Edición Impresa

Le otorgan la fianza a Pistorius y podrá esperar el juicio en libertad

Una vez que el sudafricano deposite 113.000 dólares estará habilitado a regresar a su casa. El juez atendió el planteo de la defensa en el sentido de que el atleta es demasiado famoso como para fugarse.

Sábado 23 de Febrero de 2013

El atleta sudafricano Oscar Pistorius, acusado de haber asesinado a su novia, obtuvo ayer la libertad bajo fianza luego de que sus abogados dijeran que es demasiado famoso como para poder fugarse.

La decisión del magistrado Desmond Nair fue recibida con júbilo por los familiares y allegados a Pistorius reunidos en una corte de Pretoria, aunque el atleta apenas reaccionó al escuchar la resolución del juez. Pistorius lloró varias veces durante las audiencias que se desarrollaron en la semana.

Nair estableció la fianza en un millón de rands (113.000 dólares) y aplazó el caso hasta el 4 de junio. Pistorius será liberado recién cuando el tribunal reciba 100.000 rands en efectivo, agregó el juez.

Menos de una hora después, un Land Rover gris que se presume trasladaba a Pistorius abandonó el complejo judicial y se dirigió hacia la capital sudafricana, perseguido por reporteros en motocicletas.

Pistorius, de 26 años, también recibió la orden de entregar sus armas de fuego y sus dos pasaportes sudafricanos, evitar ir a su casa y el contacto con todos los testigos del caso, asistir a una comisaría dos veces a la semana y abstenerse de beber alcohol.

El fallo se produjo tras una semana de dramáticos testimonios sobre cómo el deportista disparó y mató a su novia, Reeva Steenkamp, en su lujosa casa cerca de Pretoria en las primeras horas del 14 de febrero, el día de San Valentín.

La fiscalía dijo que Pistorius cometió un asesinato premeditado al ejecutar cuatro disparos contra la puerta cerrada de un baño, con su novia escondida del otro lado. Steenkamp sufrió heridas de bala en la cabeza, cadera y brazo.

La defensa de Pistorius argumentó que el asesinato fue un trágico error, alegando que el atleta había confundido a Steenkamp con un intruso.

Los abogados defensores dijeron que Pistorius era demasiado famoso como para ser considerado en riesgo de fuga y que se merecía salir bajo fianza para preparar un caso que ha llamado la atención en todo el mundo.

"No puede ir a ningún lado sin ser reconocido", dijo su abogado Barry Roux a la corte.

Pistorius, un atleta olímpico y paralímpico que corre con prótesis de fibra de carbono por una doble amputación en sus piernas, afronta la posibilidad de prisión perpetua si resulta culpable de asesinato.

La fiscalía retrató a Pistorius, el atleta de más alto perfil en la historia de los Paralímpicos, como un asesino de sangre fría.

"No se puede poner en el lugar del fallecido. Debe haber sido terrorífico. No fue un disparo, fueron cuatro", dijo el fiscal Gerrie Nel en la audiencia del viernes.

El juicio completo no empezaría hasta dentro de varios meses.

En una declaración leída en la corte, Pistorius dijo que estaba "profundamente enamorado" de Steenkamp, y Roux dijo que su cliente no tenía motivos para el asesinato.

En una declaración jurada, Pistorius dijo que dormía con una pistola de 9 milímetros bajo la cama y que la tomó cuando se despertó en plena noche pensando que un intruso había escalado por la ventana del cuarto de baño. Sostuvo que se sentía vulnerable porque no tenía puestas sus prótesis.

El atleta describió después cómo disparó hacia la puerta cegado por el pánico, creyendo que el intruso estaba en el baño.

El jueves, la policía separó del caso al detective que dirigía la investigación luego de que se conociera que enfrenta siete cargos de intento de asesinato por abrir fuego contra un minibus en el que viajaban siete personas.

El mismo jueves, la compañía estadounidense de indumentaria Nike suspendió el jueves su contrato de patrocinio con Pistorius.

El asesinato y las acusaciones han sorprendido a millones de personas en todo el mundo que consideran la gloria de Pistorius como una historia inspiradora de triunfo frente a la adversidad. Pero el impacto, obvio, ha sido mayor en Sudáfrica, un país que adora el deporte y considera a Pistorius un héroe inusual. La devoción hacia él ha trascendido las divisiones raciales 19 años después del fin del apartheid.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS