La ciudad

El calvario de una noche de julio que culminó en el hospital

El 7 de julio de 2019 Jimena había ido con amigos a una cervecería de avenida Pellegrini y Mitre.

Martes 07 de Enero de 2020

El 7 de julio de 2019 Jimena había ido con amigos a una cervecería de avenida Pellegrini y Mitre. En ese lugar compartieron la mesa con otras dos mujeres con quienes se retiró caminando cerca de las 12 de la noche. Ella sólo recuerda que salió caminando hacia su casa. En una cámara del local se la ve salir con total normalidad. Media hora después ocurrió el ataque en Maipú al 2200. Pero ella no logra recordar qué sucedió. Se despertó en el hospital, donde debió ser sometida a una cirugía porque había sufrido un violento golpe que le fracturó el tabique nasal.

"Me acuerdo de ponerme la campera para salir. Y lo próximo que recuerdo es abrir los ojos y estar en el hospital. Todo lo que sabemos que pasó después es por el video que consiguieron mis padres y mi hermana. Yo no recuerdo nada", le dijo a un canal de televisión. En el video que el 2 de enero fue difundido por la Fiscalía en procura de datos se ve que el agresor y la víctima aparecen en el frente del edificio. Ella venía siendo golpeada y estaba en estado de semi-inconsciencia.

El atacante la acuesta en el palier y luego de unos minutos intenta besarla. Ella reacciona y logra sacarse de encima al ofensor, quien la levanta e intenta llevarla a otro espacio. Entonces ambos salen unos segundos de imagen pero enseguida regresan: se ve cuando el atacante la arroja al piso con violencia. Ella queda tirada inconsciente en el piso. En ese momento el desconocido le sustrae su DNI, el celular, la tarjeta de débito, un reloj y las llaves.

Jimena fue hallada desmayada 45 minutos después por un vecino que avisó al 911 y al Sies. La mujer le agradece haberle salvado la vida, porque la encontraron "boca arriba vomitando". Fue llevada al Hospital Provincial, donde constataron golpes en la cabeza con pérdida de conocimiento y la fractura del tabique nasal con desviación y dificultad respiratoria. Tuvo que ser operada y permaneció internada hasta el 11 de julio.

"En el video se ve que estoy en un estado... como drogada. No porque haya consumido algo", aclaró. No descarta que alguien le haya administrado alguna sustancia: "Creo que en el bar no, porque hay cámaras y no se ve nada. En el hospital no nos dieron los análisis toxicológicos, no voy a saber nunca qué tenía en mi cuerpo", indicó.

Su familia llegó al hospital porque les avisaron que tenía un "coma alcohólico". Cuando la madre la vio con la cara desfigurada les preguntó a los médicos si la habían violado, pero le respondieron "que se quedaran tranquilos, que me habían revisado y estaba todo bien. Pero no existió examen ginecológico ni nada", indicó Jimena.

El video que captó la agresión, en tanto, fue sometido a un proceso de mejoramiento de imágenes y la Fiscalía accedió a él en noviembre. Al ver el rostro de su atacante en el video, a Jimena no le resultó familiar porque no recuerda el hecho: "No tengo registro de la situación, ni del momento en que me aborda. Lo cierto es que tuve tres meses de recuperación, me tenían que ayudar a levantarme porque me caía, mis hermanas me ayudaban a bañarme porque no podía hacerlo. Después de lo físico vino darme cuenta de lo que me pasó. Todavía no puedo volver a trabajar, pero tampoco puedo salir sola a la calle", dijo Jimena, quien además de la detención del agresor para que "no le pase a otra persona", espera llegar a entender qué pasó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario