Información Gral

"Probablemente el cuerpo de Candela haya sido lavado", dijo el fiscal de la causa

Federico Nieva Woodgate, fiscal de Morón, dijo que se realizaron nuevos allanamientos “en busca del o los lugares de cautiverio” y que aún “no hay elementos firmes que nos hagan pensar que se trata de un secuestro extorsivo”.

Lunes 05 de Septiembre de 2011

El fiscal general de  Morón Federico Nieva Woodgate aseguró hoy que el cuerpo de Candela  Sol Rodríguez hallado el miércoles de la semana pasada en  Hurlingham “probablemente haya sido lavado” y señaló que “la  esperanza de obtener un buen resultado en la investigación no se  pierde”.

Además, Nieva Woodgate coincidió con el jefe de Gabinete  Aníbal Fernández, al asegurar que el caso Candela “no es un caso  común”, y reiteró que aún “no hay elementos firmes que nos haga  pensar que se trata de un secuestro extorsivo”.

“De común, este caso no tiene nada. Tenemos alrededor de 50  mil causas por año y causas como éstas tenemos una, porque ésta  tiene características muy particulares”, dijo el jefe de todos los  fiscales de Morón.

En declaraciones a Télam, Nievas Woodgate negó que la  autopsia haya determinado que la niña presentaba signos de haber  sido abusada sexualmente, con lo que desmintió algunas versiones  periodísticas.

En tanto, en una rueda de prensa en los tribunales de Morón,  el fiscal dijo que se realizaron nuevos allanamientos “en busca del  o los lugares de cautiverio”, pero que en las inspecciones oculares  a esos lugares allanados “no se encontró nada que los vincule con  Candela”.

Según el fiscal general de Morón, en el expediente que tiene  a su cargo Marcelo Tavolaro sobre el crimen de Candela no consta el  supuesto secuestro extorsivo que sufrió dos meses atrás la tía de  la niña asesinada.

Por otra parte, Nieva Woodgate destacó que “el cuerpo (de  Candela) probablemente haya sido lavado. Es cierto que no estaba  como cuando uno sale de la ducha, pero no estaba en el estado en  que suelen encontrarse los cuerpos que llevan dos o tres días  muertos”.

Este dato aportado por la autopsia permite afianzar la  hipótesis que manejan los investigadores de que quienes tuvieron  cautiva y mataron a la adolescente intentaron borrar todo tipo de  huellas que pudiera quedar en el cadáver.

“Es cuestión de trabajar y evaluar objetivamente lo que  tenemos. La esperanza de obtener buen resultado no la perdemos en  ningún momento”, dijo.

El fiscal general señaló que una de las líneas investigativas  que se manejan apunta a los vínculos de la familia con bandas  delictivas asentadas en villas de San Martín y aseguró que en el  marco de la causa se recibieron “fácilmente entre 1200 y 1500  declaraciones” testimoniales.

“La mayoría de esas declaraciones no han aportado lo que  podrían hipotéticamente haber aportado”, afirmó Nieva Woodgate,  quien aclaró que “en este momento no hay ninguna indicación certera  de que se ha tratado de un secuestro extorsivo”.

Esta mañana, en una entrevista con radio La Red, Nieva  Woodgate dijo que los investigadores deben asumir el “fracaso” de  no haberle podido salvar la vida a Candela y aseguró que se siguen  “con ahínco” algunas líneas de investigación del hecho.

“No haber podido salvar la vida de Candela es un fracaso que  debemos asumir”, expresó el fiscal en esa entrevista, en la que  negó además que exista una “interna” entre los investigadores  judiciales y la policía. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario