilarantes como "la hipnosis para evitar los dolores físicos") o cómo el Estado debe regular al mercado natural, cómo estos gobernantes deben coartar a las personas de acuerdo con el "sector privado" allí presente. Y, por cierto, nunca olvidan "cómo mejorar los sistemas de impuestos" porque de ellos viven. Ahora, este "sector privado", que no es ni la millonésima del mercado, está conformado por empresarios como Bill Gates que ha amasado una fortuna exagerada gracias, precisamente, a privilegios otorgados por los burócratas presentes, como el "copyright" que es un monopolio intelectual impuesto coactivamente al mercado. Otros, como los ceos de Coca-Cola, Nestlé y Dell, y en particular el de Alibaba, Jack Ma, interactúan intentando que no los regulen o no los perjudiquen, política errada en mi opinión. Y los discursos son incoherentes. Trump intenta "hallar maneras de fortalecer la cooperación internacional para defender intereses compartidos", cuando en realidad es sólo un golpe mediático más del egocéntrico promotor del "America first". Por su parte, los políticos de América latina están preocupados por la pobreza que ellos mismos crean con abusivos impuestos, por ejemplo, que terminan pagando los más pobres ya que los empresarios los derivan subiendo precios, bajando salarios, etcétera. Insólitamente, el presidente argentino, cuyo país exhibe un nivel de pobreza que alcanza al 30 por ciento de la población, es uno de los que más ha gastado abriendo una "Casa Argentina" donde recibió a empresarios que no han invertido precisamente porque la carga fiscal es muy alta y el país no crece. Irónicamente, quizás no estaba errado el conservador sitio on line Breitbart cuando describía al foro como "un colectivo de élites izquierdistas y sus compinches corporativos multinacionales que debaten sobre cómo configurar las agendas globales para dividir el botín".
Alejandro Tagliavini


Reflexión sobre educación y cariño

Tengo 14 años y mi sueño es ser profesor. Luchar, para enseñar como se debe. No transformar a los niños en máquinas absurdas repetidoras de información. No inculcarles la vergüenza y el desprecio hacia uno mismo por una mala calificación. ¿Por qué cuando un chico hace algo mal, se lo reparas delante de todos?, ¿le haces ver lo malo que hizo, delante del director? ¿Por qué avergonzarlo? ¿Por qué exponerlo? ¿Por qué burlarse de él? ¿Por qué a los maestros hoy en día no les importa si aprendes o no? "Total yo cobro igual" es su respuesta. "Yo ya no me esfuerzo más"
Y acto seguido toman su celular y ni les interesa nada más. Ya quedan pocos profesores que realmente enseñan porque lo llevan en el alma. Son pocos los que se desvelan por corregir, los que acomodan su agenda o tal vez se quedan un rato más para charlar con vos. Son pocos a los que les importa tu presión por las notas. Los que les importa tu situación en casa. La presión en la mayoría de los casos conlleva al suicidio. Sentate, escuchalo, preguntale ¿hola, cómo estas? ¿cómo te fue en el colegio? ¿No tenés tarea? Y padres no traten de realizar los sueños frustrados en sus hijos. Denle atención, todo niño lo necesita. Darle amor, no cargas. Darle una buena infancia. Porque sobre todo es niño, necesita jugar, descubrirse, explorar, sentir, ser alguien más que unas simples notas.
Tomás Baccarella
DNI: 45.411.979


La pasiva clientela cautiva

Los clientes cautivos somos en las empresas privadas y en las empresas públicas los baluartes y por qué no los sostenes de la misma. En lo que respecta a ganancias, siempre pagamos las facturas a término y en fecha. Debemos darle la mejor atención y servicio y tratar siempre de mejorar los mismos, es decir, los servicios que nos brindan. Las empresas de servicios, sus empresarios, los ceos, los superiores, es decir también los supervisores,tienen que tratar de entender esta cuestión, de que somos sostenes de las empresas y tratar de hacérselos entender también a sus empleados, porque de esa manera otro sería el trato que recibimos de todos ellos, cuando efectuamos permanentes reclamos por malos servicios recibidos. Deben de comprender, todos ellos, que nosotros somos los mal llamados clientes cautivos, pues deberíamos ser principales clientes, es decir clientes privilegiados. Pues, pagamos bien , en fecha y sin especular, con el mal servicio que nos prestan. Es muy probable que las empresas destinen parte de los pagos de las facturas, a parte de sus sueldos, es decir de los empleados. En fin, resumiendo, me parece que últimamente en virtud de los servicios que nos están brindando, tendrían que cobrar proporcionalmente a los mismos, es decir que nosotros los clientes cautivos deberíamos pagar también en proporción al servicio que recibimos. Otro ejemplo de clientes cautivos lo tenemos en la Ansés, si bien son los gobiernos de turno, que determinan su conducción, nosotros los jubilados, nos sentimos como clientes cautivos y sería de muy buen gobernante, tratar de mejorar esos servicios, ¿no les parece?
Armando Torres Arrabal
arjt@hotmail.com
DNI: 6047844


Una excelente atención del 911

El 22 de enero me robaron mi auto. Lo había dejado estacionado al mediodía en Entre Ríos al 2500 y noté que no estaba a las 19. Como tiene instalado el sistema de rastreo llamado QTHOL (https://www.qthol.com) supe que lo habían llevado hasta Alvear a una casa en medio de un descampado. Llamé al 911 y en 10 minutos estuvieron allí y apenas les comenté el tema procedieron con gran velocidad a trasladarnos a recuperar el auto. Quiero agradecer a los suboficiales Brian Fulla y Jorge Pérez, que en menos de 20 minutos me llevaron hasta el vehículo y en colaboración con otros efectivos detuvieron al responsable y pude recuperar el auto sólo con los daños provocados por el robo. Quedé muy gratamente sorprendido por el profesionalismo y dedicación de esta gente que en todo momento manejaron la situación con serenidad y profesionalismo. Nobleza obliga, quiero hacer público mi agradecimiento.
Julio G. Díaz
https://www.juliogdiaz.com


Nuestra decadencia como pueblo

Como hombre mayor, deseo hacer un comentario a mis amigos del diario y a su brillante equipo. Ayúdenme a razonar y analicemos en conjunto el porqué de nuestra decadencia como pueblo. Todos conocemos, porque lo vivimos, que el actual gobierno asumió sin la natural entrega del poder por parte del perdedor de la elección. Las investigaciones de la economía dieron como resultado que el país estaba quebrado. Todos los días aparece una situación de anormalidad en ex funcionarios, gremialistas, empresarios y la más importante, la de la ex presidenta, acusada como jefa de asociación ilícita y otros procesos penales. No había soluciones mágicas para Mauricio Macri. Optó por algunas medidas fuertes. Ante reacciones del pueblo y en mayor medida del kichnerismo, gran responsable de la situación deplorable de la economía, Macri fue modificando, y atenuó medidas antipopulares. Las tarifas, por una razón política K, no se habían aumentado: las actualizó al valor correcto y creó descontento. Todos pedimos que no tengamos cortes de luz, pero no queremos que se actualice la tarifa. Todos pedimos que el Estado se achique y gaste menos, pero los gremios no quieren que despidan a ninguno de los miles que fueron nombrados por Cristina como fuerza de choque. Una de las pruebas, el nombramiento de 7.000 maestros sin título habilitante. El gremio amenaza con una huelga docente. Gran dilema para este gobierno. Política gradual o shock violento. Todos queremos que no suban los combustibles, pero cuando el ex presidente Arturo Frondizi (1958-1962) consiguió en cuatro años el autoabastecimiento, antes de terminar su mandato, los militares con apoyo político, lo sacaron del poder, todos nos quedamos tranquilos, sin piquetes, sin manifestaciones. Hoy compramos combustible, gas al extranjero, con moneda dólar, cada vez más caro. Si no sabemos valorar y humildemente reconocemos que estamos en crisis, dejamos de lado los políticos que quieren el poder para su negocio personal y ayudamos a ser potencia, nuestro futuro marcha hacia el abismo sin retorno. Dios ilumine a nuestro pueblo y gobierno.
Carlos A. Borisenko

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario