Información Gral

La tripulación de la fragata Libertad en Ghana resistió con armas un intento de remolque

Los marineros apuntaron con rifles a los agentes portuarios, que finalmente desistieron del abordaje. La orden del gobierno argentino es no moverse del lugar. Debió mediar la embajadora argentina.

Viernes 09 de Noviembre de 2012

La tripulación de la fragata argentina Libertad, retenida desde hace más de un mes en un puerto de Ghana por una orden judicial, amenazó con abrir fuego cuando autoridades portuarias intentaron abordarla esta semana para amarrar la nave en otra área de la terminal.

Los marineros apuntaron con rifles a los agentes portuarios, que finalmente desistieron del abordaje. Susana Pataro, la embajadora argentina en Nigeria —y que también oficia en Ghana— tuvo que llegarse al lugar para mediar en el conflicto. Cabe recordar que el gobierno argentino dispuso el 24 de octubre el regreso al país de la mayoría de los tripulantes, aunque dejó una dotación mínima junto al capitán para que quede al cuidado del buque. La fragata argentina está retenida por un pedido judicial del "fondo buitre" estadounidense NML, que no ingresó al canje de deuda lanzado por la Argentina tras el default de 2002.

La autoridad portuaria de Ghana quiere desplazar la fragata, un buque de instrucción militar, a un amarradero para evitar una mayor congestión del puerto de Tema. Pero el miércoles, cuando funcionarios del puerto intentaron mover la embarcación, tripulantes argentinos amenazaron con usar las armas. “Sí, es verdad, yo estaba ahí y ellos sacaron rifles y nos apuntaron”, dijo Jacob Kwabla Adorkor, un director de la autoridad portuaria de Ghana al diario argentino La Nación, que confirmó un reporte del periódico ghanés The Chronicle.

Las autoridades del puerto cortaron el suministro de agua y electricidad a la fragata, en preparación de su traslado del amarradero número 11, al número 6, dijo The Chronicle. Pero, los tripulantes de la fragata Libertad cerraron su paso y luego amenazaron usar las armas para resistir el traslado. La tensión duró unas cuatro horas, agregó.

La tripulación de la fragata Libertad fue reducida a menos de 50 marinos, luego que unos 300 regresaran a Argentina el mes pasado en un vuelo charter. El Ministerio de Defensa de Argentina inicialmente presentó un pedido rechazando la detención y reclamando inmunidad soberana para el buque militar, pero una corte en Accra ratificó el embargo como legal. (Fuente: Reuters)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS