Cartas de lectores

Clamor por justicia

Hay una historia que no ha sido común a lo largo del Virreinato del Río de la Plata, pero que ha transitado por territorios de complementación económica durante muchos años, en especial cuando ambos países decidieron la creación del Mercosur.

Jueves 28 de Marzo de 2019

Hay una historia que no ha sido común a lo largo del Virreinato del Río de la Plata, pero que ha transitado por territorios de complementación económica durante muchos años, en especial cuando ambos países decidieron la creación del Mercosur. La rivalidad futbolera es proporcional a la pasión que despierta el fútbol y forma parte del folclore regional, pero en la convivencia cotidiana, argentinos y brasileños son hermanos por elección. Desde hace muchos años, con mi esposa disfrutamos las vacaciones con nuestros hermanos brasileños en Cachoeira do Sul. La vida en ese apartado lugar, transcurre sin prisa ni ruidos estremecedores. Allí, en las playas o bares, solemos conversar animadamente con ellos y la corrupción nunca está ausente. Siempre tuvimos coincidencias en la admiración por el "mani pulite" que irrumpió en Italia, merced a ese valiente fiscal Di Pietro, que fue consecuente con los valores éticos y morales perseguidos en su época de estudiante. Más acá en el tiempo, pudimos valorar las convicciones del fiscal Moro, que pudo llegar "hasta el hueso" en el Lava Jato, cuando dejó al desnudo las coimas que Odebrecht pagó, que se extendieron a varios países de América Latina (el nuestro entre ellos, aunque la Justicia hace ya dos años que se debate entre actuar o no actuar). Con las órdenes de detención de Temer, (luego liberado) de su mano derecha, y del Coronel Filho (su amigo personal), emitida por el juez Marcelo Bretas, quedó muy en claro que en Brasil la Justicia pesa a todos en la misma balanza, y que los ladrones, sean de izquierda o derecha no son "presos políticos" (como surge del mendaz relato populista) sino "políticos presos". Ese actuar de las instituciones brasileñas produce sana envidia, y debería movilizarnos a presionar para que en nuestro país la tan criticada Justicia pueda depurarse y llegar a actuar con la misma independencia y celeridad, para así reivindicarse ante sus compatriotas.

Juan José de Guzmán


¿Qué es el nepotismo?

Según la Real Academia Española, nepotismo significa: "Desmedida preferencia que algunos dan a sus parientes para las concesiones o empleos públicos". En buen romance se puede traducir como "acomodo". En el caso del intento sucedido en estos días con los nombramientos para cargos en el Ministerio Publico de la Acusación estamos frente a un inequívoco caso de nepotismo. Muchas veces se escucha decir a funcionarios provinciales de distintos rangos que en nuestra provincia se administra con transparencia y que no hay casos de corrupción. ¿Acaso crear cargos y/o ocuparlos con parientes y amigos de funcionarios, cuya única competencia que esgrimen es ser hijos, hermanos, yernos de quienes detentan el poder de turno, no es corrupción? ¿Olvidan que los sueldos y demás prebendas las pagamos con impuestos todos los ciudadanos? Hay que recordarles a estos señores que de ser necesario personal, debe evaluarse la capacidad y trayectoria de quienes verdaderamente corresponde que los ocupen.

María Cristina Grecco


Decretos secretos

Como es bien sabido el dicho "Nunca más" implica que ningún gobierno puede avasallar los derechos esenciales de la gente, incluyendo los derechos inalienables de habeas corpus, habeas data, de privacidad, de libertad de expresión y libre albedrío. El presidente Macri aparentemente está convencido de la validez y vigencia de este dictum porque fue retratado con un cartelito que tenía el "Nunca más" impreso. Es curioso, entonces que haya sido necesaria la intervención de la Corte Suprema de Justicia para obligarlo a hacer públicos los decretos de la última dictadura. Si el presidente supone que con revelar documentos desclasificados en EEUU ya cumplió con la sentencia de la Corte, está errado: es necesario hacer público el contenido de los decretos firmados durante el Proceso (1976-83) porque aclarará cómo es que las familias más ricas del país hicieron su fortuna al mismo tiempo que otros perdían todo, incluyendo la vida. Si, como se sospecha, lo hicieron a costa de estos últimos sirviendo los intereses de un Estado avasallador y destructor, sugiero que se extienda y aplique el principio de extinción de dominio a dichas familias, del mismo modo que intentamos hacer con las familias corruptas del kirchnerismo.

Leonardo Peusner


Marcha a favor de la vida

¡Qué alegría ver una manifestación tan numerosa a favor de la vida! Es cruel condenar al más indefenso, que no puede hablar ni llorar, pero seguramente sufrir cuando lo desgarran. Busquemos encontrar a una de esas mujeres que esperan ansiosas poder adoptar un niño. ¡Seamos humanos!

DNI 5.543.312

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});