Edición Impresa

Estuvo bajo los escombros 17 días y la rescataron viva

Una joven fue hallada en el sótano del edificio derrumbado, que dejó un saldo de más de 1.000 muertos. "Estoy viva, por favor, rescátenme"

Sábado 11 de Mayo de 2013

Una joven fue rescatada con vida ayer entre los escombros de una fábrica textil de Bangladesh que se derrumbó hace 17 días, sorprendiendo a los socorristas que seguían retirando cuerpos de víctimas de un desastre que causó la muerte de más de 1.000 personas.

Cientos de transeúntes se largaron a llorar mientras ingenieros del Ejército retiraban a la mujer desde el subsuelo del edificio, después de que un trabajador que ayudaba a remover los escombros escuchara un apagado llanto que decía: "Sálvenme, sálvenme", desde las ruinas.

Pálida, demacrada y sin poder caminar, la mujer, identificada como Reshma Begum, fue retirada desde los escombros en una camilla y luego llevada en una ambulancia a un hospital.

Cuando el edificio de ocho pisos se derrumbó el 24 de abril, Begum quedó atrapada sola en un suerte de celda sin luz. Ahí se las arregló para sobrevivir tomando sorbos de botellas de agua enterradas.

"Para ahorrar agua solía beber sólo una pequeña cantidad", dijo Begum, de 19 años, a la cadena de televisión Somoy desde su cama en el hospital.

Horas antes, los equipos de rescate habían sacado el cadáver número 1.000 entre los restos.

Al final del día, un portavoz del Ejército dijo que el número confirmado de muertos en la tragedia alcanzó los 1.050. Este fue el peor accidente industrial del mundo desde el ocurrido en 1984 en la ciudad india de Bhopal.

Mohammad Rubel Rana, un trabajador que había estado cortando barras de hierro, dijo que había alertado a los rescatistas después de oír una voz débil.

"Escuché una voz desfalleciente diciendo: Sálvenme, sálvenme", dijo Rana a Reuters televisión. "Le dieron agua, galletas y oxígeno", agregó.

Un médico del hospital militar donde fue traslada Begum dijo a periodistas que la condición de la mujer era estable.

Una serie de incidentes mortales en fábricas ha concentrado la atención mundial sobre las normas de seguridad en la industria de la confección de ropa en Bangladesh. Ocho personas murieron en un incendio de una fábrica esta semana.

Por TV

El rescate, que duró 45 minutos, fue transmitido en vivo por televisión y las cámaras capturaron los esperanzados rostros de los socorristas antes de salvar a Reshma Begum. Por un momento se vio a la chica con la cabeza colgando, como si estuviese inconsciente, pero los trabajadores le colocaron una máscara de oxígeno.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS