Economía

Terminales digitales de cobro a la conquista del mercado

Las transacciones virtuales ganan terreno de la mano del impulso de las fintech. La experiencia de Mercado Pago y el camino que aún resta recorrer

Domingo 18 de Julio de 2021

No hay dudas de que la pandemia digitalizó el consumo y entre los nuevos hábitos se destaca el reemplazo del dinero en efectivo por el virtual. Para que esta situación sea posible fue necesaria que los comercios de los más diversos rubros y también profesionales independientes adoptarán dispositivos electrónicos para recibir pagos con tarjetas de débito o crédito. Esto se hizo posible por el lanzamiento de lectores móviles de tarjeta (mPOS) de bajo costo y sin costo de alquiler, para pequeños comercios en Argentina pero también por la reglamentación de la obligatoriedad de aceptar pagos con tarjeta de débito en comercios (Ley 27.253) y tomó gran impulso en la adopción de soluciones de cobro digitales en comercios de cercanía, en contexto de aislamiento social ante la irrupción del Covid-19.

El camino venía siendo allanado por uno de los grandes jugadores nacionales del mundo de las fintech como es Mercado Pago pero el potencial del negocio disparó oportunidades para muchos y todavía hay un largo camino por delante por explorar. Según cifras del Banco Central de la República Argentina (BCRA) actualmente 8 de cada 10 operaciones aún se realizan en efectivo.

Pero en el avance en la digitalización de las transacciones en buena parte también se vio favorecido en 2020 por los planes de asistencia nacional que llegaron a los ciudadanos para contener los efectos de la pandemia mediante el pago por tarjeta, y este año por provincias como Santa Fe que pusieron en marcha un programa como Billetera Santa Fe, iniciativa que hoy ya tiene 142 mil usuarios que al realizar una compra con la APP reciben el 30% de valor total del ticket, y 1.761 mil comercios adheridos sólo en Rosario que vieron subir sus ventas.

Con la mira puesta en la experiencia de otras latitudes, especialmente el vecino Brasil, desde Mercado Pago consideraron que América latina está experimentando una revolución de los pagos digitales. Durante una presentación para la prensa Agustin Viola, director de Mercado Point de Mercado Pago, habló sobre el crecimiento de uso de las terminales de cobro y del salto que pegó especialmente a partir de 2016 y la importancia de las mismas para lograr una verdadera inclusión financiera.

Según información del Banco de Brasil en 2017 el país contaba con 4.146.000 de dispositivos de cobro activos, en 2018 subieron a 7.842.000 y en 2019 a 10.519.000 y según la proyección de Mercado Pago en 2020 se ubicaron en 13.200.000. “Hay una revolución que se da en toda la región y el caso más emblemático es Brasil que está un poco más adelantado el nivel de penetración de estas soluciones”, señaló Viola quien agregó que “hoy a nivel nacional hay una industria más consolidada, con muchos jugadores y la adopción toma más celeridad”.

"Emprendedores y comercios que adoptaron terminales digitales aumentaron sus ventas "Emprendedores y comercios que adoptaron terminales digitales aumentaron sus ventas

A otra escala, pero a paso firme, en Argentina la implementación de soluciones de cobro con tarjeta creció tres veces entre 2016 y el 2020 al pasar de 533 mil a 1.428.000 y ganaron protagonismo los lectores móviles. Un estudio elaborado por Mercado Pago en base a usuarios propios y datos del Banco Central (BCRA) señala que en 2016 había 487.000 terminales de cobro tradicionales y 46.000 lectores móviles en todo el país mientras que el año pasado se alcanzaron las 972.000 terminales y 456.000 lectores móviles: dos y diez veces más, respectivamente.

“Cambia la lógica con el nuevo modelo que ofrecen las fintech para cobrar con tarjeta”, resaltó el referente de Mercado Pago.

Viola resaltó que “terminales de cobro como las de Mercado Pago permitieron que miles de comercios y cuentapropistas que sólo operaban con efectivo pudieran adaptar sus negocios y ofrecer nuevos métodos de pago a sus clientes” y también resaltó que “muchas veces se convierten en la puerta de entrada a la cuenta digital que permite resolver las transacciones cotidianas y las importantes en una sola aplicación”.

La combinación en los últimos años del lanzamiento de lectores móviles de tarjeta (mPOS) de bajo costo; la reglamentación de la obligatoriedad de aceptar pagos con tarjeta de débito; y el fuerte crecimiento del sector fintech y bancario en el sector de cobros, sumado al efecto de la pandemia en el manejo de dinero digital, impulsaron la adopción de medios de cobro digitales en comercios de cercanía.

Qué falta para el crecimiento de la digitalización de las operaciones es la pregunta del millón. Vila consideró que se está avanzando correctamente ya que para dinamizar las operaciones “están sentados en la mesa los actores correctos tanto desde el lado del Estado como de la industria con los bancos y las fintech”. En ese sentido, manifestó que se trabaja en encontrar “modelos superadores en pos de la democratización”, en cambio aseguró que “si vamos a modelos que no favorecen la competencia no lo vamos hacer bien”.

mercadopago2.jpg

“A nivel de los comercios esta adopción transforma su negocio porque los ayuda a incrementar sus ventas y son la puerta de entrada a ofrecer servicios como pago en cuotas o programas del Gobierno nacional como la Tarjeta Alimentar, Ahora 12 o Pre-Viaje”, resaltó el director de Point de Mercado Pago.

En ese sentido, sostuvo que no se trata sólo de comercios pequeños o medianos con locales a la calle sino también de cuentapropistas como mecánicos o profesionales independientes como arquitectos, odontólogos o diseñadores que se ven incluidos en este proceso.

Según una encuesta de Mercado Pago entre 2.889 vendedores que operan con sus servicios, el 88% de los consultados cobró por primera vez con tarjetas en los últimos años y el 59% aumentó su volumen de ventas al empezar a aceptar estos medios de pago en comparación a cuando sólo aceptaba efectivo. Antes 9 de cada 10 cobraban sólo en efectivo.

Entre los consultados, más del 50% que empieza a cobrar con lectores de tarjetas luego empieza a ofrecer otros medios de cobro como el código QR o links de pago para celulares o también a través de comercio virtual.

“Que haya más comercios aceptando tarjetas no sólo potencia la reducción del uso del efectivo, lo cual permite formalizar la economía, sino también potencia el alcance de los programas del gobierno”, afirmó Viola.

Al respecto, el estudio puso de manifiesto que la formalización de los pagos tiene otros efectos positivos sobre la economía ya que la mayoría de los consultados dijo haber construido el hábito de gestionar su dinero desde su cuenta virtual en detrimento del efectivo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario