Información Gral

Caso Candela: declaró el imputado Hugo Bermúdez y dijo que es inocente

El hombre detenido ayer se desvinculó del secuestro y asesinato de la niña de once años. Lo mismo hicieron los otros cinco apresados por el hecho. Bermúdez tiene antecedentes por narcotráfico y es conocido de la familia de Candela.

Jueves 08 de Septiembre de 2011

Buenos Aires.- El hombre detenido ayer en el marco de la causa por el secuestro y crimen de Candela Rodríguez declaró ante la Justicia y, al igual que los otros cinco apresados por el hecho, dijo ser inocente, indicaron fuentes judiciales.

Se trata de Hugo Elvio Bermudez Rodríguez, un vecino del partido de Morón con antecedentes por narcotráfico y conocido de la familia de Candela, quien quedó acusado de ser el presunto autor material del homicidio.

Bermudez Ramírez, de nacionalidad peruana, fue involucrado en la causa a raíz de la declaración de un testigo de identidad reservada.

“Se comenta en el barrio que Hugo fue quien la mató, que a él se le fue la mano. Que Hugo conocía a Candela y a la familia y éste tenía problemas con la familia de Candela”, señaló el testigo según su declaración ante la Justicia.

El hombre fue trasladado ante el fiscal Tavolaro ayer por la noche y declaró que no tienen nada que ver con el secuestro y crimen de Candela, a pesar de lo cual quedó detenido.

En tanto, en la jornada de ayer, Tavolaro también indagó a la dueña de la casa de Kiernan 992 donde presuntamente estuvo cautiva Candela, llamada Gladys Cabrera, y al carpintero Ramón Néstor Altamirano, a quien se lo acusa de haber “cuidado” a la niña antes de ser asesinada.

Ambos dijeron que estuvieron en la casa en los últimos días, pero explicaron que son inocentes, a pesar de lo cual quedaron detenidos como coautores del hecho.

También declararon los otros tres detenidos pero por “encubrimiento agravado”: Alfredo Monteros (75), su hijo Alfredo Monteros (36) y Gustavo Valenzuela (44).

Los Monteros admitieron haber estado en la casa pero dijeron que concurrieron a buscar unos muebles que les dio Gladys Cabrera y que pertenecían a su madre fallecida, y que nada tienen que ver con el secuestro y el crimen.

Valenzuela es el fletero, dueño de la camioneta Trafic blanca utilizada para cargar esos muebles.

Los investigadores sospechan que en esa camioneta pudo haber sido trasladado el cuerpo de Candela para ser arrojado en el descampado lindero al Acceso Oeste.

Tras las declaraciones, el defensor oficial Luis Carpaneto pidió la excarcelación de Monteros padre e hijo, lo que ahora deberá resolver el juez de Garantías Alfredo Meade.

“Anoche se les recibió declaración a mis defendidos y se solicitó la excarcelación. Se tiene que resolver en el término de 5 días y estimo que entre el domingo y lunes ya va a estar resuelta”, dijo el letrado.

“Ellos son ajenos al caso de Candela. Ellos han afirmado frente al fiscal que nada tuvieron que ver y no tienen vinculación al hecho”, agregó.

Candela fue vista con vida por última vez el lunes 22 de agosto, cuando salió de su casa ubicada en Coraceros 2552, de Villa Tesei, para encontrarse con unas amigas con quienes asistía a un grupo de scouts, en la parroquia San Pablo Apóstol, de esa localidad.

Tras nueve días de intensa búsqueda, la niña fue encontrada muerta dentro de una bolsa, a la vera de la calle Cellini y la colectora del Acceso Oeste, a 500 metros de la casa de la calle Kiernan y a 30 cuadras del domicilio de la víctima.

De acuerdo a la autopsia, la niña había sido asfixiada entre 24 y 36 horas antes del hallazgo y el cuerpo arrojado en la vía pública la misma tarde en que fue encontrado. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario