La ciudad

Piden flexibilizar el perímetro del Centro de Justicia Penal

La comisión de Seguridad del Concejo Municipal buscará avanzar hoy con un plan especial para barrio Acindar, tras el observatorio realizado el miércoles pasado en esta importante barriada de zona sur.

Lunes 03 de Septiembre de 2018

La comisión de Seguridad del Concejo Municipal buscará avanzar hoy con un plan especial para barrio Acindar, tras el observatorio realizado el miércoles pasado en esta importante barriada de zona sur. A su vez, está previsto que se presenten alternativas de convivencia entre el cerrojo al tránsito dispuesto en torno al Centro de Justicia Penal (Sarmiento y Virasoro) y el funcionamiento del Instituto Olga Cossettini que se encuentra a pocos metros del lugar.

Acindar sufre las consecuencias de la inseguridad como tantos otros barrios, pero en los últimos meses recrudecieron los hechos de sangre, situación crítica que detonó la movilización de vecinos.

En particular, tras la muerte de un hombre de 47 años que el 25 de junio pasado recibió un balazo en la cabeza cuando llegaba a su casa e intentaba guardar el auto, y falleció a las pocas horas.

La víctima, José Luis Velázquez, regresaba en un Renault Megane gris junto a su hijo de 16 años a su casa del barrio Acindar, ubicada en Maitén al 3800. El adolescente alcanzó a escuchar una detonación de arma de fuego y vio a su padre tendido en el suelo. El homicidio provocó la inmediata reacción barrial, que luego se trasladó al Concejo.

Tras recepcionar las quejas en la comisión, el miércoles pasado se realizó un observatorio de seguridad en ese barrio de zona sur. Allí se solicitó una mejor frecuencia en el transporte, calles más iluminadas y poda de árboles. A las autoridades provinciales se les pidió mayor presencia policial e identificación de motos.

Por otro lado, tras el ataque a balazos que hace un mes sufrió el Centro de Justicia Penal, la provincia ordenó "blindar" el perímetro. Se levantaron las para das de colectivo y se restringió el acceso a la zona. Sin embargo, el miércoles pasado se decidió acotar el vallado. Es que, al prohibirse el tránsito, los alumnos deben dejar sus bicicletas o motos a tres cuadras, o caminar hasta la parada del colectivo, también unas tres cuadras, en plena noche.

"Nuestra idea es consensuar un proyecto con las autoridades y los vecinos; tener listados preexistentes de alumnos y proveedores de los comercios, y rever los recorridos del transporte público", apuntó el titular de la comisión de Seguridad, el macrista Gabriel Chumpitaz.

El Concejo también exigirá respuestas ante la ola de inseguridad que golpea con dureza en barrio Acindar

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario