Política

Matías Kulfas: "En materia industrial, Santa Fe es la provincia que lidera la recuperación"

El ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, que el lunes estará en Las Parejas y Armstrong, destacó el rol de la provincia en la reactivación económica. También dijo que están haciendo gestiones por la empresa Dow de Puerto San Martín

Domingo 29 de Agosto de 2021

“Queremos generar una nueva familia de sectores productivos en Argentina”. Así resumió el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, el programa de desarrollo industrial que promueve el gobierno nacional para el largo plazo. Se traduce en proyectos específicos para incentivar la industria 4.0, la electromovilidad, el cannabis, el litio y la agregación de valor en el sector de hidrocarburos y la agroindustria. Estos y otros ejes fueron analizados en el Congreso de la Producción y el Trabajo que reunió el jueves pasado a cámaras empresariales y gremios industriales con las principales espadas del gabinete económico de Alberto Fernández. No hubo allí representación de la Unión Industrial Argentina (UIA). Pero Kulfas fue invitado por la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe) al acto conmemorativo del Día de la Industria que se realizará en el polo de producción de maquinaria agrícola de Armstrong y Las Parejas. “Santa Fe lidera la recuperación industrial, que ya está por encima de 2019”, subrayó el ministro en diálogo con LaCapital. Horas antes de pisar suelo santafesino, el funcionario aseguró que se está trabajando para encontrar una “salida virtuosa” al conflicto presentado con el anuncio del cierre de la planta de Dow en Puerto San Martín. De todos modos, destacó las cifras de aumento de la inversión en el país. “La idea del éxodo de empresas es una fake news”, enfatizó. No dio pistas sobre si se prorrogará la medida que restringió la exportación de carne. Sí aseguró que logró el objetivo inicial de “estabilizar el precio de la carne”.

_El lunes va a estar en Las Parejas y Armstrong, el polo de producción de maquinaria agrícola más importante del país. ¿Es el lugar que expresa la situación real de la industria hoy en el país?

_Sí. En materia industrial Santa Fe es la provincia que lidera la recuperación. Dentro de un sector, como el manufacturero, que hoy está produciendo 5% por encima de 2019, con lo cual no sólo está resolviendo los problemas de pandemia sino que produce más que antes, producto también de las políticas activas que llevamos adelante. Esto se replica también en otras provincias. El jueves pasado pusimos en marcha el plan de desarrollo industrial para la década, con todas las cámaras empresarias y los sindicatos industriales. Ya venimos trabajando en mesas sectoriales, en el Consejo Económico y Social. Todas estas acciones ya se expresaron en medidas, acuerdos y, en algunos casos, proyectos de ley. Los queremos formalizar en un plan que disponga de metas específicas y efectivas que se puedan calibrar. Y queremos trabajarlo tanto a nivel sectorial como con las provincias.

_En la reunión que menciona, convocada por el Congreso de la Producción y el Trabajo, ¿están los sectores con los que quieren tener interlocución?

_Están expresados todos los sectores de la producción y el trabajo. No hubo ninguna omisión. Puede haber faltado alguien por una cuestión de espacio porque por la pandemia hay que ser restrictivos. Pero estaban las cámaras industriales, el presidente del Consejo Agroindustrial, el sector de la industria del conocimiento. Nuestro objetivo no es hacer un debate político de esto sino discutir un rumbo de desarrollo con eje en lo productivo y lo laboral.

_No participó la UIA de ese encuentro. En cambio Fisfe, que forma parte de la UIA, organiza el acto del que va a participar en Armstrong. ¿Es más fácil articular con la central fabril desde los territorios que con la cúpula?

_No nos metemos en las internas de las entidades. Cada entidad define su conducción como le parece. Trabajamos desde el principio con una visión territorial, tanto con las cámaras sectoriales como con las entidades generales, como la UIA y otras más. Hemos tenido una muy buena relación con la Unión industrial. En los últimos meses hubo un cambio de conducción que un poco tensó la situación pero nosotros seguimos dialogando y con la misma dirección.

_¿Cuáles son las metas a largo plazo del plan de desarrollo industrial?

_Hay dos aspectos. Por un lado, las políticas de reactivación. Ahí estamos con todo el paquete de parques industriales, desarrollo de proveedores, planes sectoriales, como el automotriz. La política de inclusión financiera de las pymes, que es inédita en Argentina. El año pasado llegamos con financiamiento accesible y garantías a 1,1 millón de micro, pequeñas y medianas empresas y monotributistas. Y esto es sólo el comienzo porque fondeamos el fondo de garantía argentino y la idea es incluir más pymes. Luego está la mirada del desarrollo, que significa ampliar la matriz productiva y diversificar. Ahí incorporo cuatro o cinco dimensiones novedosas: el plan industrial 4.0, la economía del conocimiento y la ley de movilidad sustentable, ya que Argentina tiene la oportunidad y posibilidad de insertarse en la fabricación de vehículos eléctricos y baterías, de utilizar el litio . Se abre la dimensión del desarrollo productivo verde. Y agrego el desafío de la industria del cannabis y el cáñamo industrial. El objetivo es fortalecer la competitividad y productividad de los sectores que hoy tenemos y, al mismo tiempo, generar una nueva familia de sectores productivos de la Argentina. Hay muy buenos avances. El presidente anunció el 1º de marzo seis proyectos de ley que van en este sentido. Dos fueron enviados: el de cannabis, que tiene media sanción, y el de la ley automotriz. El de movilidad sustentable esperamos presentarlo en la segunda quincena de septiembre. Está muy avanzado el proyecto de ley de compre argentino y también los de ley de hidrocarburos y ley agroindustrial. Son seis iniciativas parlamentarias que serán la base para cambiar la cara de la matriz argentina.

_El gobierno acaba de elevar la previsión de crecimiento de 2021 al 8%. ¿Es el techo?

_Es posible que se crezca un poquito más. La realidad es que hay un escenario de incertidumbre asociado a la pandemia. En la medida en que la situación actual se mantenga puede ser un poco más alto ese número. No creo que se logre recuperar todo el terreno perdido de la pandemia (-9,9%) este año porque hay sectores que estuvieron prácticamente paralizados. Pero a pesar de eso, se está recuperando más del 80% de lo perdido en 2020. Esto es porque hay sectores que crecen fuerte por encima de esa comparación.

_¿Se mantendrán las restricciones cambiarias?

_Nuestro objetivo es flexibilizarlo en la medida en que haya mayor previsibilidad macroeconómica y mejores condiciones en el mercado de cambio, con mayores exportaciones. Las restricciones cambiarias que vimos al inicio de la gestión, que las había puesto el gobierno anterior, no son nuestro método favorito. Pensamos más en las regulaciones que tuvimos entre 2002 y 2011. Hemos hecho una primera flexibilización en marzo, con un decreto que permite a los inversores que tengan un ingreso de divisas importante tener un mayor acceso al mercado de cambios para pago de deuda, utilidades e importaciones. Y nuestro objetivo es expandir esa señal en la medida que tengamos mayor solvencia en el sector externo.

_¿Se están yendo las empresas?

_La idea del éxodo de empresas es una fake news. En el primer trimestre la inversión creció 14% respecto de 2019. Hoy en Argentina la inversión está creciendo. Luego, si uno quiere tomar un caso particular de una empresa que se va por una reestructuración global, hay que tener en cuenta también que en la mayoría de los casos las sucursales locales fueron compradas por otras compañías. El resultado es muy claro, la inversión está creciendo en todos sus componentes: construcción, maquinaria nacional, maquinaria agrícola. Y desde que asumió Alberto Fernández tuvimos 900 anuncios por u$s 34 mil millones. Esa es la única realidad.

_En la región causó mucha preocupación el anuncio de cierre de la planta de polioles de Dow en Puerto San Martín. ¿Hay gestiones para revertir esa decisión?

_Hemos tenido conversaciones con los directivos de la empresa. Nos comentaron que es una decisión global, que no obedece a una situación de Argentina en particular. Sino que la compañía por temas tecnológicos y de organización global de la producción tomó la decisión de cerrar tres plantas, algunas en Asia y otra en Argentina. Estamos trabajando con ellos para que este proceso genere la menor cantidad de complicaciones posible en la región, que pueda la compañía absorber el personal o genere algún esquema alternativo de inversión. No está cerrada la discusión, por el contrario. Incluso ellos han manifestado públicamente su vocación de ampliar las inversiones en el país. Esto tiene que ver con una reestructuración específica de una de las unidades de negocios del grupo. Lo aclaro porque apareció un comentario en redes sociales que decía que Dow se iba de la Argentina y esto es falso, por el contrario, planea aumentar inversiones. Pero sí lo que ha dicho es que esta planta que tiene desde hace varias décadas, en la reestructuración global dejaría de funcionar. De todas maneras seguiremos discutiendo para encontrar una salida virtuosa.

_De cerrarse la planta, además de peligrar los puestos de trabajo se perdería la producción nacional de un insumo importante para otras industrias. ¿Podría gestionarse un traspaso?

_Ellos manifiestan que es una planta muy integrada con otra brasileña, por lo cual no parece sencillo que continúe bajo otra conducción, ya tendría la misma dependencia respecto de los insumos que se procesan en esa planta. Pero es un tema que se está conversando en una mesa de trabajo, en la que también está el gobierno provincial, con la prioridad puesta en el abastecimiento de insumos y productos en el país y también el empleo.

_Se vence el plazo de la resolución que limitó las exportaciones de carne vacuna. ¿Se va a prorrogar o se va a flexibilizar? ¿Qué evaluación hacen del resultado de la medida?

_Nuestra evaluación muestra que el precio interno de la carne se estabilizó. Entre octubre del año pasado y junio el aumento fue exponencial, sostenido y poco justificado por la estructura de costos. Es una cadena que tiene muchos componentes de informalidad y estancamiento productivo. Hace décadas que el sector produce la misma cantidad de carne por año. Y pasan cosas insólitas como trabajadores cargando una media res de 120 kilos en un negocio de una gran ciudad. Hace rato que venimos viendo la situación de la cadena de ganados y carnes de manera integral. Las medidas que tomamos de cuotificación de exportaciones son transitorias. La tomamos para frenar esta oleada especulativa. Ya a fines de junio se estabilizó el precio y en julio y agosto hubo reducciones leves pero reducciones al fin. Ese objetivo está logrado pero no es el central. Buscamos una reestructuración de toda la cadena. Hemos planteado el cuarteo en todos los frigoríficos, queremos formalizar la cadena, tener un sector exportador sano y fomentar la producción con un plan ganadero. Vamos a seguir trabajando con mucha fuerza para que el sector se ordene. Y aproveche una oportunidad histórica como es el mercado asiático.

_Hace unas semanas hubo una rehabilitación parcial. ¿Puede haber más?

_Hay sectores que instalaron que hoy están cerradas las exportaciones de carne y eso es absolutamente falso. Argentina está exportando carne a niveles superiores al promedio histórico de los últimos años. Hoy están habilitadas todas las cuotas arancelarias, tenemos una cuota habilitada al 50% de lo que era el año pasado, y agregamos una cuota Kosher. La exportación está funcionando, lo que queremos es que conviva con el mercado interno y que el consumidor no deba pagar los precios prohibitivos de los últimos meses.

_¿Qué evaluación hace de los planes de incentivos al consumo?

_Positiva. Tuvimos un shock fortísimo de precios internacionales y un pico de inflación en marzo, que luego fue bajando. Esperamos cerrar agosto debajo del 3% mensual. Y en ese marco los programas como Ahora 12, ampliando algunos sectores hasta 30 cuotas, mueve mucho el consumo. Vamos en esta dirección: reducción de la inflación mes a mes, aumento de salarios y programa de fortalecimiento del consumo, que dan un empuje adicional.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario