LA REGION

Casilda: debatirán el fallo que absolvió a una mujer policía acusada de abusar de su hija

La audiencia se desarrollará hoy en Rosario tras la apelación presentada por el fiscal de la causa, Emiliano Ehret, quien sostiene que "hay pruebas suficientes" para que la cámara revoque la sentencia de primera instancia.

Jueves 04 de Marzo de 2021

En la mañana de hoy se desarrollará en Rosario una audiencia de apelación sobre el polémico fallo judicial por el cual en noviembre del año pasado fue absuelta y quedó en libertad una mujer policía que estaba acusada de haber abusado de su pequeña hija en Casilda.

La sentencia absolutoria sorprendió, tal como dio cuenta oportunamente La Capital, al fiscal del caso, Emiliano Ehret, quien había pedido una pena de 22 años de prisión y no tardó en apelar con el convencimiento de que “existen pruebas suficientes” para revertir lo resuelto en primera instancia.

El tribunal que estará al frente del debate, previsto para las 10 y con modalidad presencial, será integrado por Javier Beltramone, como presidente, Carolina Hernández y Gustavo Salvador.

El fiscal considera que “hubo errores de interpretación y omisión de pruebas” que fueron aportadas en el juicio oral que se llevó adelante en Casilda y que concluyó con la absolución de la acusada, quien fue representada por el defensor público Fernando Ritondale.

Así lo resolvieron por unanimidad los jueces de primera instancia Marisol Usandizaga, Jesús Alberto Rizzardi e Ignacio Vacca.

Si bien los magistrados dieron por acreditado el abuso no responsabilizaron a la acusada e instaron a la “profundización de la investigación a fin de dar con el autor del hecho”, criterio que Ehret cuestionó al asegurar que “había elementos suficientes” para vincular a la mujer que terminó siendo absuelta.

El funcionario del Ministerio Público de la Acusación intentará ahora que el fallo sea revocado por la Cámara de Apelaciones valiéndose de las mismas pruebas que ya presentó sin lograr una sentencia condenatoria.

Desde ese lugar buscará demostrar que hubo “omisiones y errores” que llevaron a los jueces de primera instancia a resolver a favor de la mujer policía que llegó a juicio bajo la acusación del delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado en concurso real con promoción de corrupción de menores agravado en carácter de autora”.

La investigación fue iniciada en noviembre de 2018 tras una denuncia impulsada por un médico luego de que la nena abusada fuera derivada desde el hospital de Casilda al Sanatorio de Niños de Rosario, donde se constató que la hemorragia que presentaba la menor en su zona vaginal era producto de lesiones compatibles con un abuso provocado por un objeto.

A lo largo del juicio la teoría fue sustentada por informes y testimonios de profesionales médicos y psicólogos aportados por Fiscalía, pero la acusada negó los cargos y mantuvo la postura de que las lesiones fueron producto de una caída que su hija habría sufrido mientras se bañaba en su casa.

El tribunal, si bien no invalidó la existencia del delito juzgado, terminó desvinculando a la imputada con argumentos que Ehret no comparte y serán debatidos en esta instancia de apelación.

La mujer acusada estuvo presa un corto tiempo y luego permaneció con prisión domiciliaria hasta que fue absuelta y recuperó su libertad.

La decisión no paso inadvertida en la ciudad de Casilda que se vio conmovida por el caso y cuyas expectativas sobre la resolución del juicio estaban mucho más cerca de una posible condena. El hecho adquirió un fuerte impacto social no solo por la gravedad del delito sino también al aparecer única acusada una mujer policía que trabajó en la Comisaría de la Mujer de Casilda.

Si bien la agente policial, identificada como Jorgelina S., de 29 años, fue absuelta, tanta la nena abusada como su otro hija aún se encuentran en un hogar de contención al resguardo de su familia.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario