Edición Impresa

Vence el plazo para que Javkin salde una deuda heredada de Fein

A partir del viernes próximo, la Municipalidad de Rosario deberá comenzar a devolver al gobierno santafesino cerca de 1.000 millones de pesos que, en concepto de refinanciación de deuda, el ex mandatario provincial Miguel Lifschitz le había concedido a la otrora intendenta Mónica Fein, a fines de 2019.

Martes 28 de Julio de 2020

A partir del viernes próximo, la Municipalidad de Rosario deberá comenzar a devolver al gobierno santafesino cerca de 1.000 millones de pesos que, en concepto de refinanciación de deuda, el ex mandatario provincial Miguel Lifschitz le había concedido a la otrora intendenta Mónica Fein, a fines de 2019.

   “El viernes vence el plazo para empezar a devolver a Rentas Generales el dinero que Lifschitz le giró a Fein el año pasado”, deslizaron ayer a La Capital en los pasillos de la Casa Gris.

   A mediados de noviembre de 2019, Lifschitz le dio luz verde a la refinanciación de una deuda por 930 millones de pesos de la Municipalidad rosarina, que debía ser abonada ese año. El compromiso incluía una cancelación en doce cuotas (iguales y consecutivas) a partir de julio de 2020.

   La asistencia financiera estaba ligada a las tres últimas cuotas correspondientes al pago de anticipos de coparticipación y fue homologada por el entonces secretario de Hacienda provincial, Pablo Gorban; su par de Regiones, Municipios y Comunas, Carlos Torres, y Fein.

   La medida fue adoptada en voz baja y terminó generando reproches por parte del equipo de Omar Perotti, ya gobernador electo. En rigor, fue uno de los condimentos que sazonó la picante y extensa transición (casi seis meses) que concluyó el 11 de diciembre de 2019, con el cambio de mando.

   Paralelamente, la gestión de Lifschitz dio cuenta de su intención de refinanciar el pago de los adelantos de coparticipación a un grupo de entre 50 y 60 municipios y comunas. Pero Rosario no figuró en la lista porque ese trámite se había cumplido semanas atrás.

   A la hora de los argumentos, la administración provincial del Frente Progresista (FPCyS) sostuvo en ese momento que la refinanciación de la deuda era una herramienta clave para Rosario con el objetivo de afrontar los meses más difíciles del año.

   Lo cierto es que el impacto fiscal del vencimiento del plazo para que el Palacio de los Leones, hoy en manos de Pablo Javkin (FPCyS, aunque no socialista), reintegre a la provincia cerca de 1.000 millones de pesos adquiere mayor potencia frente a la emergencia sanitaria y económica provocada por la pandemia de Covid-19.

Lo que vendrá

En ese sentido, a mediados de noviembre el equipo de Javkin no había ocultado su preocupación por las condiciones en que se encontraban las arcas de la Municipalidad de Rosario.

   Por lo pronto, en la administración de Perotti parecen haber tomado nota del estado de situación financiera en la ciudad y no descartaron, teniendo en cuenta el contexto de incertidumbre impuesto por la pandemia de coronavirus, abrir una instancia de refinanciación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario