Edición Impresa

Corrientes: mueren ocho albañiles por un derrumbe en una obra

Cayeron desde un octavo piso a una casa lindera. Otros cuatro obreros resultaron heridos. La obra debería haber estado parada ya que el permiso municipal autorizaba sólo cinco pisos.

Viernes 23 de Marzo de 2012

Ocho obreros que trabajaban en un edificio en construcción murieron y cuatro resultaron heridos, dos de ellos de gravedad, cuando una parte de la obra en la que trabajaban se derrumbó ayer y cayó sobre una casa lindera en pleno centro de la ciudad de Corrientes.

El hecho ocurrió a las 13 en un edificio de ocho pisos situado en San Martín 628, cuando se derrumbó el último nivel en momentos en que los obreros intentaban instalar un tanque y cargar la mezcla con cemento en el encofrado.

El accidente sorprendió a los operarios en plena tarea y ocurrió en el lugar donde se realizaba la obra, por lo que todos los trabajadores cayeron desde el octavo piso junto con la mampostería y el cemento que mezclaban a la casa lindera.

La propiedad vecina a la derrumbada es de dos pisos y los cuerpos de los obreros al caer, tras romper un techo de chapa terminaron en una de las habitaciones de la vivienda, mientras que otros cayeron en el patio.

Enrique Zarabozo, propietario de la casa, contó que toda su familia estaba almorzando en uno de los pocos sectores de la casa que no resultó dañado y que cuando subieron a la habitación vieron a dos obreros ya fallecidos.

Los obreros fallecidos fueron identificados como Enrique Sosa de 21 años, William Valenzuela (de 32), Jorge Acevedo (de 38), Eduardo Acevedo (de 19), Diego Rodríguez (de 25), Ramón Zacarías (de 49) y Marcos González (de 28). Aún restaba identificar a otro.

El fiscal Gustavo Robineau, que investiga el hecho, dijo que caratuló la causa como "estrago" y que con toda la documentación definirá en las próximas horas si es "doloso o culposo".

Robineau aseguró además que "la construcción era ilegal porque estaba autorizada para cinco pisos y ya iban por el octavo" y añadió: "Es una obra que debería haber estado paralizada aunque presumiblemente tenía una faja de clausura que se haya violado". El funcionario judicial precisó que el ingeniero Bruqueta, a cargo de la obra, "se está presentado en forma espontánea en la comisaría". La Municipalidad de la ciudad de Corrientes "había dispuesto el lunes 19 de marzo la paralización de la obra del edificio", aseguró el secretario de Obras Publicas, Martín Barrionuevo. El funcionario explicó que "la comuna realizó ese lunes una inspección y dispuso su paralización por no cumplir con lo autorizado".

Barrionuevo apuntó que el proyecto correspondía a la construcción de un edificio con planta baja y cinco pisos "pero tenía ya dos pisos más de lo autorizado". Sumado a esta irregularidad, el funcionario explicó que se había empezado a construir el año pasado "sin permiso" y agregó que también en esa oportunidad se paralizó con una acta de infracción".

Por su parte, el secretario de la Uocra de Corrientes, Juan de Dios Abalos, anunció que hoy habrá dos horas de paro en todas las obras. l (Télam y DyN)

"En Rosario hay varios excesos de altura"

(Por Miguel Pisano / La Capital). _ "El riesgo de construir fuera de la normativa vigente acelera los tiempos del proceso. Hacer un trabajo anormal te obliga a tomar mano de obra rápida, que trabaje de sol a sol y sin normas de seguridad para poder llegar al objetivo. Y todo ese cóctel de irregularidades y explotación aumenta el riesgo", opinó anoche Narciso Canteros, de la ONG Manos a la Obra, sobre la muerte de ocho trabajadores de la construcción y las heridas que sufrieron otros cuatro ayer, en la obra de un edificio que se derrumbó en la ciudad de Corrientes.

-¿En Rosario puede ocurrir un derrumbe como el de Corrientes por construir por encima de la altura permitida?

-Aquí se están apurando y haciendo obras rápidamente porque hay más de una edificación que está excedida en altura. Por ejemplo el edificio de Wheellright y Corrientes, justo enfrente del Distrito Centro de la Municipalidad, cuando pidió el final de obra saltó que estaba excedido en altura y había que demoler el último piso, pero en vez de demolerlo lo arreglaron.

-¿Qué seguridad falta en las obras para evitar estas tragedias?

-Hoy tenemos que hablar en principio de que falta un trabajo programado con un responsable de salud, higiene y seguridad laboral. Hay que tener en cuenta que cada uno de los movimientos en altura requiere materiales, herramientas y personal capacitado.

-¿Desde qué medida se considera un trabajo de altura?

-Antes era desde los dos metros, pero ahora la ley lo bajó a 1,80 metro.

-¿Cuál es la clave de la prevención del accidente en la construcción?

-Trabajar con los mandos medios, que son el capataz, el puntero de cuadrilla y el sobreestante, personas con injerencia y con capacidad de decisión porque el responsable de la obra generalmente no está todo el tiempo en el lugar de trabajo.

-¿Qué pasó en el siniestro de la zanja de Granadero Baigorria?

-El problema es cuando un trabajo se tiene que entregar en un tiempo muy breve y obligan a los compañeros a trabajar más rápido y con menores condiciones de seguridad. Para cumplir el contrato con Aguas Provinciales hicieron un zanjeo de 70 centímetros de ancho en vez de uno de 80 centímetros, donde entraban sólo el caño y casi no había espacio para el operario. Y faltó el entibado o apuntalamiento, así como la jaula de protección. El profesional que estaba a cargo de la obra de Granadero Baigorria me dijo que se tienen que adaptar al contrato de obra.

 Una red fuerte

La ONG Manos a la Obra probará hoy a las 10 una red de prevención para obras en construcción, en la plaza San Cayetano, de Juan José Paso y Donado, en el barrio Fisherton. “Le tiramos 80 kilos y aguantó”, anticipó ayer Narciso Canteros, el mentor de los Cascos Amarillos. “Ahora vamos por la aprobación de la ordenanza”, anticipó.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario