Estados Unidos

Ciudades estadounidenses extienden el toque de queda y Trump pierde la paciencia

El presidente amenazo con sacar militares a la calle y les dijo a los gobernadores que son "débiles" por no contener las protestas por la muerte del ciudadano negro George Floyd.

Lunes 01 de Junio de 2020

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó de ser "débiles" a los gobernadores y amenazó con sacar a los militares a custodiar las calles, en medio del estallido social por el asesinato de un ciudadano afroamericano en Minneapolis a manos de un policía blanco, que desembocó en manifestaciones, protestas y disturbios. Mientras tanto, en Nueva York, Washington, Minnesota y otras ciudades del país prolongaron sus respectivos toques de queda para intentar contener la explosión de violencia y saqueos que durante la semana se vivió en muchas ciudades estadounidenses.

"Si el Estado o la ciudad se niega a tomar las medidas que son necesarias para defender la vida y la propiedad de sus habitantes, entonces desplegaré a los militares y resolveré rápidamente el problema por ellos", dijo Trump.

En una videoconferencia con gobernadores, el jefe del Estado se mostró irascible: "La mayoría de ustedes son débiles, tienen que arrestar a las personas", sentenció, y les pidió que reclamen más refuerzos de la Guardia Nacional.

https://twitter.com/newsobserver/status/1267402734468300800

En Minneapolis, la ciudad donde George Floyd murió hace una semana luego que un policía blanco se arrodillara sobre su cuello durante más de ocho minutos, la familia de la víctima presentó los resultados de su propia autopsia que, a contramano de lo que afirmó el reporte oficial, concluyó que el hombre de 46 años falleció por asfixia.

El asesinato de Floyd, grabado y viralizado en las redes sociales y los medios, desató una ola de protestas masivas contra la sistemática violencia policial contra la comunidad negra, primero en Minneapolis y muy pronto en gran parte del país, con escenas de represión y violencia similares a las de Ferguson, Missouri, tras la muerte de un joven negro de 18 años.

Ya hay miles de detenidos y varios muertos en todo el país.

Para evitar otra noche de furia en las calles, como las que se vivieron en los últimos días y que terminaron con una comisaría en llamas, el gobernador de Minnesota, Tim Waltz, extendió por 48 horas el toque de queda nocturno, una medida que también adoptaron muchas de las principales ciudades del país, como Nueva York, Los Angeles, Washington, Filadelfia, Orlando y Atlanta.

El gobernador de Nueva York, Andrew Coumo, admitió que su hija, Chiara de Blasio, de 25 años, fue detenida en una manifestación callejera, cuando intentaba detener el tránsito en la avenida Broadway. "Estaba actuando pacíficamente", afirmó el mandatario neoyorquino, y remarcó: "Admiro que estuviera ahí fuera intentando cambiar algo que considera injusto".

Mientras tanto, numerosas personalidades públicas se manifestaron a favor de las manifestaciones pacíficas. Una de ellas fue el primer presidente negro que tuvo Estados Unidos, Barack Obama. "Las protestas representan una frustración genuina y legítima de varias décadas por la incapacidad de reformar prácticas policiales y el sistema penal de justicia en su conjunto", afirmó en Twitter el expresidente, y pidió "condenar a los pocos que recurren a la violencia".

Por su parte, el entrenador de San Antonio Spurs, Gregg Popovich, calificó a Trump como "un idiota trastornado" y dijo que "se esconde en el sótano de la Casa Blanca. Es un cobarde. Crea una situación y huye como un estudiante de primaria".

También el cantante de Guns N' Roses, Axl Rose, arremetió contra Trump, al responderle en uno de sus tantos mensajes habituales que publica a dirario en la red social. Aseguró que no son los medios de comunicación quienes fomentan la violencia: afirmó que el presidente difunde "fake news" como "una mala y repulsiva excusa", además de sentenciar que se trata de "una persona con una agenda enfermiza".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario