La Región

Responsabilizan al gremio por los problemas en Vassalli

Así lo entendió el presidente del directorio de la emblemática industria de cosechadoras ante la crítica situación que atraviesa la firma.

Jueves 03 de Mayo de 2018

Luego de que los trabajadores de la fábrica Vassalli recibieran de la comunidad de Firmat un contundente apoyo a la drástica decisión de haber tomado el establecimiento para custodiar los bienes y defender sus fuentes de empleo, el presidente del directorio de la empresa, Néstor Girolami, sorprendió al responsabilizar al gremio de la crítica situación que atraviesa por estas horas la emblemática industria de cosechadores.

Al menos así lo planteo ayer en declaraciones formuladas en una emisora radial de la localidad cordobesa de Isla Verde, donde reside.

El empresario que comanda el grupo de concesionarios que tomo las riendas de Vassalli Fabril hace un par de años no dudo en culpar al sindicato metalúrgico local y parte de los trabajadores de haber llevado a la empresa "a este cuello de botella que, por más que queramos, (hace que ahora) no podamos pagarle a ellos (por el personal), a los proveedores ni a nadie", dijo.

"Siempre, aunque sea en forma atrasada, fuimos pagando, pero si no hay producción no podemos pagar más", insistió al tiempo que achacó falta de compromiso al sector laboral al sostener que es necesario "entender que el esfuerzo debe ser de ambas partes porque (de lo contrario) no se puede salir adelante". Y si bien admitió que "hay familias de (trabajadores) que están privándose de cosas" debido a los atrasos salariales pidió "ponernos las pilas entre todos para que la cosa funcione y ande".

Girolami endilgó además a los trabajadores que al parar la producción impidieron que salgan "ocho máquinas (cosechadoras) que se comprometieron (a fabricar) porque sino hoy estaríamos hablando de otra cosa, ya que cada una cuesta entre 5 y 6 millones de pesos", y lo adeudado en concepto de haberes ronda "los 12 o 13 millones de pesos que aunque tenemos viabilidad para pagarlo no (lo haremos) en esta situación", según aseguró en la entrevista realizada en FM Estación Isla Verde.

El empresario aclaró que Vassalli "tiene un problema financiero, pero no económico ya que lo adeudado es una tercera parte de lo que tiene en stock de maquinas y producción" para luego advertir que "sino producimos no funcionamos y (en estas condiciones) no va a venir ningún comprador porque, hoy por hoy, así la empresa es inviable".

Girolami defendió la gestión que lleva adelante el grupo que conduce Vassalli al resaltar que logró refinanciar una deuda de casi 280 millones de pesos con Banco Nación además de regularizar otras con entidades bancarias así como la Afip y otros acreedores. "Agarre Vassalli porque sino cerraba", resaltó Girolami al tiempo que dijo "sentirse orgulloso y tranquilo porque hice más de lo que podía por la empresa".

El empresario, además, dijo: "No estamos dispuestos a seguir aportando hasta no (encontrar) reciprocidad (de la otra parte)" tras sostener que no encontró apoyo del gremio que "siempre pone palos en las ruedas", pese a que "Vassalli es una empresa que estamos sacando del pozo".

Y también se quejó de que los trabajadores supuestamente no respondan a las actuales exigencias de la empresa después de "estar dos años trabajando cuatro horas (por día) y cobrando ocho y haciendo hamburguesas y jugando al truco, porque no hacían otra cosa. Después de un letargo así es difícil que pretender que fabriquen 40 maquinas por mes cuando no llegaron ni a once".

Claro que la postura tanto del gremio como de los trabajadores contradice las polémicas afirmaciones de Girolami al que califican de "empresario inescrupuloso" al punto que resolvieron excluirlo como interlocutor en las negociaciones.

Ayer el gremio hizo la presentación oficial en la delegación rosarina del Ministerio de Trabajo en relación al conflicto desatado en Vassalli ante un nuevo incumplimiento de la empresa a compromisos de pagos por haberes adeudados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario