Turismo

Viaje a las estrellas

"Star Wars: Galaxy's Edge" se estrenó en el legendario Disneyland Park, en Anaheim, California. Los fanáticos de la saga creada por George Lucas celebraron la apertura de la nueva área temática que cuenta con una atracción que permite pilotear el Halcón Milenario, la nave de Han Solo y Chewbacca

Domingo 16 de Junio de 2019

Una nueva generación se suma a la fuerza. Son los chicos que escucharon a sus padres hablar de una galaxia muy lejana, Yedis, un villano desalmado que viste de negro, una princesa en apuros, un héroe intrépido, un osito de peluche orejón, verde y asombrosamente sabio que es capaz de mover las cosas sin tocarlas, un mercenario romántico, sables de luz y una guerra en lo profundo del espacio. Son los chicos que escucharon hablar de todo eso sin entender bien de qué iba la cosa y aún así se entusiasmaron en el poder de la Fuerza.

   Desde este mes esa generación puede vivir en carne propia la experiencia que iluminó a sus padres, allá lejos y hace tiempo, cuando en 1977 se estrenó el primer capítulo de “La guerra de las galaxias”. En el emblemático Disneyland Park abrió el pasado 31 de mayo “Star Wars: Galaxy’s Edge”, una asombrosa área temática dedicada a la saga de ciencia ficción que, por obra y gracia del genio creó George Lucas, se elevó a la categoría de historia de culto.

   Son 5,6 hectáreas de fantasía y emoción que recrean las aventuras que hicieron famosos las películas y que todos los que alguna vez jugaron a ser caballeros Yedi soñaron con visitar. La compañía que fundó y convirtió en un imperio Walt Disney, dueña de la franquicia de “Star Wars”, invirtió más de 1.000 millones de dólares en las dos versiones de la atracción, la inaugurada en Anaheim, California, y la que abrirá el 29 de agosto en Disney World Orlando.

0-1.jpg

   Se trata de una experiencia “inmersiva”, como les gusta explicar a los popes de Imagineering, la división de Walt Disney que se encarga de diseñar los escenarios y los juegos de los parques de diversiones más famosos del planeta. Y lo que quieren decir es que, desde que se pone un pie en el “Galaxy’s End”, uno siente que está dentro de una película, ahí están sus paisajes bucólicos, sus poblados llenos de personajes extraños, sus naves espaciales y sorpresas que dejarían sin palabras al mismísimo Yoda.

   Bastan unos pocos minutos en Black Spire Outspost, el asentamiento del planeta Batuu recreado hasta el más mínimo detalle, para que se sienta que, como en el cine, cualquier cosa pueda pasar. Ser interrogado como sospechoso por una patrulla de troopers, que por más que uno quiera no se salen del personaje ni cuando se sacan una selfie, escuchar tocar a una banda de alienígenas mientras se toma un trago luminoso y hasta presenciar una pelea entre Chewbacca, que es mucho más alto de lo se imagina, y un grupo de soldados del imperio.

   La estrella está al final del recorrido, después de atravesar un bosque de arbustos bajos donde se esconde la resistencia y el mercadillo bullicioso repleto de tesoros invalorables para los fanáticos de “Star Wars”. Ahí, estacionado en un amplio solar a cielo abierto, está el legendario Halcón Milenario de Han Solo y la gran atracción del parque: “Millennium Falcon: Smugglers Run”, que invita a los visitantes a pilotear “la chatarra más rápida de la galaxia” para rescatar el arma con la que el Imperio planea ganar la guerra.

0.jpg

   La historia la cuenta un viejo conocido de “The Clone Wars”, el pirata del espacio Hondo Ohnaka, un robot animatrónico increíblemente real: después de los sucesos de “The Last Jedi” Chewbacca llevó el Halcón Milenario a Black Spire Outpost para que fuera reparado, a cambio de las piezas de repuesto, le presta la nave al contrabandista. Es él quien revela cómo espera desbaratar el plan de las fuerzas imperiales, pero necesita ayuda: pilotos, artilleros e ingenieros para llevar la nave de Han Solo hasta donde se encuentra el arma secreta y robarla.

   El resto, claro está, es una delicia para los sentidos. Sentados frente al tablero de mando, empieza la acción, una montaña rusa de emociones en las que no sólo se viaja a la velocidad de la luz, se enfrentan una enjambre de X-Wings que disparan incesantemente, se eluden meteoritos y al final, cuando se llega al destino, hay un desafío más, acaso el peor de todos. Tras una puerta, en el fondo de un túnel oscuro, se esconde Darth Vader que, con su sable de luz roja en la mano, se dispone a dar pelea. Que la fuerza te acompañe.

Premiere mundial

Los participantes del IPW 2019, la feria de turismo más grande de Estados Unidos, tuvieron el privilegio de participar del estreno de “Star Wars: Galaxy’s End”. Y lo disfrutaron a lo grande. Tanto como el congreso que se desarrolló en Anaheim, California, reunió a más de 6.000 asistentes de 70 países y redundará en negocios por 5,5 mil millones de dólares para la industria turística norteamericana en los próximos tres años.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario