Newell's

Mauro Ceruti: "Los jugadores no están de vacaciones, entrenan en sus casas"

El preparador físico rojinegro contó en detalle cómo es la cuarentena de los futbolistas. Hay rutinas físicas, pautas de nutrición, asesoramiento psicológico y consignas tácticas

Miércoles 25 de Marzo de 2020

“Hay que tener en cuenta que los jugadores no están lesionados ni de vacaciones y deben estar entrenando en sus casas”. La frase del preparador físico de Newell’s Mauro Ceruti sirve de puntapié inicial para una charla a fondo sobre la forma en la que el plantel rojinegro está afrontando la cuarentena obligatoria, producto de la pandemia del coronavirus. El PF leproso le confió a Ovación cómo se organizó el cuerpo técnico en general para generar las pautas de trabajo en los domicilios particulares, que incluyen ejercicios físicos, cuidados nutricionales, asistencia psicológica y también un refuerzo de conceptos tácticos, según las posiciones de los futbolistas. Y también adelantó que los jugadores que se están recuperando de distintas dolencias, como Pablo Pérez, Mauro Formica, Aníbal Moreno, Facundo Nadalín y Cristian Lema, ya están en condiciones de entrenar prácticamente con normalidad. Así vive la cuarentena el plantel leproso.

   El profe rojinegro reconoció que “el deportista es una persona que está acostumbrado a mover el cuerpo permanentemente y necesita eso, más que otros individuos. Y ahora esto se ve limitado”. Y destacó que si la cuarentena terminara en un tiempo razonable necesitarían como mínimo “siete o diez días” para volver a la competencia.

Es un escenario complejo para toda la población. ¿Cómo se organizaron en el parate con los jugadores de Newell’s? ¿Cómo están manejando el tema físico para mantener el estado atlético de los futbolistas en el marco de la cuarentena obligatoria?

Esto nos agarró a nosotros después de lo que se veía venir desde Europa. Cuando tuvimos que empezar a suspender los entrenamientos lo que buscamos fue ir anticipándonos un poco y de acuerdo a los recursos que teníamos, ir dándoles a los jugadores materiales de trabajo que usamos en el club. Se llevaron bicicletas fijas y otros elementos para desarrollar las rutinas. En los primeros días podían bajar a correr a los patios o los gimnasios de los complejos, pero ahora con la cuarentena estricta es más difícil. Hay chicos que están en countries, casas o departamentos. Cada uno tiene una situación distinta. En base a eso les armamos rutinas y trabajos para que se muevan y mantengan lo mejor posible la forma física.

¿Esos trabajos son supervisados periódicamente por vos?

Sí, hay un software con una aplicación en la que les enviamos las rutinas. Además, hay contactos por whatsapp y mensajería permanente. Les entregamos material y los jugadores nos consultan.

Es un plantel con jugadores de mucha experiencia y algunos juveniles, pero uno imagina que todos son conscientes de que este mantenimiento físico es fundamental.

Seguro. Antes de la cuarentena hicimos una charla y una reunión informativa, tanto en el área física como en la nutricional. Les mandamos pautas de nutrición diarias con platos de comida orientativos, para que tampoco haya problemas con el peso de los jugadores. Porque inevitablemente por más que hagan las actividades en sus casas nunca llegarán a consumir las calorías que están acostumbrados habitualmente. Además, en el encierro inevitablemente hay una mayor ingesta calórica, algo que les pasa a todos. La idea es que no se vengan muy arriba con el tema del peso. Y en el área psicológica están trabajando con el psicólogo del club y cada uno sigue su rutina a través de mensajes. Mientras que en el tema técnico-táctico se les entregan a los jugadores videos individuales de rendimiento, con aciertos, errores y cosas a mejorar, comparándolos con jugadores de sus puestos de otros clubes.

¿Cómo vivieron la previa del partido en Santiago del Estero, cuando ya se intuía que el fútbol se iba a suspender inevitablemente por la pandemia?

Fue rara la previa, se palpaba un clima distinto. Era algo nuevo para nosotros. Había incertidumbre por lo que podía pasar. Se hablaba del tema, de si el partido se jugaba o se suspendía, era una situación difícil de aislar. Lo hablamos en la concentración y por suerte después pudimos sacar adelante el partido. Pero el contexto no fue el de un encuentro normal, se notaba esa inquietud en los jugadores.

El futbolista tiene una vida social movida, de contacto permanente con muchas personas, en los entrenamientos, además de su vida familiar y las amistades. ¿Cómo se maneja la ansiedad en esta situación de aislamiento?

Es un poco lo que nos pasa a todos. Es una situación nueva. El deportista es una persona que está acostumbrado a mover el cuerpo permanentemente y necesita eso, más que otros. Y esto se ve limitado. Hay que tratar de convivir con esta situación de no poder hacer las actividades al ciento por ciento como habitualmente. El jugador de fútbol está acostumbrado a estar mucho tiempo al aire libre y hoy está la mayoría del tiempo encerrado, hay que aprender a convivir con ello. Somos animales de costumbres y nos tendremos que acostumbrar a esta forma. No es fácil y sobre todo que esto recién empieza. Ahí es cuando no hay que desistir y seguir cumpliendo las pautas de entrenamiento y prevención de la mejor manera.

Había algunos jugadores que ese estaban recuperando de lesiones, como Pablo Pérez, Formica, Nadalín, Moreno y Lema, ¿ellos como están ahora, los tiempos les pueden servir para rehabilitarse?

Casi todos ya esta semana iban a entrenar de manera casi normal con el grupo. Ellos siguen con los trabajos de recuperación en sus hogares y están en permanente contacto con los médicos, los kinesiólogos y con nosotros que les damos las pautas físicas para que se terminen de rehabilitar. A la vuelta a los entrenamientos el plantel seguramente estará el ciento por ciento a disposición.

Estaban conformes con el inicio del 2020, ¿el parate les llegó en un buen momento?

El equipo estaba pasando un buen momento en todos los aspectos, físico y futbolístico. Pero tocó el parate y contra esto no podemos hacer nada. Tenemos que tratar de que cuando se reanude todo seguir con esta mentalidad para continuar en la misma senda y si podemos mejorar bienvenido sea.

Hay jugadores grandes como Maxi y jóvenes en el plantel, ¿cómo se maneja esta situación en el parate?

Nos adecuamos a la posibilidad de cada uno en cuanto a los espacios disponibles. Obvio que el jugador más joven demanda otro tipo de necesidades físicas y ya lo hacemos durante el año. Ahora también hacemos diferenciaciones. Igual el escenario hoy es acotado y todo se empareja en esta situación.

Es muy prematuro hablar de plazos, pero ¿cuánto tiempo necesita un jugador de alta competencia para volver a estar en plenitud para jugar oficialmente?

Si los trabajos ahora se hacen bien la vuelta a la rutina será mucho menos costosa que si el jugador se quedara en un reposo absoluto de actividad. Hay que tener en cuenta que estos jugadores no están lesionados ni de vacaciones y deben estar entrenando en sus casas. Creo que inevitablemente si esto llegara a volver a la normalidad, por ejemplo el 31 de marzo, lo ideal sería tener entre siete a diez días de entrenamiento antes de volver a jugar.

Un consejo para la gente común que está en su casa en cuanto a realizar entrenamiento físico, ¿es recomendable?

El entrenamiento genera situaciones placenteras y sirve para gastar energías por estar encerrado, por la acumulación de comidas y bebidas producto del aislamiento. Todo lo que se pueda hacer en el hogar es recomendable, y saber que lo más importante es quedarnos en casa y cuidar a nuestras familias. Hay posibilidades de entrenamiento en internet, pero deben ser adecuadas a cada uno por su condición física.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario