Opinión

Hoy, hablan las urnas

Las primarias definirán tres competencias internas y se transformarán, además, en una encuesta real y con derivaciones políticas de fuste. Interés nacional por los resultados.

Domingo 28 de Abril de 2019

Llegó el día. Hoy, la provincia de Santa Fe tiene las primarias más importantes de los últimos años, pese a que para el ciudadano común se trató de la campaña con menos interés desde la instalación del sistema.

A saber: como nunca, los comicios locales tienen un interés nacional repleto de variantes, la interna del Frente Progresista pone en juego el futuro del oficialismo al frente del municipio y Cambiemos, de acuerdo a su performance, le podría marcar los pasos (hacia arriba o hacia abajo) a Mauricio Macri. Santa Fe no es Neuquén, ni Río Negro ni La Pampa.

El peronismo deberá confirmar si está en condiciones de parangonar la ola amarilla que, en 2017, le hizo saborear de nuevo las mieles del éxito al macrismo. A priori, el peronismo luce competitivo, con una competencia interna atractiva.

La duda que circunda a la clase política y al periodismo de análisis: ¿Santa Fe demostrará que Cambiemos es un espacio en retirada como pareció suceder en otras elecciones comarcales o, de la mano de José Corral, se pondrá de nuevo en la vía?

Y hablando de vía, el gobernador Miguel Lifschitz necesitará un triunfo de sus candidatos en Rosario y Santa Fe para poder tener un sitio de privilegio en la tercera vía que pretende encarnar junto a Roberto Lavagna, ese hombre de decisiones lentas, ¿demasiado lentas?

Por eso, Lifschitz jugó todas sus fichas aupando la candidatura de Verónica Irizar, quien debió hacer dos campañas al mismo tiempo: una para hacerse conocida y la otra para intentar derrotar a Pablo Javkin, otro buen candidato de la marca, pero que compite con otro auto.

Para los macristas rosarinos el desafío es no empañar el jolgorio que los envolvió después de haber ganado las elecciones a concejal con Roy López Molina, en 2017, que los envalentonó hasta el punto de medirse el traje para ingresar por la puerta más grande al Palacio de los Leones. Por lo pronto, en este vermut necesitará ganarle a Jorge Boasso para poder formar parte del banquete de junio.

A nivel provincial, están todos los balcones alquilados para presenciar la gran batalla peronista. Omar Perotti —un buen candidato— sacó nueva línea de marketing y perfil en la campaña, con consultoría de primer nivel, y María Eugenia Bielsa fue creciendo poco a poco de la mano de un discurso severo y comprometido. Si el peronismo logra confirmar los pronósticos, hoy ganará las elecciones.

Antonio Bonfatti vuelve al redil electoral con buenos números previos, la experiencia de haber gobernado la provincia y, por extensión, los muy buenos índices de conocimiento. Como un mantra se repetía en las carpas socialistas la posibilidad de que el actual presidente de Diputados sea el candidato individualmente más votado. Y esperar, en la general, que algunas margaritas se caigan del balcón peronista.

Atentos a los resultados estarán todos los dirigentes nacionales que esperan sacar tajada de la puesta santafesina. Si Cambiemos queda tercero, será leído como el ejemplo más concreto y pulimentado de la caída macrista, producto de la crisis económica, que hace tambalear hasta la candidatura de Macri por la reelección.

Si gana el peronismo, de la mano del acuerdo general entre todos los sectores, se mensurará de manera exitosa la decisión de Cristina Kirchner, quien les dijo a sus potenciales precandidatos: "Abajo, muchachos. El candidato es Perotti". Pero por allí anda Bielsa, reivindicando "el 80 por ciento de lo hecho por los gobiernos peronistas, desde Eduardo Duhalde hasta Cristina". La arquitecta es mucho mejor candidata que lo que fue su propia campaña.

Perotti fue el primero que largó, el que recorrió el territorio y el que tiene la estructura a su favor. Habrá que ver si con eso alcanza, o algo ha cambiado en la política. Bielsa confía en la fuerza de la transversalidad, en el voto "no dicho" y en cierto castigo a la política tradicional.

Por afuera de estos actores que se muestran en la marquesina, hay un cúmulo de protagonistas rosarinos y provinciales que intentan convertirse en noticia. Ciudad Futura espera una buena recepción para su lista a intendente (Juan Monteverde) y a concejal (Caren Tepp), que tenga rebote con Carlos Del Frade a diputado. Cargo al que también aspira Rubén Giustiniani por su propio espacio.

En la boleta a diputado jugará su chance el gobernador Miguel Lifschitz, quien intentará traccionar su alta imagen positiva como gestionador provicial. En el peronismo hay un menú de postulantes que suma casi una veintena de listas (Luis Rubeo, Leandro Busatto, Cachi Martínez, Silvina Frana, Claudia Giaccone y Lucila De Ponti, entre otros y otras) que columpian su apoyo a las nóminas de Perotti y Bielsa. Se verá también cuál será la performance de Izquierda Unida.

A la hora de la evaluación de las posibilidades, se tuvo en cuenta la existencia de los tres tercios como antecedente previo. Con mayor nitidez eso se dio en 2015, pero entonces el macrismo tenía en Miguel Del Sel a un candidato que le absorbía voluntades al peronismo. Corral, quien hizo lo correcto en la campaña, es radical, y la adhesión debería venir de ese vector.

Si el escenario de tres tercios queda plasmado, más difícil resultará el redireccionamiento en la general. Pero, si la pelea es entre dos, el tercero quedará seguramente con menos votos en junio, Y se hablará del voto útil. El único que buscó apoyos nacionales fue Corral, pese a que las cosas no le van bien a la Casa Rosada.

Y la gran expectativa de lo que ocurra bajo las luces de la gran ciudad: Rosario. Siempre Rosario decide preferencias e instala influencias. Además de lo ya mencionado entre Irizar y Javkin, más López Molina y Boasso, está el objetivo de Sukerman de consolidarse como el más votado individualmente. Para el futuro, no es lo mismo que el rival del peronismo sea Irizar a que sea Javkin.

Hoy, es día de primarias. Hoy, se resuelven tres finales. Hoy, sí habrá una gran encuesta. Que ganen los mejores.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario