Política

"A mí no me van a extorsionar, no me van a intimidar, no les tengo miedo", desafió Cristina

La presidenta lanzó un mensaje desafiante y se mostró dispuesta a que los jueces la citen para brindar las explicaciones que "crean necesarias". Vinculó a Lagomarsino con el Grupo Clarín y dijo que al fiscal Nisman lo designó la Procuración Fiscal de la Nación. Y advirtió que "no hay un solo condenado ni detenido por los atentados a la embajada de Israel y a la Amia"

Lunes 26 de Enero de 2015

La presidenta Cristina Fernández lanzó hoy un mensaje desafiante al señalar que “a mí no me van a extorsionar, a mí no me van a intimidar, no les tengo miedo” y se mostró dispuesta a que “los jueces me citen” para brindar las explicaciones que sean necesarias. También dijo que al fiscal Nisman lo designó la Procuración Fiscal de la Nación y vinculó a Diego Lagomarsino con el Grupo Clarín.
 
"Yo no les tengo miedo, que digan lo que quieran, que hagan las denuncias que quieran, que los jueces me citen, que los fiscales me denuncien, no me interesa”, sostuvo la jefa de  Estado durante su mensaje desde la residencia presidencial de  Olivos emitido a través de la cadena nacional.
 
Y agregó: “No me van a hacer mover un centímetro de lo que siempre he pensado, que no se puede seguir manejando a la República Argentina de esta manera, que es necesaria una profunda reforma también en el Poder Judicial que, desgraciadamente, muchas veces fue declarada inconstitucional, no aplicada, pero es necesario que los tres poderes del Estado exhibamos transparencia absoluta”.
 
La presidenta también sostuvo que el excolaborador de Alberto Nisman, Diego Lagomarsino, es “el hermano del jefe de informática del estudio de abogados que representa al Grupo Clarín".
 
La mandataria vinculó así a Lagormasino, quien le dio el arma a Nisman, al grupo mediático enfrentado con el Gobierno y lo calificó además como un “feroz opositor” de la Casa Rosada.
 
Gerardo Lagomarsino, hermano de Diego, se desempeña en el estudio de abogados Saenz Valiente, uno de los que representa al Grupo Clarín.
 
En otro párrafo de su discurso, que duró alrededor de una hora, la presidenta aseguró que el gobierno que encabeza, desde 2003 con Néstor Kirchner al frente, tuvo "dos pilares e hitos", que fueron "combatir el terrorismo de Estado y el terrorismo internacional", en relación a los atentados a la embajada de Israel, en 1992, y a la AMIA, en 1994. Al hablar en cadena nacional, la mandataria sostuvo que "el compromiso de nuestros gobiernos ha sido siempre combatir la impunidad".      
 
La presidenta remarcó también que de los dos atentados terroristas que sufrió la  Argentina, la voladura de la embajada de Israel y la AMIA “no hay ni un solo condenado ni un solo detenido”.
 
La mandataria dijo que Argentina es un “modelo a imitar en materia de Derechos Humanos en el mundo” por haber llevado adelante juicios de lesa humanidad, de los cuales “hubo 558 condenados, más de 900 procesados y más de mil y pico de detenidos”.
 
"De los otros dos atentados, voladura de la Embajada de Israel y de la AMIA, no hay ni un solo condenado ni un solo detenido", criticó la presidenta en un mensaje transmitido por cadena  nacional. 
 
Al tiempo que Cristina Fernández precisó también que el fallecido fiscal Alberto Nisman no fue designado por el ex presidente Néstor Kirchner al frente de la Unidad Especial de Investigación sino “por la Procuración Fiscal de la Nación, un extrapoder que no depende ni del Poder Ejecutivo, ni del Legislativo ni del Judicial”.
 
“Solo una ignorancia supina o una mala intención” puede atribuir a Kirchner la designación de Nisman, señaló la jefa del Estado en un mensaje transmitido por cadena nacional.
 
La primera mandataria recordó que la designación de Nisman data del 13 de setiembre de 2004, a raíz de un fallo que "demolió toda la instrucción".  
 
 
Cristina Kirchner llevaba más de un mes sin discursos públicos, en medio de la conmoción social por la muerte del fiscal que la denunció por supuesto “encubrimiento” a Irán en la causa AMIA y de su reposo por la fractura de tobillo que sufrió a fines de diciembre.
 
La semana pasada, la jefa de Estado publicó dos cartas en Facebook con las que dio a conocer su punto de vista sobre el trágico hecho y, ante el fuerte impacto político que trajo el deceso del titular de la Unidad Especial AMIA, mantuvo la ausencia de actos públicos.
 
Luego de suscribir la teoría del suicidio, la presidenta Kirchner dio un giro y afirmó la semana pasada que el fiscal Nisman había sido asesinado como parte de una “operación” contra el Gobierno, al tiempo que volvió a cuestionar la acusación en su contra en el marco de la causa AMIA.
 
“Los interrogantes que se convierten en certeza. El suicidio (que estoy convencida) no fue suicidio”, subrayó la mandataria al publicar una nueva carta en las redes sociales.
 
Según sostuvo Cristina Kirchner, “la denuncia del fiscal Nisman nunca fue en sí misma la verdadera operación contra el Gobierno”, a pesar de que insistió en que al fiscal fallecido le proporcionaron datos falsos para la presentación.
 
“La verdadera operación contra el Gobierno era la muerte del  fiscal después de acusar a la Presidenta, a su canciller y al  secretario general de La Cámpora de ser encubridores de los iraníes acusados por el atentado terrorista de la AMIA”, enfatizó la jefa de Estado.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS