Información Gral

Detectan un nuevo perfil de ADN en la casa donde estuvo secuestrada

Intentan definir si pertenece a uno de los detenidos o la huella es de otra persona aún no encontrada. En tanto, los investigadores mantuvieron prudencia a la hora de hablar públicamente, en medio de rumoressobre la posibilidad de que un policía bonaerense pudiera ser parte de la banda que terminó asesinando a Candela.

Viernes 09 de Septiembre de 2011

Los peritos del crimen de Candela SOl Rodríguez analizan una tercera muestra de ADN que se encontró en la casa de la calle Kiernan, donde aparecieron las huellas de la nena en un vaso, para establecer si esos rastros pertenecen a alguno de los detenidos por el caso o se trata de la huella de un nuevo sospechoso.

Los investigadores mantuvieron prudencia a la hora de hablar públicamente, en medio de rumores no esclarecidos sobre la posibilidad de que un policía bonaerense pudiera ser parte de la banda que terminó asesinando a Candela.

Por el momento, el último arrestado, Hugo Bermúdez, quedó formalmente detenido y acusado de ser el presunto autor material del homicidio de Candela Rodríguez, mientras otros tres de los apresados pidieron formalmente la excarcelación, que sería considerada en los próximos días.

Pese a la reserva de las investigaciones, se supo que expertos judiciales y forenses analizaban una tercera muestra de ADN que se halló en la calle Kiernan 992, de Villa Tesei, en el partido de Hurlingham, donde se encontró el vaso en el que estaban las huellas de la nena.

También trascendió que Carola Labrador, madre de Candela, fue interrogada por los detectives sobre qué problema habría tenido con Hugo Bermúdez, pero la mujer habría dicho que no lo conoce y se alejó de su casa para evitar ser abordada por periodistas.

Ayer, en los tribunales de Morón, la defensa del tornero Alfredo Monteros, de 75 años, y de su hijo homónimo, de 36, reclamó la excarcelación de ambos, apenas terminaron sus indagatorias en las que negaron tener alguna vinculación con la muerte de la nena de 11 años. Los sospechosos aseguraron que no conocen a Bermúdez, el último de los implicados, según explicó el abogado defensor, Pablo Carpaneto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario