Información Gral

Como en "Star Wars", descubren un planeta con dos soles

Astrónomos estadounidenses descubrieron un planeta del tamaño de Saturno que gira en torno a dos soles, según un artículo escrito para la revista especializada Science por un equipo del instituto californianno Seti.

Jueves 15 de Septiembre de 2011

Washington.- Astrónomos estadounidenses descubrieron un planeta del tamaño de Saturno que gira en torno a dos soles, según un artículo escrito para la revista especializada Science por un equipo del instituto californianno Seti, dirigido por el científico Laurance Doyle.

La constelación recuerda un poco al planeta ficticio Tatooine, de la célebre saga cinematográfica “Star Wars”. Pero a diferencia del desértico Tatooine, el planeta bautizado como Kepler-16b es un cuerpo de gas frío y deshabitado de las dimensiones de Saturno, según los científicos.

No es la primera vez que astrónomos encuentran indicios de un planeta que gira en torno a dos soles, aunque las pruebas del fenómeno conseguidas desde la tierra sí son nuevas. “Kepler 16-b es el primer ejemplo claro y comprobado de un planeta circumbinario, es decir un planeta que rota en torno a dos astros”, subrayó en un comunicado Josh Carter, del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics y coautor del artículo.

Kepler-16b orbita a unos 200 años luz de la Tierra en torno a un sistema doble de dos astros enanos. Uno de ellos tiene sólo una quinta parte de la masa de nuestro sol, el otro dos tercios. Los dos soles están entre sí a una distancia de 35 millones de kilómetros y orbitan en torno a sí mismos en 41 días.

El planeta tiene una órbita más externa. A unos 105 millones de kilómetros de distancia, Kepler-16b necesita 229 días para la rotación completa. Con ello su órbita es similar a la de Venus, el segundo planeta más cercano al sol en el Sistema Solar.

Debido a que los soles son sin embargo pequeños, las temperaturas en Kepler-16b son posiblemente de entre menos 75 a menos 100 grados Celsius. Unas condiciones demasiado extremas para que haya vida.

Los astronautas dieron con el planeta trabajando con el telescopio espacial Kepler, de la agencia estadounidense Nasa. Kepler puede registrar oscilaciones minúsculas en el halo de luz de un astro, como las que suelen darse cuando, visto desde la Tierra, un planeta pasa al lado de su estrella matriz y la cubre ligeramente. “El descubrimiento es asombroso”, comentó el científico Alan Boss. “Otra vez se ha convertido en realidad algo de la ciencia-ficción”. (DPA)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario