La ciudad

Los municipales de Rosario no se suman al paro de Festram para no sobrecargar al personal de salud

El sindicato resolvió, sin embargo, visibilizar el problema del atraso salarial. "No queremos dinero en negro", señaló Yamile Baclini, secretaria adjunta del gremio.

Lunes 05 de Octubre de 2020

Los trabajadores municipales de Rosario ratificaron las medidas de fuerza que dispuso la Festram en toda la provincia en reclamo de recomposición salarial, pero en esta ciudad dispusieron no parar debido al contexto de emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus. En cambio, instalarán “la carpa de la dignidad” frente al palacio municipal que estará en ese lugar hasta que las autoridades accedan al reclamo de los empleados.

“Las medidas de protestas que dispuso Festram para el 8 y 9 de octubre en toda la provincia tendrán diferentes modalidades de acuerdo a la realidad de cada ciudad. Entendemos las circunstancias que atraviesa Rosario en la pandemia. Por eso no vamos a parar, pero sí instalaremos la carpa de la dignidad para visibilizar nuestro problema y para reforzar nuestro reclamo de recomposición salarial y de las asignaciones familiares, sin sumas en negro”, dijo a La Capital Yamile Baclini, secretaria adjunta del Sindicato de Trabajadores Municipales de Rosario.

Desde la semana próxima “vamos a estar frente a la Intendencia, siempre cumpliendo con todos los protocolos sanitarios y manteniendo el distanciamiento social. En la carpa estará toda la comisión directiva y vamos a recibir la visita de otros gremios estatales como Amsafe, Siprus y ATE Rosario que han decidido unificar los reclamos. No queremos sumas en negro y no reumerativas”, expresó Baclini.

Las medidas de fuerza que resolvió la Festram se realizarán el 8 y 9 de octubre, pero en Rosario no habrá paro sino que se instalará la carpa a partir del lunes 12 “por tiempo indeterminado, hasta que las autoridades reformulen la propuesta de aumento salarial”, sostuvo Baclini.

“En la última reunión paritaria no hubo avances. Los intendentes y presidente comunales volvieron a proponer pagar sumas en negro no remunerativas, que no llegan a los jubilados, es decir atenta contra el sistema previsional y la obras sociales. La propuesta es insuficiente y la Festram declaró esta medida de fuerza”, remarcó.

>> Leer más: Los municipales lanzaron un paro de 72 horas para la semana que viene

Baclini remarcó que el lunes próximo instalarán “la carpa de la dignidad porque necesitamos un sueldo que supere la inflación. No estamos pidiendo un aumento salarial, sino recomponer el bolsillo de los trabajadores para a su vez reforzar la economía. Los trabajadores y trabajadoras no salimos a comprar dólares. Se vive el día a día. Además nuestras asignaciones familiares contemplan 3 pesos con 50 y los cuatro con cincuenta para la ayuda escolar primaria, secundaria y universitaria; 260 pesos por hijos. Esto tampoco fue atendido y se debe modificar”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario