Policiales

Apresan a un joven por el asesinato del policía santafesino Pablo Cejas

Tiene 20 años. En una audiencia judicial hoy le imputarán haber sido uno de los dos que lo acribillaron. Un testigo protegido dio la clave.

Martes 15 de Agosto de 2017

Un joven de 20 años será acusado hoy en una audiencia judicial como uno de los autores del homicidio de Pablo Cejas, el policía de 46 años acribillado con más de diez balazos el pasado 17 de julio en un barrio careciente de la zona noroeste de la ciudad de Santa Fe. El imputado es un chico señalado de una manera contundente por una testigo que vio el momento de la ejecución y que la describió con estremecedores detalles. El fiscal de la Unidad de Homicidios Jorge Nessier le atribuirá hoy haber sido una de las dos personas que liquidó a tiros al agente en la calle Neuquén al 6400 del barrio Yapeyú.

El acusado se llama Jesús A. Sus familiares se contactaron con la fiscalía para facilitar su presentación después que efectivos de la PDI allanaran su casa de la calle Marcial Candioti al 7800 el domingo en su búsqueda. El fiscal Nessier había ordenado su captura luego de conformar durante tres semanas una malla acusatoria compuesta por variados testimonios que lo colocaban a este chico, junto a otro que está prófugo, como las dos personas que apretaron reiteradamente el gatillo para matar a Cejas.

El asesinato de Cejas produjo un rápido alineamiento del hecho con los planteos que el agente asesinado había hecho contra superiores que, según denunció, encubrían a vendedores de drogas en la capital provincial. Esa pista queda descartada en la hipótesis que planteará hoy el fiscal Nessier, que pone el acento en un conflicto entre jóvenes por cuestiones de delitos barriales. Los investigadores apuntaron a los vínculos que tenía el hijastro de Cejas con un grupo de jóvenes que residen en inmediaciones de donde sucedió el salvaje ataque cuando el suboficial, que prestaba servicios en el Departamento de Operaciones (D3), fue acribillado a balazos.

Por varios testimonios el fiscal asume que Cejas hostigaba de un modo muy violento a un grupo de chicos que se oponían en el barrio al hijo de su mujer Nancy Scarfone. El principal adversario del hijastro de Cejas es un muchacho llamado Gastón C. La testigo que dio detalles del desenlace señala que Jesús A. y otro muchacho llegaron al lugar donde Cejas apuntaba con un arma a Gastón C. y que, uno de cada lado, le efectuaron disparos. Las balas que mataron a Cejas ingresaron desde los dos lados del cuello.

Según la secuencia relatada con pormenores, cuando Cejas cayó al piso tras ser baleado sus dos jóvenes agresores se apoderaron de su arma de fuego y le efectuaron al menos una decena de disparos, con el policía inmóvil, para rematarlo. El testimonio implicó que la testigo ingresara al programa de protección provincial y fuera trasladada hace más de diez días hacia otro domicilio para resguardo.

Densa trama

La hipótesis que la fiscalía maneja como determinante del homicidio de Cejas se detiene en una trama previa que es un conflicto entre dos grupos rivales en el barrio Santa Marta de Santa Fe que es vecino al barrio Yapeyú. En aquel vecindario vivía Nancy Scarfone, luego pareja de Cejas, con L., el hijo de ella. Este muchacho, hijastro de Cejas, aparece en una bandita de chicos ligados a delitos como venta de drogas y robos de motos. En ese grupo estaban dos chicos llamados Walter Maximiliano Gómez, al que apodan "El baiano", y Jair. También un chico de 17 años llamado Gastón C., que es clave para entender lo que pasó.

La tensión se acrecienta cuando otra bandita de chicos, conocida como Maraqueros, se establece en Santa Marta y empieza a disputarse el territorio con el grupo del hijastro de Cejas. Los Maraqueros captan a Gastón C., que cambia de bando, traicionando al hijastro de Cejas. Se despliega así una violencia cruzada que tiene su hecho letal cuando en junio pasado Walter Maximiliano Gómez y Jair, al ir en moto, son emboscados a tiros por G.C. y otro chico. Walter Maxi Gómez es asesinado y Jair resulta herido.

Walter Maxi Gómez y Jair son reconocidos por los Scarfone como hijos de crianza. La hipótesis de la fiscalía es que Pablo Cejas, que tiene múltiples denuncias por hostigar jóvenes, intercede contra Gastón C., a quien señala por el crimen de Walter. La madre de Gastón C. señala a Cejas por balearle la casa. Luego Gastón C. es atacado por Cejas y en el marco de este agravio dos chicos intervienen y asesinan al policía.

El audio

Cejas fue hallado muerto pasadas las 23.30 del lunes 17 de junio en inmediaciones de la calle Neuquén al 6400 del barrio Yapeyú en la capital provincial. El fiscal Nessier incorporó los elementos de las denuncias de Cejas a su legajo investigativo en el afán de no dejar fuera una eventual pista policial como móvil del crimen.

Sin embargo, para los investigadores el brutal ataque asoma como el cierre de un conflicto vecinal conectado con actividades ilícitas. En este sentido es un indicio significativo, para la fiscalía, un audio aportado por un testigo. Este archivo indica que, días antes de su muerte, Cejas retenía a una persona conocida, a la que dominaba apuntándola con un arma de fuego, mientras enviaba un audio a su esposa Nancy sobre lo que estaba ocurriendo.

Los elementos indican que Cejas le decía a su mujer que tenía en su poder "al que te está rompiendo las bolas a tu hijo" y le preguntaba: "¿Te lo mato o no? ¿Te lo boleteo o no?".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario