Información Gral

Inundaciones en Brasil: suman 444 los muertos y la presidenta prometió "acciones concretas"

“Este es un momento muy dramático”, afirmó Rousseff en una rueda de prensa que concedió en Río después de sobrevolar las áreas afectadas por la tormenta y cumplir una visita de 45 minutos a Nova Friburgo, semidestruida por las lluvias.  

Jueves 13 de Enero de 2011

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, prometió hoy ayudar en el rescate de las víctimas y en la reconstrucción de las ciudades destruidas por las lluvias que azotaron este miércoles la región serrana de Río de Janeiro, dejando hasta ahora un saldo confirmado de 444 muertos.

Las ciudades más afectadas por la peor catástrofe climática de la historia reciente de Brasil son Teresópolis, donde murieron al menos 185 personas, y la vecina Nova Friburgo, donde el número de víctimas fatales llegó a 201 en la tarde de este jueves.

También se han registrado casos fatales en el municipio de Sumidouro, donde hoy fueron rescatados 19 cuerpos, y en la histórica ciudad de Petrópolis, donde las autoridades confirmaron hasta ahora 39 muertes, en su mayoría en el Valle de Cuiabá, que alberga lujosas casas de veraneo.

“Este es un momento muy dramático”, afirmó Rousseff en una rueda de prensa que concedió en Río después de sobrevolar las áreas afectadas por la tormenta y cumplir una visita de 45 minutos a Nova Friburgo, semidestruida por las lluvias.

“Las escenas son muy fuertes, es visible el sufrimiento de las personas”, expresó la mandataria, para quien la catástrofe representa la primera “prueba” tras su investidura en el gobierno, el 1 de enero pasado.

La gobernante, quien este miércoles anunció la liberación de 780 millones de reales (unos 464 millones de dólares) para ayudar a las víctimas de problemas climáticos en varias regiones de Brasil, aseguró que adoptará “acciones concretas” de apoyo a Río de Janeiro, no sólo para rescatar a las víctimas, sino también para ayudar a los afectados a “superar esta situación lo más rápidamente posible”.

“Tenemos que rescatar a la gente, reestructurar las condiciones de vida en las regiones afectadas, asegurar el acceso a medicamentos y a tratamiento de salud, atenuar el sufrimiento de la pérdida de viviendas y bienes”, dijo.

Además, prometió que las medidas a ser adoptadas tendrán por objetivo también evitar que tragedias como la actual se repitan, retirando a los habitantes de las áreas de riesgo, como orillas de ríos y faldas de montañas.

Los números de la peor catástrofe vivida por la región serrana de Río tienden a seguir en aumento, ya que los socorristas todavía no lograron acceder a algunas de las zonas más afectadas, como el barrio de Campo Grande, en Teresópolis, donde se estima que 2.000 viviendas fueron destruidas por la tormenta.

El gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, quien acompañó a Rousseff en la entrevista, recordó que el servicio de meteorología pronosticó más lluvias para los próximos días en la región serrana del estado, y pidió a la población abandonar sus casas, en caso de que estén ubicadas en áreas sujetas a derrumbes de tierras o inundaciones de ríos.

“La previsión pluviométrica para los próximos días no es tranquilizadora. Hago un llamamiento a la gente a que acepte la molestia de abandonar su casa por unos días, porque hay áreas que todavía están en riesgo de derrumbes e inundaciones”, expresó Cabral.

El gobernador agregó que el Estado tendrá que conseguir viviendas para por lo menos 5.000 familias se quedaron sin techo en las tres ciudades.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario