Información Gral

Roma transita con temor y cautela la jornada del anunciado terremoto

Poco tránsito, ausentismo en los trabajos, faltazo en la escuela y mucha gente que se trasladó a las afueras de la ciudad. Todos movidos por la leyenda metropolitana elaborada por Raffaele Bendandi que indicaba que hoy, 11 de mayo, un sismo se llevaría puesta a la Ciudad Eterna. Audio LT8: Hernán Rigalli en "Dos tipos audaces"

Miércoles 11 de Mayo de 2011

La psicosis reina en Roma desde el anuncio hace algunas semanas de que un astrónomo autodidacta predijo un devastador terremoto para el 11 de mayo del 2011 en la Ciudad Eterna.

Esta mañana el tránsito que suele estar muy convulsionado, estaba tranquilo, menos colectivos y vehículos. Se registró un alto ausentismo en los trabajos y más en las instituciones escolares, además desde ayer miles decidieron trasladarse a las afueras de Roma.

“Es una ciudad con mucho tránsito y esta mañana estaba más tranquilo. Igual no hay escenas de pánico, pero si mucha tranquilidad. Muchos se fueron de la ciudad, otros se quedaron en la casa, muchos chicos no fueron a la escuela”, contó en diálogo con el programa Dos tipos audaces de La Ocho, Hernán Rigalli, un argentino nacido en Gálvez, que desde hace cuatro años vive en Roma.

“Lo que se vive es una especie de psicosis también alimentada por los medios. Acá en Italia está todo muy dictado por lo que dicen los mediosse preocuparon también por comunicar que era una leyenda metropolitana”, aclaró.

Los temores de que Roma desaparezca repentinamente por un terremoto apocalíptico desató el pánico en algunos sectores de la capital, tras la profecía elaborada por Raffaele Bendandi, fallecido a los 86 años en 1979 y basada en sus propias teorías sobre la posición de los planetas.

Es que hoy es el día en que, según Bendandi Roma debería ser engullida por un terremoto que se llevaría al Coliseo, al Arco de Tito, Piazza Navona y también al Vaticano.

El barrio chino de la capital italiana, estaba esta mañana muy tranquilo, porque muchas de sus numerosas tiendas han cerrado. Por vacaciones o un luto imprevisto. De las puertas de sus tiendas cuelgan cartelitos en los que informan sobre su ausencia, que, mira por donde, durará solo 24 horas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario