Edición Impresa

Tres muertos y tres liberados por la policía tras un secuestro en Nueva Jersey

“Los agentes ingresaron en la vivienda por una puerta trasera, percibieron el olor de un cuerpo en descomposición y advirtieron que había gusanos en todo el lugar”, dijo el director de la policía de Trenton, Ralph Rivera hijo.

Lunes 13 de Mayo de 2013

Un hombre fichado como delincuente sexual fue asesinado a tiros ayer después de secuestrar varios días a tres hijos de su pareja en una casa, donde la policía rescató a los rehenes y recuperó los cadáveres de la madre y otro hermano de las víctimas, dijeron las autoridades de South Trenton, Nueva Jersey, en los Estados Unidos.

   Agentes de la policía acudieron inicialmente el viernes en la tarde a la vivienda en South Trenton después de que una pariente informó preocupada que la mujer, Carmelita Setevens, de 44 años, no había llamado en semanas, dijeron ayer las autoridades en una conferencia de prensa.

   Tras una ulterior investigación, descubrieron que los hijos de la mujer tampoco habían acudido a la escuela en 12 días.

   “Los agentes ingresaron en la vivienda por una puerta trasera, percibieron el olor de un cuerpo en descomposición y advirtieron que había gusanos en todo el lugar”, dijo el director de la policía de Trenton, Ralph Rivera hijo.

   Los agentes ubicaron a Gerald Tyrone Murphy, de 38 años, en un dormitorio del piso superior; el hombre afirmó que estaba armado, tenía explosivos y mantenía con él a tres chicos, dijo el fiscal del condado de Mercer, Joseph L. Bocchini hijo. Los agentes se retiraron de la vivienda y rescataron en el sótano a un joven de 19 años, quien dijo que no había visto a su madre o hermanos desde el 24 de abril.

   Fueron evacuadas las casas aledañas como medida de precaución, y la policía acordonó la calle donde se encuentra la vivienda. Un equipo de asalto acudió al lugar, al igual que los agentes de la fuerza pública. La policía dijo que se podía ver por una ventana que Murphy sostenía una pistola negra.

   “La policía mantuvo la comunicación con Murphy durante las 37 horas que duró la crisis y le entregó comida a través de una ventana”, dijo el coronel de la policía Rick Fuentes.

   Durante la crisis, “Murphy mantuvo a los otros rehenes con él en una habitación de tres por 3,30 metros”, dijeron las autoridades.

El asalto final. Los agentes asaltaron la casa a las 3:45 de la madrugada de ayer después de advertir el deterioro del estado mental de Murphy; “decidieron que era necesario ingresar para garantizar la supervivencia de los rehenes”, dijo Fuentes. Un oficial disparó contra Murphy porque amenazaba a uno de los chicos.

   Murphy murió posteriormente en un hospital a causa de sus heridas. Ningún agente sufrió daño alguno durante la crisis ni durante la confrontación con Murphy. “Se trataba de un asunto muy complejo, considerando el espacio y que había tres niños”, dijo Fuentes. “Nuestra misión en estas 37 horas era salvar vidas inocentes”, apuntó. Las autoridades hallaron los cuerpos de Carmelita Stevens, de 44 años, y del hijo de 13 años de esta en habitaciones distintas. El cadáver de la mujer estaba en avanzado estado de descomposición, y según la policía al parecer murió hace dos semanas.

   Tres de los hijos de Stevens —una mujer de 18 años, una adolescente de 16 y un niño de cuatro— fueron rescatados y llevados a un centro médico para ser evaluados y atendidos. “Murphy maltrató y golpeó a los rehenes”, dijo Bocchini.
  “Murphy y Stevens sostenían una relación desde hace unos meses y ambos vivían en la vivienda”, dijo la policía. No era el padre de ninguno de los chicos.

   La policía dijo que Murphy tenía un largo historial delictivo incluyendo condenas por agresión premeditada y asociación delictuosa. Fue detenido con anterioridad por robo, tenencia ilícita de armas y poner en peligro a niños.
  El secuestrador también tenía una orden de arresto en Pensilvania porque no se había presentado para que lo ficharan como delincuente sexual.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS