Edición Impresa

Los criminales suelen ser conocidos de las víctimas

Según una investigación de 2012, el 84 por ciento de los casos registrados fueron cometidos por maridos, novios, padres o amantes, entre otros.

Lunes 08 de Abril de 2013

Un estudio realizado sobre crímenes de mujeres cometidos durante el pasado año en el país reveló que el 84,3 por ciento de estos asesinatos fueron perpetrados por "conocidos" de las víctimas, rango en el que entran maridos, novios, amantes, padres y hermanos, entre otros.

La joven Tamara Ceballos tenía 25 años, y era madre de un niño de dos años, producto de su relación con el futbolista Sebastián Lomello, siete años mayor y con una destacada carrera deportiva en la liga de la ciudad cordobesa de Bell Ville. La pareja había afrontado problemas en el pasado y se había separado.

Sin embargo, en los últimos meses ella le dio una nueva oportunidad, pero la violencia y los celos enfermizos, motivos principales del primer alejamiento, retornaron con mayor virulencia. Ceballos le anticipó que la relación se había terminado, pero él resolvió la historia este jueves ahorcándola delante del chiquito, para luego entregarse en la comisaría.

Se trata de un caso que no fue el primero, ya que existe una interminable lista de femicidios perpetrados por personas del propio entorno de las víctimas.

De hecho, las cifras aportadas por el estudio sobre crímenes de mujeres durante 2012 de la organización La Casa del Encuentro revelan que el 84,3 por ciento de estos asesinatos son cometidos por conocidos, ya sean maridos, novios, amantes, ex parejas, padres, hermanos, vecinos, compañeros de trabajo, y hasta hijos.

Los números son elocuentes en torno a la violencia machista y de los 255 crímenes de mujeres registrados en todo el año pasado, nada menos que 215 fueron ejecutados por personas conocidas de la víctima.

El tenebroso listado indica que 95 hechos fueron cometidos por esposos, parejas, novios o amantes; 65 por ex; 11 por los propios padres de las mujeres asesinadas; 21 casos estuvieron a manos de otros familiares; 18 por vecinos; y en cinco casos los homicidas fueron los propios hijos de las mujeres.

Los números, sumados, permiten saber que el 84,3 por ciento de los femicidios tuvieron detrás a criminales cercanos de las víctimas y de los 255 hechos anuales, sólo en 40 casos los homicidas no tenían ningún contacto con las mujeres ultimadas.

En el informe realizado por el Observatorio de Femicidios Marisel Zambrano, de La Casa del Encuentro, se destaca que "es necesario considerar a la violencia sexista como una cuestión política, social, cultural y de derechos humanos".

Una realidad colectiva. Además, precisó que "de esta forma se podrá ver la grave situación que viven las mujeres, niñas y niños en la Argentina como una realidad colectiva por la que se debe actuar de manera inmediata.

Del mismo modo, se reclama "un diálogo/pacto y consenso social político para diseñar un plan nacional para la erradicación de la violencia de género, compuesto por el Ejecutivo nacional, Ejecutivos provinciales, Poder Judicial, Poderes Legislativos, fuerzas de seguridad, universidades, asociaciones sindicales, partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil" de la Argentina.

Para la organización que lucha contra el flagelo, se impone "un tratamiento prioritario y urgente para leyes que en las Cámaras Legislativas nacionales y provinciales contemple prevención y asistencia".

Solicitan acceso a la Justicia

Las entidades reclaman Oficinas de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia en todas las provincias y programas nacionales de asistencia desde una perspectiva de género. También exigen el “acceso a la Justicia con patrocinios jurídicos gratuitos, existencia de mayor cantidad de hogares y refugios para mujeres en todo el país y con asistencia psicológica, intensificar las campañas de prevención e información a toda la sociedad”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS