Información Gral

El gobierno japonés eleva el nivel de alerta nuclear pero dice que superará la catástrofe

El gobierno japonés elevó hoy el nivel de alerta nuclear de 4 a 5 puntos, mientras técnicos y fuerzas de seguridad luchan contrarreloj para enfriar dos reactores en el complejo Fukushima 1. Fotogalería

Viernes 18 de Marzo de 2011

El gobierno japonés elevó hoy el nivel de alerta nuclear de cuatro a cinco puntos, mientras técnicos y fuerzas de seguridad luchan contrarreloj para enfriar dos reactores en el complejo Fukushima 1, dañado por el terremoto y tsunami que devastaron el norte del país el viernes pasado.

Las autoridades japonesas elevaron hoy a cinco -dentro de una escala de siete- el alerta nuclear que clasifica a la situación como “un accidente con consecuencias más amplias”, y que es el mismo que se decidió en Three Mile Island, Estados Unidos, en 1979 y dos puntos por debajo del de Chernobyl de 1986.

No obstante, el vocero del gobierno nipón, Yukio Edano, aseguró que “se podrá superar esta catástrofe”, y se mostró optimista en que se logrará mantener los reactores dañados a temperaturas tolerables con agua de mar, hasta que pueda  restablecerse el servicio eléctrico en la planta de Fukushima. En este sentido la comisión de seguridad nacional aseguró los niveles de radiación en torno al reactor 3 disminuyeron ligeramente después de que fuera rociado con agua, según informó la agencia de  noticias DPA.

Por su parte, la compañía de Energía Eléctrica de Tokio manifestó que espera restaurar para el sábado la energía en el  primero y en el segundo reactor, para que se reactive el sistema de  enfriamiento e impida que empeore la crisis nuclear“, informó la  cadena japonesa NHK.

Las autoridades niponas mantuvieron la orden de evacuación  de las personas que viven a 30 kilómetros de la central nuclear, y  reiteraron que los niveles de radiación que llegan a Tokio, situado  a 240 kilómetros de los reactores, son muy bajos e inofensivos para  la población.

“En estos momentos, no hay pruebas de que una cantidad  significativa de radiación se haya extendido más allá de la zona  inmediata de los reactores”, dijo Michael O`Leary de la  Organización Mundial de la Salud. Por su parte, la Organización Internacional de Energía  Atómica (OIEA) manifestó en su página oficial en la Web que “hasta  la fecha no recibió reportes del gobierno japonés sobre gente  afectada por radiaciones en Tokio o sus inmediaciones”.

La Cancillería informó que cerca de 1.200 argentinos viven en  Tokio y casi 3.500 más al sur, y que no queda ningún ciudadano de  este país en albergues para damnificados. Además se dispuso el  envío de un avión para repatriar a los que quieran abandonar Japón. El director general del Organismo Internacional de Energía  Atómica (OIEA), Yukiya Amano, dijo desde Tokio, que la situación en  la planta es “muy seria” y que se lucha contrarreloj para enfriar y contener los reactores“.

“La situación está peor que al principio pero no se como es  comparado con ayer”, dijo Amano. Los “Fukushima 50”, tal y como se conoce a los 50 operarios  de la planta que luchan por evitar un desastre nuclear a riesgo de  sus propias vidas, recibieron hoy refuerzos de otras fuerzas de  seguridad. En el reactor 3 se consiguió establecer un primer suministro  de electricidad, con el que se espera poder volver a poner en  funcionamiento el sistema de refrigeración, y se intentará  recuperar el sábado el suministro eléctrico regular para los  reactores 1 y 2, y el domingo, para los 3 y 4.

Edano informó además que la temperatura está aumentando en  los reactores 5 y 6, pero aseguró que esto no supone un riesgo  inmediato y que, si fuera necesario, también podría arrojarse agua  sobre ellos. La crisis nuclear japonesa se desató luego de que la planta fuera gravemente dañada por el terremoto de 9 grados de magnitud y  el tsunami que devastaron gran parte del noreste del país hace una  semana, que dejaron más de 16.000 personas muertas o desaparecidas.


 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario