Edición Impresa

Un camionero dice que llevó a María Cash desde Salta a la Capital

El chofer se lo contó al padre de la joven desaparecida, quien ayer divulgó la versión "Recién se dio cuenta de que era ella al volver a Salta", explicó éste. La chica falta desde julio.

Miércoles 11 de Enero de 2012

A poco más de seis meses de la desaparición de María Cash, su padre Federico Cash dijo que su hija podría estar por la zona de Núñez ya que, según confesó, un camionero lo llamó para decirle que la había transportado desde el norte del país hasta cerca de la cancha de River, adonde la dejó el viernes alrededor de las ocho de la mañana.

Cash dijo que el camionero, de apellido Palomino, le dio de comer a una María evidentemente hambrienta tras levantarla en su camión Mercedes Benz blanco con acoplado en un puesto de Metán, en Salta. En ese momento no la reconoció, aclaró el papá: "Recién advirtió que la chica a la que había llevado podía ser María una vez que regresó a Salta y la vio por televisión", manifestó. "La vio devorar todo lo que tenía adelante como si hiciera varios días que no comía", relató Cash, quien cree esperanzadamente que se trata de su hija.

La historia de la joven María Cash, de 29 años, es una verdadera intriga nacional desde el 8 de julio de 2011 cuando se la vio por última vez en un consultorio médico de San Salvador de Jujuy, según lo que se pudo reconstruir de sus pasos.

Había salido de Capital Federal cuatro días antes, el lunes 4 de julio, en un micro que abordó en la estación Retiro. Portaba una valija repleta de ropa que había fabricado para vender más otras dos mochilas, su DNI, su celular, una bandolera y la ropa que tenía puesta. Su destino era Salta.

María, de acuerdo a las crónicas periodísticas que profundizaron en su historia, es una chica bohemia, con ganas de ser libre. Así como estudió algunos meses Indumentaria, diseñó su ropa y la vendió en locales porteños, tuvo algunos trabajos como modelo y hasta apareció en Caras Novias luciendo vestidos del afamado diseñador Laurencio Adot. Hizo yoga en el Abasto, alquiló una casa con amigas, viajó por Córdoba, Brasil y Bolivia y tenía en mente abandonar Buenos Aires.

De negro. Su papá contó que "tiene zapatos negros, jean negro, blusa blanca y cartera marrón", de acuerdo a la narración que le hizo el camionero Palomino. Y agregó que María podría estar "amnésica".

"La amnesia es puntual hacia algunas cosas, pero el desenvolvimiento de ella es casi normal", explicó.

Para el papá, es absolutamente comprensible que el camionero que la transportó no haya avisado a la policía. Un error que se repite en cada uno que dice haberla cruzado.

"Suele ocurrir que están con ella pero reparan que es María dos o tres días después. Es muy difícil reconocer a una persona, incluso para un familiar", dijo Federico. Y añadió: "Estoy cansado de dar vuelta a una chica para ver si es o no es mi hija".

"Atiné a hablar con la comisaría 51 porque estaba agotado después de un día de trabajo. Me dijeron que lo iban a tener en cuenta. Yo no puedo perder un minuto. Para colmo me robaron el auto anteayer a la noche en el barrio de Palermo. Es un Fiat Duna rojo, con la puerta trasera abollada", precisó.

Cash pidió colaboración a la población a fin de encontrar a su hija, a quien describió vestida con una blusa blanca, pantalón negro y zapatos negros. "Ruego que si alguien la ve que por favor la retenga y nos llame", remarcó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario