Economía

Diagnosis financiera

Ingresos y gastos. Aciertos y errores en la planificación de las finanzas personales.

Domingo 10 de Marzo de 2019

El presidente Mauricio Macri habló en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso y anunció una suba del 46% en la Asignación Universal por Hijo (AUH) que hoy reciben unos 4 millones de personas y su discurso tuvo un evidente cambio de tono comunicacional de cara a las elecciones.

La economía necesita producir para salir de su estado recesivo. Las reformas impositivas, los estímulos a la producción y en definitivas el pull de medidas que permitan alimentar expectativas de un 2019 de cambios en este sentido, parece seguirán esperando.

Se ratifica en rumbo y el carry-trade festeja a expensas de la producción que se asfixia con cada punto en la tasa interés. Será la estrategia perpetuar el status-quo hasta las elecciones y sostener el tipo de cambio a como de lugar, aun a expensas de la situación productiva?

El contexto macro está dado y nuestra realidad micro requiere de una adaptación dinámica, finanzas personales demandan revisiones al menos los siguientes planos.


El diagnostico

Cuando se te presenta un problema, tenés básicamente dos caminos: enfocarte en resolverlo, cueste lo que cueste o, los ignoras y haces como la avestruz. En economía no existe la magia, las consecuencias llegan, evitarlas siempre es mejor y más barato.

Cuanto tenés un problema de salud, vas a un clínico y luego a un especialista. Si tu auto se averió, vas a un mecánico y buscas la solución. En finanzas personales, no siempre tenés a mano quien te pueda asistir. Si estas en problemas, algo distinto hay que intentar.

Etimológicamente, diagnostico es la suma de: a través de + conocimiento + relativo a.

Osea recolectar datos, interpretarlos y evaluar caminos de acción para encaminar el cuadro de situación (con un plan de por medio) implica la secuencia lógica para resolver un problema.

Primer paso, del ejercicio consiste en la introspeccion (analizarte adonde estas parado, cuál es tu realidad y adonde quisieras estar). Es un análisis de enorme utilidad, independientemente de tu realidad económica. Si estas en el fondo de la pirámide, el orden te puede ayudar a subsistir, si estas a mitad o en la cima, a eficientizar tus erogaciones que potenciara tus ingresos y a "comprar" tiempo (el recurso más escaso).

Los problemas de finanzas personales tienen básicamente dos orígenes: ingresos y gastos. No te digo nada nuevo aunque repasar el esqueleto de éstas variables es indispensable para atacar con precisión los escenarios a resolver.

Cuando de ingresos se trata, para los "asalariados", el 2018 te llevo puesto una pérdida de poder de compra del -12% (salarios vs inflación, tarifas, paritarias, etc). Este año el escenario luce similar, con una inflación del 35% estimada. ¿Que alternativas tengo? producir más de lo que hoy te pagan para así tener una carta y negociar una mejora salarial basada en argumentos productivos o buscar otra fuente de ingresos que compense (al menos) lo que perdiste el último año y todo parece indicar para este también.

Para los emprendedores, con ingresos determinados por el mercado, el desafío impostergable es leer muy de cerca las necesidades de los consumidores. El escenario hiper recesivo estimula cambios en conductas de compras, canales de distribución, política de precios y los motivos por los que tomamos decisiones de compra.


Los gastos

Los recursos son finitos (o limitados) y los gastos infinitas (siempre asi lo será). La economía trata justamente de organizar este cuadro, con la premisa de equilibrarlos.

Cada persona y familia, tiene su situación particular e intentar un porcentaje genérico suena muy amplio, lo adecuado es que cada cual reflexione y registre sus erogaciones tales como: indispensables (los impostergables), los dispensables (los permitidos) y los de ahorro (postergar consumos presentes para ampliarlos en el futuro). Lo sé, ahorrar esta difícil, por eso el foco debe estar en como siempre dice mi viejo: "pre y ocúpate por generar más que por ahorrar o gastar".

Primer ejercicio: trazar un X% sobre cada uno de estos "tipos de gastos" (presentes y en función a la realidad económica particular plantearnos corregir esta composición (futuro) para aliviarnos las presiones que las cargas nos imponen.

¿Cuál fue el resultado? ¿A dónde estamos parados? Luego de transitar los ejercicios anteriores, adonde estamos parados? Nuestro presupuesto de ingresos y gastos como nos dio? Superavit, cuando tus ingresos cubren la totalidad de tus gastos, o deficit, cuando los ingresos no cubren el total de tus gastos

Cierto es que planificar es una tarea compleja, pero no planificar tiene mayores desventajas. El diagnostico en nuestras finanzas personales es el primer paso e indispensable, sobre el que se edifica una nueva realidad, que nos quite presión y nos enfoque a producir.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});