Información Gral

Siguen internados 4 heridos tras la tragedia en la barrera de Flores

Sólo cuatro personas, de las 228 que sufrieron heridas, seguían internadas ayer en hospitales porteños, tras el choque entre dos trenes y un ómnibus en el barrio porteño de Flores. En el hecho ocurrido anteayer...

Jueves 15 de Septiembre de 2011

Sólo cuatro personas, de las 228 que sufrieron heridas, seguían internadas ayer en hospitales porteños, tras el choque entre dos trenes y un ómnibus en el barrio porteño de Flores. En el hecho ocurrido anteayer fallecieron once personas.

Entre los heridos se encuentra José Errantes, de 49 años, el maquinista de una de las formaciones que estuvo involucrada en el choque en el paso a nivel de la calle Artigas. Según el parte médico, Errantes, internado en el hospital Santojanni, se encuentra estable tras sufrir politraumatismos.

Por su parte, en el hospital Piñero, está internada en condición de estable Catherine Kantuta, de 6 años, quien padece traumatismo leve, fractura de tobillo y traumatismo de cadera, y su evolución es favorable.

En el hospital Ramos Mejía, Inés Arce continúa internada con traumatismo de ambos miembros inferiores y su estado es estable.

Finalmente, el niño de 2 años Adrián Tantapoma, quien fue rescatado por los bomberos del ómnibus de la línea 92, cuya madre y abuelo fallecieron en el accidente, seguía internado en el hospital Gutiérrez en situación de paciente estable.

También ayer fueron inhumados en el cementerio Lar de Paz de González Catán los restos de chofer del ómnibus, Filiberto Gallardo, de 34 años.

Su esposa, Soledad Gallardo, acompañada por compañeros de trabajo de la línea 92, dijo que "él siempre me hablaba de la barrera de Flores. Me decía que había que esperar, que el tren estaba lejos y la barrera no se levantaba, que a veces se tenían que bajar algunos de los autos y levantarla".

La mujer sostuvo que "es muy raro" lo que pasó y manifestó que su esposo manejaba desde los 18 años, llevaba seis en la línea 92 y tenía "un legajo impecable. Era muy prudente, hasta con nosotros, cuando íbamos en el auto, siempre".

Gallardo conducía la unidad que cruzó la barrera en el paso a nivel de la calle Artigas, donde fue embestido por un tren de la Línea Sarmiento a consecuencia de lo cual, uno de los vagones descarriló y chocó de frente contra otra formación que circulaba en sentido contrario, provocando 11 muertos y más de 200 heridos.

Cruce de acusaciones. Los gobiernos nacional y porteño cruzaron ayer acusaciones sobre el destino de los fondos para el soterramiento del sistema ferroviario, en el marco de una polémica sobre las responsabilidades del accidente .

El ministro de Justicia y Seguridad porteño Guillermo Montenegro acusó a la empresa TBA de "ridiculizar" el accidente al imputar responsabilidades a la Policía Metropolitana por no notificar la avería que produjo un camión en la barrera de la calle Artigas antes de la trágica colisión.

En tanto, el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, anunció que "en 44 meses" estará terminado el soterramiento de la línea Sarmiento.

Por su parte, el jefe del gobierno porteño Mauricio Macri indicó que "no puede ser que hayan pasado tantos años prometiendo y no se hayan hecho" las obras de soterramiento. "Los presupuestos públicos hay que aplicarlos para garantizar una mejor calidad de vida y seguridad a la gente" y no al "despilfarro o al clientelismo".

A raíz de esas declaraciones, el ministro de Planificación Julio De Vido manifestó sentirse "dolido" y pidió a Macri que diga "qué partidas del presupuesto nacional están destinadas al despilfarro". Sostuvo que para Macri "el despilfarro seguramente es el plan Conectar Igualdad o la Asignación Universal por Hijo" y aseguró que la obra para el soterramiento "está empezando y en una primera etapa se van a invertir 5.960 millones de pesos".

"Lamentablemente, el excelente trabajo que hizo todo el personal de la ciudad se ve empañado con estas declaraciones teñidas de soberbia", expresó el funcionario.

Según el gerente de Relaciones Institucionales de TBA, Gustavo Gago, "llama la atención" que con el video que distribuyó la Policía Metropolitana anteayer a los medios de comunicación "ellos observan que hay un camión que rompe la barrera a las 2.38 de la madrugada y no hay un aviso a nuestra compañía de esa situación. Habría que poner policías de tránsito en los pasos a nivel y multar a los vehículos que cruzan con las barreras bajas, porque eso nunca se hace".

 

Investigación judicial. El juez federal Julián Ercolini, que investiga las causas del accidente, solicitó las grabaciones de la última semana de la estación de trenes de Flores.

El magistrado busca determinar cómo era el funcionamiento de la barrera y si siempre estuvo a 45 grados o sólo anteayer.

Por otra parte, dos nuevos videos difundidos ayer muestran al accidente desde las vías y desde los andenes.

En las imágenes, diferentes a las tomadas por cámaras de la calle Artigas, se observa que el ómnibus no frenó su marcha al pasar la barrera y que fue chocado por la formación ferroviaria al hallarse en la mitad de las vías tras esquivar la barrera.

También se ve descarrilar al tren tras el choque, pero no el impacto contra el otro convoy detenido. l (Télam y DyN)

Los usuarios del Sarmiento y sus reclamos no atendidos

“En nuestras campañas exigimos guardabarreras y barreras en todos los cruces a nivel”, indicó ayer Cristina Suárez, del Frente de Usuarios Desesperados del Sarmiento (Fudesa).
  “Ahora hay acusaciones, hipótesis y la Justicia investigará, pero todo se habría evitado con buena señalización y carteles que hubieran avisado a los conductores de los vehículos que la barrera andaba mal”, resaltó.
  Sobre la falta de guardabarreras, Suárez indicó que “TBA decía que no tenían presupuesto adecuado. Para algunos la vida humana vale poco”.
  “Uso el servicio de Moreno a Caballito o Castelar. Con el tren se acortan distancias, es económico. Pero sigue el hacinamiento. Desde que reclamamos pusieron algunas unidades, pero poco se progresó”, explicó Suárez a La Capital.
  “TBA me mata” y “Maldito Sarmiento”, son otras organizaciones de quienes realizaron marchas, petitorios, blogs en internet y distintas campañas. Se denuncian las demoras y cancelación de servicios, la falta de comodidades y capacidad adecuadas a la cantidad de pasajeros. Aseguran que importantes subsidios que reciben del Estado las concesionarias, no se reflejan en el servicio.
  Siempre impulsaron el soterramiento del tren. Ya en octubre de 2006 el Fudesa marchó en Retiro con caretas de vacas, caricaturizando las condiciones en que viajan los pasajeros. También elevaron un petitorio a la Comisión Nacional de regulación del Transporte y a la Defensoría del Pueblo de la Nación.
  La línea tiene 36 kilómetros electrificados (Once-Moreno), dos ramales diesel de 157 kilómetros (Merlo-Lobos y Moreno-Mercedes), y un ramal de 26 kilómetros de servicio diferencial Castelar-Puerto Madero. Cuenta con 41 estaciones en el oeste porteño y cubre diez municipios del Gran Buenos Aires.
  Mario y Claudio Cirigliano son los dueños de la concesión de Trenes de Buenos Aires (TBA), que dirigen las ex líneas Sarmiento y Mitre desde mayo de 1995. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario