Edición Impresa

El dolor por las muertes de un accidente impune

La queja de una familia truncada por un choque en el puente a Victoria expone la ineficacia del aparato legal para juzgar a infractores que matan.

Martes 03 de Septiembre de 2013

Un fatal accidente ocurrido en junio del año pasado puso en evidencia una vez más el conflictivo abordaje legal a la hora de juzgar a los responsables de siniestros que truncan vidas. Tal es el caso de la familia paranaense Crovetto-Sena que manifestó su disconformidad con el accionar de la Justicia de Victoria al considerar que debe procesar y condenar al infractor que sobrepasó en una curva y con doble línea amarilla a un camión, impactando de frente con el vehículo en el que viajaban cuatro de sus miembros, de los cuales dos murieron.

El hecho ocurrió el 10 de junio de 2012, en el kilómetro 16 del viaducto a Victoria, cuando chocaron un Honda Fit y un Volkswagen Gol. En el primero regresaban a Paraná desde Rosario Laura Silvina Sena (45), María Florencia Crovetto (30) su esposo Santiago (30) y la pequeña hija del matrimonio, de 16 meses. El Volkswagen era conducido por Francisco Ariel Alvarez. En total iban a bordo seis personas, lo cual debió ser impedido por el control caminero.

Como consecuencia del accidente Florencia Crovetto murió instantáneamente. Laura Sena luchó 100 días en terapia intensiva y también falleció, y Santiago, esposo de la infortunada Florencia, tardó tres meses en rehabilitarse de las heridas. La beba sobrevivió pero deberá seguir su vida sin su mamá. Los pasajeros del VW Gol no sufrieron lesiones graves.

Alvarez tenía el carné vencido hace tiempo y no era el titular del auto que manejaba, que por cierto estaba en situación irregular, según trascendió. El hombre, domiciliado en La Matanza, no asistió a las reiteradas citaciones del fiscal victoriense Eduardo Guaita, que lo imputó por homicidio culposo y lesiones culposas.

Sobre este funcionario judicial, los deudos de las víctimas vertieron recientemente duras acusaciones por considerar que los "humilló" y "devastó", en una entrevista previa a la indagatoria de Alvarez.

Aseguran que Guaita les dijo que "es política de ese Juzgado y de la provincia de Entre Ríos, no procesar a nadie por una infracción de tránsito. Todas las contravenciones son consideradas de igual modo, no importa el resultado de la misma".

También le adjudican haber señalado, en ese marco, que "no se envía a nadie a la cárcel porque no es allí donde las personas pueden recuperarse o reintegrarse a la sociedad" y que a la hora de acordar instancias reparadoras, "otorgar la probation es un derecho que al imputado le cabe y que permite dar un fin a esta causa y que cada uno siga con su vida. Si no la otorgamos en esta instancia se la darán en otra".

Por otra parte, los familiares de las víctimas se quejaron por las dilaciones en la causa y exigen "una instancia reparadora que nos permita seguir como familia, como personas", reza textualmente la carta firmada por Mariana Sena y María Eugenia Crovetto, difundida por redes sociales y medios.

Descargo. El fiscal victoriense explicó sobre las dilaciones, que "el expediente se demoró al fallecer la segunda víctima a más de tres meses del hecho, que pasa a ser homicidio culposo múltiple y hubo que indagar a Alvarez nuevamente". Además "el defensor oficial pidió la suspensión del juicio a prueba hace bastante, pero se demoró el tema porque no se podía saber si la aseguradora del imputado había intervenido en la reparación del daño".

"Hace una semana y media se lo citó a Alvarez a una audiencia para que aclarara los términos del pedido de suspensión del juicio a prueba y no ofreció reparar el daño. Tampoco tenía conocimiento del trámite en la aseguradora. Por eso me opuse al pedido de suspensión del juicio a prueba. La diferencia con la familia de las víctimas se dio por la expectativa que tienen en las consecuencias penales del hecho". agregó.

"Les hablé con sinceridad de cómo son los antecedentes en Entre Ríos sobre este tema. No quiero polemizar con estas personas, que son víctimas de un hecho de consecuencias terribles y comprendo su dolor. Existe una deferencia de criterios y acaso ésa es la razón por la que dijeron lo que dijeron, sacando de contexto algunas frases de la conversación que mantuvimos", opinó el fiscal.

"En ningún momento traté a nadie en forma irrespetuosa y menos aún humillante. Por eso lo que lamento es haber quedado como el fiscal que trata mal a las víctimas, que es en definitiva en la posición que me dejaron", aclaró Guaita en diálogo con La Capital.

Infracción y penalización

"Como personas, como familia sostenemos convencidos que merecemos y necesitamos argumentos diferentes a los escuchados. Infringir la ley y causar daños irreversibles no puede considerarse de la misma manera que estacionar mal un auto. Quienes no pueden figurar que sus acciones irresponsables pueden causar daños permanentes a otros, no deben conducir un vehículo", manifestaron familiares de las víctimas del choque fatal sobre el enlace a Victoria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS