..

Temen que le reduzcan la condena al joven femicida de Chiara Páez

Familiares de la menor asesinada en Rufino se reunirán en los Tribunales de Rosario. El asesino fue condenado a 21 años y medio de prisión

Viernes 15 de Diciembre de 2017

En coincidencia con la audiencia apelativa al joven que asesinó y enterró a Chiara Páez en Rufino, los familiares de la chica y de otras víctimas de femicidio, junto a organizaciones de mujeres se concentrarán este lunes en los Tribunales de Rosario, donde ofrecerán, a las 9, una conferencia. La preocupación del entorno de la joven es que, atendiendo las recomendaciones de organismos internacionales, el asesino reciba el beneficio de una reducción de la pena, fijada en primera instancia en 21 años y medio de prisión.

El lunes, a las 10, el tribunal presidido por Carolina Hernández e integrado por los camaristas Alfredo Ibaldi Artacho y José Luis Mascali definirá la suerte de Manuel Mansilla, el joven de 18 años que la madrugada del 10 de mayo de 2015 ultimó a golpes a quien fuera su novia, Chiara, entonces de 14 años y embarazada de dos meses.

La audiencia se realiza en Rosario porque los tres camaristas de Venado Tuerto ya intervinieron en distintas etapas del mismo proceso.

El caso y la condena

Chiara acababa de cumplir, dos días antes de su muerte, 14 años. La noche del sábado 9 de mayo de 2015 se reunió con unas amigas. A la medianoche, les dijo que se iba a encontrar con el novio y que volvería antes de la 1.30, pero jamás regresó.

Ante esta situación, las amigas de la adolescente le mandaron mensajes por el celular, que fueron respondidos con una escritura que les resultó extraña. Llamaron al novio, pero éste les dijo que ya no estaba con ella. Se asustaron, llamaron a la mamá, y allí comenzó una búsqueda frenética que duró todo aquel domingo, hasta que unos perros especialmente adiestrados para rastrear se pararon sobre un montículo de tierra en la casa del novio, en bulevar San Martín 818, de Rufino. Allí estaba Chiara, ya sin vida y enterrada.

El hecho tuvo gran repercusión y fue el disparador de las movilizaciones que llevaron la consigna "Ni una menos" en todo el país, y fue un caso emblemático de femicidio y de lucha contra la violencia de género.

El 8 de septiembre de este año, y tal como lo publicara oportunamente LaCapital, Manuel Ignacio Mansilla Gallegos fue condenado a 21 años y seis meses de prisión por el delito de homicidio agravado por femicidio, cometido cuando tenía 16 años, y "del que fuera encontrado autor materialmente responsable por sentencia del 5 de julio de 2016, y confirmado por la Cámara de Apelación en lo Penal el 3 de abril de este año".

Así lo resolvió el juez de Menores Javier Prado, quien tuvo a su cargo la imposición de la pena luego de que el joven fuera declarado culpable de femicidio.

Preocupados

"Nuestra preocupación es que le reduzcan la condena al asesino confeso de Chiara, atendiendo las recomendaciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que aconseja no condenar a los menores a más de 15 años de prisión, y este muchacho era menor cuando asesinó a mi hija", contó ayer a este diario Fabio Páez, el papá de la víctima.

"Esto tiene antecedentes en otro caso, pero fue por un robo cometido por un menor, que fue perseguido por el propietario del lugar y el chico se pegó un tiro. Ese caso nada tiene que ver con el de Chiara, a ella la mataron a golpes y la enterraron en un patio. La mataron por ser mujer, fue un femicidio", sentenció.

Es que la Justicia probó que el homicida "tomó del cuello a Chiara y con otra mano la cabeza de la chica, para comenzar a golpearla contra el suelo y contra la mesa de trabajo que su abuelo tenía en el galpón abierto, hasta que Páez dejó de mover las piernas. Los restos mortales fueron trasladados hasta las cercanías del cavado donde posteriormente fueron hallados con auxilio de una unidad canina. Con inmediatez a la muerte de Chiara Páez, Mansilla emprendió maniobras de ocultamiento de su conducta consistentes en el soterramiento del cuerpo".

Falta de información

Pero la familia de la chica también está molesta porque no tiene ninguna participación en el proceso, plantea dudas sobre el tratamiento que la Justicia está haciendo del caso, así como una grave preocupación por la falta de información que reciben: "No nos avisaron de las audiencias, cuando son orales y públicas", protestó Fabio. Cabe destacar que la del lunes será sin presencia de público.

Mientras tanto, el padre de la chica sigue confiando en que los adultos que estaban en la casa (los abuelos del joven, la madre y la pareja de ésta) también lleguen a sentarse alguna vez en el banquillo de los acusados.

Los padres de Chiara siempre pusieron en duda que ese muchacho menudo de 16 años pudiera haber actuado solo en un episodio de semejante violencia, y también que haya podido cavar un pozo y arrojar allí el cuerpo inerte de la chica, que era deportista y tenía una contextura corpulenta.

Lo cierto es que, pese a estas sospechas, el joven se confesó como único autor del femicidio, y colaboró para demostrarlo cuando se hizo la reconstrucción del hecho, en el que con esmero cavó un pozo similar a aquel en el que encontraron a Chiara. Los adultos de la familia quedaron en libertad, aunque Fabio Páez espera pericias que se realizan en la provincia de Córdoba ("mucho más avanzada que Santa Fe", dice) para ver si puede volver a la carga para inculpar a los adultos que vivían en la casa donde sucedió el hecho.

la víctima. Chiara había cumplido 14 años dos días antes de su asesinato. Estaba embarazada de dos meses.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario