Información Gral

Polémica por biografía de Franco en un diccionario de la Real Academia

No se lo califica como “dictador” e indica que “montó un régimen autoritario pero no totalitario”. La ministra de Cultura pidió que se modifiquen las entradas que “no se ajustan a la realidad”.

Martes 31 de Mayo de 2011

La publicación de los primeros 25 tomos del Diccionario Biográfico Español, un monumental proyecto de la Academia de la Historia, ha desatado la polémica, después de que varios historiadores y medios de comunicación cuestionaran algunas de sus entradas, especialmente la dedicada al dictador Francisco Franco.

Según el diccionario, financiado con fondos públicos, Franco "montó un régimen autoritario pero no totalitario, ya que las fuerzas políticas que le apoyaban, Falange, Tradicionalismo y Derecha, quedaron unificadas en un movimiento y sometidas al Estado". En la entrada del caudillo no aparece el calificativo de dictador.

Ante las quejas que han venido creciendo desde el lanzamiento del diccionario, el pasado jueves, la ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, pidió ayer la revisión de aquellas entradas que, como la de Franco, "no se ajustan a la realidad".

González-Sinde sostiene que "hay un campo importante para mejorar esta obra", en la que además se aprecia una "escasísima presencia de mujeres", con sólo un ocho por ciento de biografías. En este sentido, la ministra confió en que se modifiquen algunas entradas en los 25 tomos restantes, que se publicarán en los próximos 12 meses, y en la edición online, que aún no tiene fecha de lanzamiento.

Además, la ministra de Cultura subrayó la "absoluta independencia" de la Academia de la Historia a la hora de elaborar el diccionario. El proyecto ha recibido 6,4 millones de euros (9,13 millones de dólares) de subvenciones del gobierno desde 1999.

Sin embargo, el director de la Real Academia de la Historia, Gonzalo Anes, afirmó que no habrá modificaciones. "Todas las entradas vienen firmadas por sus autores y cada uno es responsable del texto que publica", dijo ayer al diario español El Mundo, en su edición digital. No obstante, dejó la puerta abierta a cambios "cuando el contenido del diccionario pase a la red".

"Líder moderado".Gonzalo Anes remarcó que la Academia no actúa de "censor" de los contenidos firmados por los biógrafos en referencia a las aportaciones del historiador Luis Suárez sobre la biografía de Franco en el diccionario, donde se describe al dictador como un líder "inteligente y moderado" y un hombre "valeroso y católico".

Luis Suárez es un historiador vinculado a la Fundación Francisco Franco y presidente de la Hermandad del Valle de los Caídos. Sobre la forma de seleccionar a los biógrafos, Anes explicó que durante ocho años se formaron comisiones para designar historiadores, "según especialidades".

El diccionario reúne más de 40 mil biografías de personajes de todos los ámbitos y épocas, que han sido realizadas por más de 5 mil especialistas.

Buscan evitar homenajes en su tumba

Una comisión aconsejará al gobierno sacar a Franco de su tumba, en un lugar preferente en el Valle de los Caídos.

El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, apadrina la constitución de la Comisión de Expertos para el Futuro del Valle de los Caídos, creada el viernes por el gobierno con el fin de sacar del lugar preferente que ocupan en la basílica de la Santa Cruz los restos de Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera.

La comisión tiene como misión oficial proponer formas de “dignificar” la memoria de las 33.833 personas allí enterradas.

La conformación de la comisión despertó polémicas. Tratándose del futuro de una basílica pontificia, debería ser una comisión integrada por el Estado español y la Santa Sede, pero no está el abad del Valle de los Caídos.

Memoria Histórica. Según la ley de Memoria Histórica sólo dice del Valle de los Caídos que debe ser apolítico como todo cementerio. El pasado 20 de noviembre, el presidente José Luis Zapatero consiguió tenerlo cerrado al público. Pero la única forma de garantizar que no haya expresiones de adhesión a Franco o José Antonio, para el gobierno, es sacar los restos de ambos del lugar preferente que ocupan.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario