Información Gral

Al menos 11 muertos y 228 heridos al chocar un ómnibus y dos trenes

120 personas sufrieron lesiones de gravedad y siguen internadas, entre ellas un niño. El colectivo 92 cruzó con la barrera baja y fue embestido por el tren, y éste chocó a otro convoy. Diversas personas apelaron por su parte a los medios en busca de familiares que se encuentran desaparecidos.

Miércoles 14 de Septiembre de 2011

Al menos 11 personas murieron y otras 228 sufrieron heridas en un accidente ocurrido ayer entre un ómnibus y dos trenes suburbanos en el barrio porteño de Flores, informaron fuentes policiales y de la empresa ferroviaria TBA (Trenes de Buenos Aires).

El portavoz de la Policía Federal, Fernando Sostre, confirmó que el número de víctimas fatales ascendió a 11. El director del Sistema de Atención Médica de Emergencia (Same), Alberto Crescenti, precisó en tanto que los heridos aumentaron a 228, varios de ellos, incluido un niño de dos años, en grave estado.

Diversas personas apelaron por su parte a los medios en busca de familiares que se encuentran desaparecidos y no fueron identificados entre las víctimas ni entre los heridos.

Nueve víctimas murieron en el lugar del hecho, entre ellas el colectivero y un niño, y dos en el hospital Durand, informaron fuentes policiales y del gobierno porteño. En el lugar se retiraron nueve cuerpos, ocho adultos y un bebé, mientras que en el hospital Durand murieron dos personas que el gobierno porteño identificó como Alejandro Congett y Víctor Celaya Vergara. Fuentes policiales de la División Sarmiento destacaron, además, que fueron 228 las personas heridas, de las cuales 120 eran de gravedad y que en el lugar trabajaba el fiscal Julio Ansorreguy.

Con las barreras bajas.El accidente ocurrió a las 6.23 en el paso a nivel de la calle Artigas, en el barrio de Flores, una populosa zona del centro oeste de la Capital Federal, cuando el colectivo interno número 52 de la línea 92 cruzó las vías con las barreras a 45 grados y con la señal lumínica advirtiendo el peligro, según pudo verse en las cámaras de seguridad. El siniestro ocurrió en la calle Artigas, a metros de la estación de Flores, cuando el ómnibus pasó con la barrera baja en el paso a nivel y fue embestido por una formación del ferrocarril Sarmiento que iba en dirección a Moreno. A raíz del impacto, el colectivo fue arrastrado hasta la estación donde estaba estacionado otro tren que se dirigía en dirección a Once.

Un video muestra que la barrera tenía problemas antes del accidente, con un funcionamiento defectuoso desde las 2 de la madrugada. Y un guarda habilitaba el paso de los coches pese a que el brazo de madera estaba a 45 grados. El empleado se retiró 16 minutos antes del impacto y no fue reemplazado.Un video de seguridad de la Policía Metropolitana mostró qué sucedió en el paso a nivel de Artigas y Yerbal, minutos antes del fatal accidente, según publicó la página web Infobae.

Según se puede ver en las imágenes, un banderillero se encontraba en la zona organizando el tránsito, incluso en momentos en que la barrera estaba a 45 grados, tal como sucedió a la hora del accidente.

Un camión de recolección de residuos pasó por el lugar cuando la barrera estaba a 45 grados y rompió parte de la misma, según surge en la filmación.

Llamativamente, el banderillero dejó el lugar 16 minutos antes del accidente y a varias horas del hecho aún no se conocía su nombre ni sus funciones en el lugar.

Las imágenes mostraron que cuando se produjo el accidente la barrera estaba a 45 grados, por lo cual no obstruía en forma total el paso de vehículos, y que en el lugar tampoco había banderillero. El video mostró, incluso, 30 segundos antes del siniestro, el paso de automóviles y de una moto en las mismas condiciones que provocaron la tragedia.

El gerente de Relaciones Institucionales de TBA, Gustavo Gago, dijo a radio La Red que "todo indicaría que el colectivo cruzó el paso a nivel cuando las barreras estaban bajas". "En ese paso a nivel y en ese horario no teníamos banderillero. En realidad, el banderillero tenía que tomar servicio a las 6 de la mañana y, aparentemente, no habría llegado en el horario que le correspondía".

Un video difundido por la Policía Metropolitana mostró que el colectivo cruzó con la alarma sonando en momentos en que la barrera estaba a 45 grados y con la luz de prohibición de paso encendida, mientras en otro se ve pasar a tres autos y una moto antes que el ómnibus, con la señal en la misma situación.

“Una bomba”. Los relatos de los testigos son dramáticos. “Sentimos una bocina y después una bomba, y cuando me quise acordar estábamos saliendo como podíamos del tren. En el colectivo había gente herida, con sangre por todos lados. Vimos gente tirada, vidrios explotados, la gente con desesperación tratando de salir te pasaba por encima”, relató un pasajero que viajaba en el segundo tren, que fue embestido por el ferrocarril que descarriló.

El ómnibus circulaba repleto. Los heridos fueron derivados a diversos hospitales de la ciudad. El maquinista de uno de los trenes fue rescatado con vida después de que los bomberos trabajaran más de dos horas para sacarlo de la cabina. Ambos maquinistas sufrieron fracturas pero están fuera de peligro.

Horario Suriano es maquinista de la línea Sarmiento y hace nueve meses que está de licencia “por las consecuencias de estos accidentes”, según contó. “Hace 27 años que soy conductor de trenes del Sarmiento.

Padecemos este tipo de situaciones todos los días, desde suicidios, imprudencia de colectiveros, peatones y automovilistas que no respetan las barreras. Hay cámaras en los trenes y ahí está la verdad”, aseguró.

“Es terrible, la gente no respeta nada, a nadie. Es probable que el colectivero haya visto al tren parado en la estación que va para Once, se haya asomado y cruzado; pero no vio al otro, se confió”, dijo.

“Ojo, los trenes tienen cámara de seguridad y ahí va a salir todo”, advirtió.

Suriano dijo que no cree que la barrera “haya estado alta, porque las luces andaban”. Además, aclaró que “de la parte de donde viene el colectivo no se ve para un lado” e insistió con la idea de que “se ve el (tren) que está detenido en la estación que va para Once, (pero) el otro (tren) no”.

El trabajador dijo que la solución es sacar los pasos a nivel. “El tren pasa cada siete minutos, de un lado y del otro. En una hora, la barrera debe estar baja unos 35 minutos, 40. Hay muchos que no pueden esperar o no quieren, y se meten...”, planteó.

“Eso a veces se arregla con un banderillero, pero no sé si estaba (en este caso). Generalmente ponen, para ayudar a las barreras”, contó. Y añadió: “De todas formas, el colectivo cometió un error. No lo vio, se lo comió”.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario