Ovación

Costa y Briceño se despidieron rápido en el judo olímpico

El judoca tucumano Eduardo Costa fue eliminado de la categoría de hasta 100 kilogramos en Beijing con sólo una pelea ganada y otra perdida. En tanto, Lorena Briceño cayó ante la francesa Stephanie Possamai, en la categoría de hasta 78 kilogramos femenino.

Jueves 14 de Agosto de 2008

Beijing.- El judoca tucumano Eduardo Costa no pudo ratificar aquí las expectativas que en torno a él se habían generado, y hoy fue eliminado de la categoría de hasta 100 kilogramos de los Juegos Olímpicos de Beijing con sólo una pelea ganada y otra perdida.

En tanto, Lorena Briceño apenas pudo participar de una lucha en su debut olímpico, en el que cayó ante la francesa Stephanie Possamai, en la categoría de hasta 78 kilogramos femenino.

Costa había llegado a Beijing como una de las esperanzas de la delegación del judo argentino, tras dos experiencias olímpicas previas, en Sydney 2000 y Atenas 2004, donde había finalizado en el noveno y quinto lugar, respectivamente.

En su primera lucha, el tucumano consiguió un ajustado y sacrificado triunfo ante el eslovaco Zoltan Palkovacs, por un yuko de diferencia, luego de haber recibido ambos tres penalidades por parte de los jueces.

Pero en el siguiente combate, Costa apenas duró un minuto y 34 segundos contra el fuerte polaco Przemyslaw Matyjaszek, vicecampeón europeo, quien lo derrotó por ippon.

“Había quedado muy cansado de la pelea anterior. Me enganchó ahí arriba y no pude hacer nada”, se lamentó el judoca tucumano, en un sector de la 'zona mixta' del gimnasio de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Beijing.

Sin embargo, no tuvo posibilidades de revancha, porque el polaco cayó en su próxima pelea ante el holandés Henk Grol, último campeón europeo, y, como no llegó a las semifinales, dejó afuera del certamen al argentino.

Briceño, en tanto, hizo una buena pelea ante la francesa Possamai, pero terminó perdiendo por un shido, una penalización mínima que le aplicaron los árbitros, pero que alcanzó para dejarla afuera de la competencia.

Es que la judoca nacida en Lanús corrió la misma suerte que su compatriota, porque en los cuartos de final, su vencedora cayó ante la cubana Yanneils Castillo y así la dejó al margen de la rueda de perdedores.

Mañana concluirá aquí la competencia del judo de los Juegos Olímpicos, con el desarrollo de la categoría más pesada, la libre de peso o más de 100 kilogramos, en la que participará el argentino Sandro López, a sus 42 años.

Hasta el momento, el judo aportó la única medalla a la delegación argentina en Beijing, ya que en el primer día de competencia, la joven Paula Pareto obtuvo el bronce en la categoría de menos de 48 kilogramos femenino, siendo la primera presea de la historia del judo argentino en Juegos Olímpicos. (Télam).-

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario