Cartas de lectores

Si no haces nada, sos parte

En todos los aspectos de la vida cuando miramos para otro lado y no nos involucramos terminamos siendo parte del problema y en el peor de los casos cómplices.

Viernes 29 de Diciembre de 2017

En todos los aspectos de la vida cuando miramos para otro lado y no nos involucramos terminamos siendo parte del problema y en el peor de los casos cómplices. Cuando los niños comienzan a sociabilizar en la escuela, surgen como en todas las relaciones afectos, compatibilidades, coincidencias, pero también desencuentros, diferencias, y al no resolverse correctamente, conflictos. Desde sus familias, los niños y adolescentes traen a las escuelas distintas costumbres y modos de abordar las relaciones. Es en este escenario, el escolar, donde nuestra tarea docente cobra un rol fundamental. Porque más allá de instruir, tenemos responsabilidades en educar en valores que lamentablemente, no siempre se hablan, se construyen en las familias. Educar en solidaridad, en respeto, en aceptación del otro a pesar de las diferencias, en compañerismo, desalentando la competencia, el individualismo, la intolerancia, la burla, la violencia, el egoísmo, la homofobia, la xenofobia. Es en esta etapa donde se forman los futuros ciudadanos que tendrán la oportunidad de construir una sociedad justa, plural, tolerante, inclusiva, con igualdad de oportunidades para todos. Ante los conflictos, llámense acoso escolar (bullying) –cuando es sostenido y sistemático en el tiempo hacia la misma persona–, maltrato, discriminación, es donde los adultos debemos intervenir rápida y eficazmente. Si los adultos intervenimos estas situaciones deben cesar. Y lo mejor es hacerlo dentro de las escuelas, con la comunidad educativa, y si no tenemos herramientas, buscar rápidamente ayuda en las autoridades ministeriales, profesionales, asociaciones que aborden la temática desde el amor, desde el compromiso, con profesionalidad, no haciendo de la misma un comercio o un show mediático. Los medios tienen en esto una gran responsabilidad, la de hacer visible el tema abordándolo con veracidad y profesionalismo. El bullying cuando se manifiesta y no se resuelve a tiempo duele y mucho. Puede dejar huellas en las víctimas, victimarios y espectadores (voluntarios o involuntarios) que podrán afectar sus futuras relaciones de adultos (laborales, familiares, sentimentales, profesionales) de por vida. El bullying, duele, lastima, hiere, derrumba la autoestima, y en el peor de los casos puede terminar trágicamente. La escuela, es sin dudas la mejor etapa de nuestras vidas, donde se construyen los afectos, las amistades, los valores, la ciudadanía, donde nos instruimos y educamos, donde debemos pasarla bien. Ahora, todos a disfrutar de un merecido descanso, para retomar el ciclo lectivo 2018 con todas las ganas y alegría. No dejemos que ir a la escuela sea un sufrimiento para nadie, porque "si nos reímos, nos reímos todos".
Arístides Alvarez, director Instituto Superior "Zona Oeste"
Fundador Asociación Civil "Si nos reímos, nos reímos todos"


Barrio Larrea, una zona olvidada

Quiero denunciar nuevamente la falta de respeto a los ciudadanos que nos mudamos al barrio Larrea, específicamente entre calles Lallemant, Bolivia, Colombia, entre otras. Desde hace siete meses no pasa el barrendero y la basura la sacan una vez por semana. Se olvidan de los vecinos y sólo vienen cuando están en campaña, con promesas incumplidas. Amén que sólo tenemos una línea de colectivo que pasa cuando quiere y muchas veces no llega a la punta de línea. Es una vergüenza que tengamos una intendente que sólo se ocupa de lo que se ve el centro. Recorra los barrios y verá, además, calles rotas en todo el recorrido de la única línea que tenemos, la 141. Responsabilizarse es la virtud de un buen representante del pueblo, además de solucionar los problemas de los ciudadanos, cosa q no hace.
Nora Anchával
DNI 17.387.588


Oficinas estatales y empleados eficientes

Primer acto: En el mes de noviembre pasado, luego de acordar la compra de una unidad 0 kilómetro con una concesionaria local, y dado que la operación incluía la entrega de mi auto usado, me dirigí al Registro Automotor N° 5, ubicado en Rioja 1723, a informarme sobre la gestión a realizar, y me comunicaron que lo podía realizar en el momento. Efectivamente, en menos de una hora concluí el trámite, y retiré la documentación debidamente autenticada al día siguiente. Quiero destacar la atención cordial, eficiente y rápida de sus empleados, especialmente de la señorita Patricia. Segundo acto: El 27 de diciembre a las ocho, la grúa municipal remitió mi camioneta al corralón, dado que había estacionado en lugar prohibido. Consulté al señor Roberto Indelangelo, responsable administrativo del Tribunal de Faltas, Distrito Centro, quien me informó de la documentación a presentar. Concurrí al corralón de Moreno 2540 y fui atendido en forma rápida, cordial y eficiente por su personal. En menos de una hora ya estaba circulando nuevamente. Conclusión, en esta época en que intencionadamente se habla de la mala calidad del Estado, en los diversos niveles, y se atenta contra los derechos laborales de sus trabajadores, vale destacar ejemplos como estos, que son la mayoría.
Claudio Vizia
DNI 11.543.947


Compromiso por la educación

Lamento ser irónico con mi siguiente relato, obviamente exagerado, pero, a través del mismo quiero desnudar una realidad lacerante en la educación argentina. Se trata de la falta de unidad, cooperación y compromiso que reina en las escuelas entre el personal docente, donde divisiones y sectarismos internos de distintos tipos, afectan la concreción de los objetivos que anualmente se proponen con las mejores intenciones. El mencionado relato dice: "Y el día del acto de fin de clases, una señora tomó imprevistamente el micrófono y comenzó a agradecer a todas las maestras y a la directora, el hecho de haberle brindado durante todo el año un clima familiar a su hijo. Decía esto la pobre mujer, sin advertir que una de las maestras tenía un ojo morado; otra, la boca hinchada; una rengueaba por un golpe recibido; otra tenía todavía un mechón de cabellos de su compañera en la mano; y la directora tenía en la espalda un cuchillo clavado" (Libro "Haciendo jueguitos"). Demás está decir que si en cada escuela no se conforma un grupo de trabajo sólido y hermanado, con las mismas ganas e intenciones de alcanzar los fines propuestos, inútil será aportar hasta las más brillantes ideas para el necesario perfeccionamiento de la educación.
DNI 12.161.930


Sobre la reparación de veredas

Ante el anuncio, en la edición de La Capital del 26 de diciembre, con respecto a un trabajo de reparación de veredas deterioradas en la avenida Colombres a cargo de la Municipalidad, solicito que incluyan en ese plan de trabajo la vereda de la Avenida del Centenario Rosario Central, del lado del río, muy cerca del trabajo programado, ya que también se encuentran muy deterioradas. Asimismo, debe solicitarse por las vías que correspondan al club Rosario Central, a que repare el deslizamiento de vereda en el Caribe Canalla, con la restitución de la vereda a su ancho normal. Gracias.
Enesto Blanco


El descubridor de los restos del Titanic

En varias notas referidas a la búsqueda del submarino perdido siguen citando a Tom Dettweiler como el descubridor del Titanic. El malogrado transatlántico fue descubierto en el lecho marino a 3.820 metros de profundidad, a 700 kilómetros al sur de los bancos de Terranova, por una expedición francoamericana el 1º de septiembre de 1985, en el turno nocturno cubierto por los americanos. El equipo estaba a cargo del oceanógrafo Robert Ballard, quien en cooperación con el francés Jean Louis Michel, venían efectuando el rastrillaje con un sonar de barrido lateral tras estudiar las corrientes marinas, la posición radiada por el Titanic poco antes de hundirse, la posición de los buques que se encontraban próximos, el lugar donde el Carpathia recogió a los sobrevivientes, y la velocidad que llevaba en el momento de chocar con el iceberg. Es de esperar que este error en la información sea subsanado.
Miguel Decunto


Poderoso señor es "don dinero"

Justo al lado de mi casa están edificando dos edificios de 11 pisos cada uno. Evidentemente a los que dan el permiso de construir no les importa el bienestar y la salud de los ciudadanos, sólo la de los inversores. Es casi imposible quedarse en casa de 8 a 18, hay que deambular por la ciudad y los bares; los ruidos de los martillos y taladros hacen de la casa un infierno, y el temor que vuelva a caerse una pared que la providencia hizo que un niño se salvara de quedar bajo los escombros, es muy fuerte. Invitaría a uno de los responsables de otorgar esos permisos a pasar un día en mi casa; no se puede dormir, comer, escuchar música, leer, mirar TV, estudiar. Nos roban el espacio visual y acústico, pero a nadie le importa; que el que vive al lado se embrome. Lo importante es satisfacer la codicia sin fin de los inversores. Habiendo tanto espacio en la ciudad, ¿es necesario construir un conventillo moderno en pleno centro? Lo digo de nuevo: poderoso señor es "don dinero".
DNI 5.549.198

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario