El Mundo

Trump no reconocería una derrota ante Biden

"Veremos qué pasa", se limitó a comentar cuando le preguntaron si admitiría una victoria demócrata en las elecciones del 3 de noviembre

Jueves 24 de Septiembre de 2020

Líderes demócratas y republicanos del Congreso estadounidense debieron salir rápidamente a relativizar afirmaciones explosivas del presidente Donald Trump, quien declinó comprometerse a reconocer una derrota electoral y a una transferencia pacífica del poder si pierde en las elecciones de noviembre.

Trump dijo en una conferencia de prensa: "Veremos qué pasa'', en respuesta a una pregunta sobre si respetaría los resultados. "Saben que me he estado quejando muy fuertemente sobre las boletas, y las boletas son un desastre'', agregó el presidente.

El senador Mitch McConnell y otros líderes del Partido Republicano no titubearon a la hora de comprometerse con una transferencia pacífica si Trump pierde. "El ganador de la elección del 3 de noviembre será juramentado el 20 de enero'', declaró McConnell, líder de la mayoría senatorial, en un tuit. "Va a haber una transición ordenada, como la ha habido cada cuatro años desde 1792'', subrayó para disipar las dudas que sembró Trump.

La presidenta de la Cámara baja, la demócrata Nancy Pelosi, calificó de "realmente lamentable'' que el presidente de Estados Unidos siquiera crease ese interrogante. "¿Qué pensarían los padres fundadores del país?'', se preguntó. "Cálmese, señor presidente'', declaró Pelosi en una conferencia de prensa.

Le recordó a Trump que Estados Unidos no es Corea del Norte, Rusia, Arabia Saudí u otro país con "los dictadores que él admira". "Usted está en Estados Unidos de América. Es una democracia'', aseveró Pelosi. "Así que ¿por qué no trata por un momento de respetar nuestro juramento a la Constitución de Estados Unidos?''. Añadió que confía en que los votantes en Estados Unidos depositaran sus boletas y elegirán al presidente. Pelosi y Trump son enemigos jurados desde que la demócrata impulsó un fallido juicio político contra el presidente republicano el año pasado.

Ningún legislador republicano defendió a Trump en este tema tan espinoso. El senador Lindsay Graham, aliado de Trump y jefe de la Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado, declaró al programa "Fox & Friends'' que "si los republicanos perdemos, aceptaremos los resultados. Si la Corte Suprema falla en favor de Joe Biden, yo aceptaré el resultado''. En este caso, el senador dejó abierta la posiblidad de recurrir a la Corte Suprema, tal como hicieron los demócratas en 2001 en la peleada elección entre George W. Bush y Al Gore.

La representante republicana Liz Cheney, una de las líderes de la minoría en la Cámara de Representantes, tuiteó: "La transferencia pacífica del poder está consagrada en la Constitución y es fundamental para la supervivencia de nuestra República. Los líderes del país prestamos juramento a la Constitución. Nosotros sostendremos ese juramento''.

El veterano senador republicano Richard Shelby, jefe de la Comisión de Asignaciones Presupuestarias, indicó: "Siempre hemos tenido una transición pacífica del poder. Es uno de nuestros sellos distintivos. Y pienso que este año no será una excepción''.

Es sumamente inusual que un presidente exprese desconfianza en el proceso electoral de la democracia estadounidense. Pero hace cuatro años, Trump se negó a comprometerse a aceptar los resultados electorales si Hillary Clinton, su rival demócrata, ganaba. A Biden, su oponente demócrata actual, se le preguntó sobre los comentarios de Trump tras llegar a Wilmington, Delaware. "¿En qué país estamos?'', preguntó con tono incrédulo, y añadió: ``Estoy bromeando. Mire él dice las cosas más irracionales. No sé qué decirles sobre eso. Pero no me sorprende''.

Trump ha estado manteniendo una campaña contra la votación por correo, tuiteando y hablando críticamente sobre el sistema. Pero muchos estados están alentando la votación por correo para evitar el riesgo de contagio de Covid-19 medio de la pandemia.

El presidente, quien vota por correo, ha tratado de establecer una distinción entre los estados que envían automáticamente boletas a todos los votantes registrados y aquellos que, como Florida, las envían solamente a los votantes que las solicitan. Trump ha dicho, sin evidencia alguna, que las votaciones masivas por correo llevarían a un fraude enorme. Los cinco estados que usualmente envían boletas a todos los votantes no han registrado fraude significativo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS