Edición Impresa

En Rusia pagan hasta 10.000 dólares por un resto del meteorito

Nadie encontró hasta el momento fragmentos de la roca espacial caída en la región de Chelyabinsk. Buzos buscaron ayer en un lago cercano

Domingo 17 de Febrero de 2013

Varios buzos rastrearon durante horas ayer el fondo de un lago ruso en busca de fragmentos del meteorito que cayó el viernes como una bola incandescente y cuyas ondas de choque dejaron unos 1.200 heridos, provocando daños en miles de hogares en Rusia.

La misión de los esforzados nadadores que se sumergieron en las aguas heladas del lago Shebarkul terminó sin resultados positivos.

"Constataron inmediatamente que la visibilidad era de cero y que el fondo estaba cubierto con 1,5 metros de barro", indicó un miembro del equipo a la televisión.

Shebarkul está a 80 kilómetros al oeste de la ciudad industrial de Chelyabinsk, la más dañada por la explosión.

El ministro de Situaciones de Emergencia de Rusia, Vladimir Pushkov, subrayó que no se descubrieron fragmentos en ninguna parte de la región hasta ahora.

A pesar de ello, indoblegables, los cazadores de meteoritos publicaron anuncios en varias páginas de internet con ofertas de hasta 300.000 rublos (unos 10.000 dólares) por algún fragmento de esta roca espacial.

El meteorito de unas 10 toneladas atravesó el cielo de los Urales el viernes por la mañana, cuando el mundo se preparaba para un encuentro con un gran asteroide, luego del cual algunos responsables rusos pidieron la creación de un sistema mundial de defensa de objetos espaciales.

La sorpresiva caída del meteorito detuvo el tránsito en la ciudad industrial de Chelyabinsk, cuyos habitantes salieron a las calles para contemplar los destellos luminosos antes de buscar refugio mientras un estallido quebraba los vidrios de las ventanas y activaba las alarmas de los automóviles. Numerosas personas fueron heridas a causa de los trozos de vidrio.

Ayer por la tarde unos 37 adultos y tres menores de edad continuaban hospitalizados con cortes y algunos con heridas más serias.

Unos 20.000 socorristas fueron enviados a la región y trabajaban bacheando las ventanas e inspeccionando unos 3.000 edificios.

"Tenemos un equipo especial que ahora está evaluando la estabilidad sísmica de los edificios", dijo a los vecinos el ministro Pushkov, mientras inspeccionaba los daños en esa ciudad del centro de Rusia.

"Tendremos mucho cuidado al encender nuevamente el gas", afirmó Pushkov en la televisión.

Un fragmento del meteoro —llamado meteorito una vez que toca el suelo— aparentemente cayó en las heladas aguas del Shebarkul. Pero los seis buzos que inspeccionaron durante tres horas no hallaron nada.

La explosión de este meteoro parece ser uno de los acontecimientos cósmicos más asombrosos ocurridos en Rusia desde el de Tunguska de 1908, cuando se produjo una gran explosión que muchos científicos adjudican a un asteroide o a un cometa que atravesó el cielo de Siberia.

Los científicos de la agencia espacial estadounidense Nasa consideraron que la cantidad de energía liberada el viernes en el impacto con la atmósfera fue unas 30 veces superior a la fuerza de la bomba atómica lanzada por los norteamericanos contra la ciudad japonesa de Hiroshima durante la Segunda Guerra Mundial.

"Nosotros esperaríamos que un acontecimiento de esa magnitud tuviera lugar una vez cada 100 años en promedio", afirmó Paul Chodas, de la oficina de programación de objetos cercanos a la Tierra de la Nasa.

"Cuando hay una bola de fuego de este tamaño esperamos que numerosos meteoritos lleguen a la superficie y en este caso probablemente hubo algunos grandes", dijo en un comunicado publicado en el sitio web de la Nasa.

La caída tuvo lugar horas antes de que un asteroide, bautizado 2012 DA14, pasara cerca de la Tierra, a una distancia sin precedentes de 27.000 kilómetros.

Eso significa una distancia menor de la Tierra que algunos satélites distantes y creó alarma en ciertos círculos rusos.

"En lugar de luchar en la Tierra, la gente debería crear un sistema conjunto de defensa de los asteroides", afirmó el jefe del comité de asuntos exteriores del parlamento ruso, Alexei Pushkov, en su cuenta de Twitter el viernes.

Este estrecho aliado del presidente ruso Vladimir Putin instó a "Estados Unidos a unirse a nosotros y a China creando un sistema de defensa contra asteroides".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS