Edición Impresa

El hombre más anciano del mundo cumplió 116 años

Jiroemon Kimura festejó su cumpleaños en Japón, donde fue felicitado por el primer ministro. Es el varón más longevo de los que se tiene constancia

Sábado 20 de Abril de 2013

El japonés Jiroemon Kimura, el hombre más anciano del mundo según el Libro Guinness de los Récords, celebró ayer su 116 cumpleaños, sonriente, sin alterar su vida diaria y con la sorpresa de ser felicitado por el primer ministro, Shinzo Abe.

El alcalde de la localidad en la que vive, Kiotango, acudió por la mañana a la vivienda de Kimura para llevarle una grabación que contenía la felicitación personal de Abe, detalló el diario nipón Mainichi.

Agradecido y sonriente, a sus 116 años Kimura no alteró por su cumpleaños su vida diaria y se levantó, como siempre para desayunar un arroz aguado con porotos.

Además, el centenario recibió también la visita de una portavoz del Libro Guinness, que le hizo entrega del certificado que le acredita de nuevo como el "hombre más longevo del mundo", título que ostenta desde el 14 de abril de 2011, cuando murió, a los 114 años, el estadounidense Walter Breuning.

El anciano, que vive con la mujer de su nieto, de 60 años, sufrió diversas enfermedades desde finales del año pasado que le obligaron a ingresar en el hospital en dos ocasiones, la última a primeros de abril.

Kimura, que nació el 19 de abril de 1897 en la antigua provincia de Tango (actual provincia de Kioto) en el seno de una familia de agricultores, recibe además periódicamente la visita del personal de los servicios sociales que le ayudan en sus tareas diarias y le ofrecen compañía.

A sus 116 años, Kimura sigue realizando tres comidas al día, en las que abunda el arroz aguado, las batatas o la calabaza.

El anciano, que en febrero vio nacer a su 14 tataranieto, cuenta además con siete hijos, de los que solo viven cinco de ellos, 14 nietos y 25 bisnietos.

Al margen de ser la persona más longeva del mundo, a finales de diciembre Kimura se convirtió en la persona viva más anciana del mundo, tras el fallecimiento de la estadounidense Dina Manfredini.

También es el varón más longevo de todos de los que se tiene constancia, tras superar al danés Christian Mortensen, que falleció en 1998 a los 115 años y 252 días, aunque lejos de la francesa Jeanne Louise Calment, que falleció en 1997 a los 122 años y 164 días. Esta mujer es la persona más anciana de la que se tiene conocimiento.

La mujer

La mujer más anciana del mundo también es japonesa y el pasado 3 de marzo cumplió 115 años. Misao Okawa, madre de tres hijos, tiene cuatro nietos y seis binietos. Cuenta con orgullo que nunca sufrió una enfermedad grave y que su secreto es comer saludablemente. Japón tiene una de las esperanzas de vida más altas del mundo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS