Ovación

Gimnasia derrotó por 2 a 0 a Huracán en la Bombonera y lo mandó B Nacional

El Lobo platense venció con goles de Lucas Castro y Claudio Graf. Con este resultado, el Lobo jugará la promoción con San Martín de San Juan. Solpán y Cámpora vieron la roja, a los 20' y 29' minutos respectivamente, del primer tiempo.

Miércoles 22 de Junio de 2011

Fueron noventa minutos a pura fricción, ya que había mucho en juego: jugar la promoción o descender a la B Nacional. En ese marco se enfrentaron Huracán y Gimnasia La Plata en la cancha de Boca. El partido se jugó desde las 14.30 en la Bombonera, con el arbitraje de Pablo Lunati y televisación en directo de Canal 7.

Con el resultado 2 a 0 a favor del Lobo, Gimnasia y Esgrima La Plata condenó a Huracán a jugar la próxima temporada en la B Nacional tras ganarle, en cancha de Boca Juniors. Sin embargo, para los platenses no terminó su lucha ya que deben enfrentar a San Martín de Juan en la Promoción.

Los goles del conjunto platense los convirtieron Lucas Castro, a los 15 minutos del primer tiempo, y Claudio Graf, a los  31m de la segunda etapa. Huracán terminó con nueve jugadores por las expulsiones de  Darío Soplán y Javier Cámpora, a los 20 y 29 minutos de la etapa  inicial, respectivamente.

Tanto “Quemeros” como “Triperos” tuvieron un promedio de 1,096, apenas superior al de Quilmes (descendió directamente a la B  Nacional con un coeficiente de 1,026), y hoy buscaban una victoria  para acceder a Promoción y evitar el descenso. Pero Gimnasia, que perdió la categoría en 1979, fue mucho más  que Huracán, que ya había descendido tres veces, en 1986, 1999 y  2003, a lo largo de los 90 minutos. El primer tiempo mostró una clara superioridad de Gimnasia a  partir de la solidez defensiva, mejor trato de la pelota en la  mitad de la cancha y profundidad en ataque.

Los dos centrales, Pablo Fontanello y Oliver Benítez,  controlaron sin problemas a Javier Cámpora y Rolando Zárate; y  Fabián Rinaudo y Alejandro Capurro ganaron el mediocampo. Además, Castro por la izquierda y, en menor medida, Hernán  Encina por la derecha, aportaron juego y proyección; y el  interminable mellizo Guillermo Barros Schelotto y Claudio Graf se  movieron con inteligencia para recibir el balón, generar espacios y  lastimar a la endeble defensa de Huracán.

El cuarto de hora inicial fue un monólogo de Gimnasia: Castro  (3m), Rinaudo (5m) y Encina (8m) dispusieron de tres chances  nítidas de gol, pero el travesaño, en la primera, y Lucas Calviño,  en las dos restantes, evitaron la apertura del marcador.

Huracán no hizo pie en el fondo (principalmente a las  espaldas de Agustín Peña), los mediocampistas perdieron una y otra  vez en la lucha por la pelota y los delanteros fueron espectadores  de un partido que se jugó cerca del arco de su propio equipo. Entonces, no generó sorpresa que un error de Luciano Ospina y  un exquisita definición de Castro, a los 15 minutos, derivara en el  merecido 1 a 0 para Gimnasia.

Encima, Huracán sufrió las expulsiones de Soplán (doble  amonestación) y de su principal carta ofensiva, Cámpora (agresión a  Benítez), a los 20 y 29 minutos, sucesivamente. En consecuencia, antes de la media hora de juego, perdía por  un gol y estaba con dos hombres menos. Pero Gimnasia, con ese panorama positivo, se desacomodó en  defensa, perdió precisión en el manejo de la pelota y le permitió a  Huracán contar con dos oportunidades de gol en los pies de Agustín  Peña (39m) y Zárate (41m).

Sin embargo, el equipo platense dispuso de una ocasión para  definir el partido en los pies de Graf, pero entre Kevin Cura y  Peña evitaron la caída de su arco. Pompei mandó a la cancha a Leonardo Villán por Matías  Quiroga, pero pese a modificar posicionalmente a la defensa, nada  cambió en el juego. Pasados los 15 minutos, ingresó Julián Bottaro por Peña. Ahí  si incidió la variante: delantero por defensor. Rápidamente, Ortiz respondió con su primer cambio: Alan Ruiz por un Capurro cansado. Pese a las variantes de un técnico y otro, Gimnasia lució  mejor (lógico por tener dos jugadores de más) y tuvo dos  oportunidades con Guillermo como protagonista (8m y 11m), pero  falló en la definición.

Y después tampoco estuvieron finos Graf  (26m) y Fontanello (28m). No obstante, a los 31 minutos, una gran jugada y posterior  habilitación de Ruiz a Graf derivó en el 2 a 0. El delantero paró  la pelota y fusiló a Calviño. Antes había ingresado Claudio Guerra por Luciano Nieto en  Huracán y después Juan Neira por Castro, la figura de la cancha, y  Emiliano Méndez por Encina, ambos en Gimnasia.

Con todos los cambios y una diferencia tanto en el juego como  en el marcador llegó el fin. Los 14 mil hinchas de Gimnasia  festejaron, por ahora, su continuidad en Primera. Y los 14 mil de Huracán masticaron las bronca por un descenso  que era cosa juzgada.

Huracán: Lucas Calviño; Agustín Peña, Luciano Ospina, Kevin  Cura y Matías Quiroga; Gastón Machín, Marcos Brítez Ojeda, Darío  Soplán y Luciano Nieto; Javier Cámpora y Rolando Zárate. DT:  Roberto Pompei.

Gimnasia y Esgrima La Plata: Fernando Monetti; Abel Masuero,  Pablo Fontanello, Oliver Benítez y Milton Casco; Hernán Encina,  Fabián Rinaudo, Alejandro Capurro y Lucas Castro; Guillermo Barros  Schelotto y Claudio Graf. DT: Hernán Darío Ortíz.

Gol en el primer tiempo: 15m Castro (GyE).

Gol en el segundo tiempo: 31m Graf (GyE).

Cambios: en el segundo tiempo, antes de comenzar, Leonardo  Villán por Quiroga (H); 16m Julián Bottaro por Peña (H); 18m Alan  Ruiz por Capurro (GyE); 29m Claudio Guerra por Nieto (H); 34m Juan  Neira por Castro (GyE); y 37m Emiliano Méndez por Encina (GyE).

Amonestados: Ospina (H). Masuero, Rinaudo, Casco y Fontanello  (GyE).

Incidencias: en el primer tiempo, expulsados 20m. Soplán (H)  y 29m. Cámpora (H).

Arbitro: Pablo Lunati.

Cancha: Boca Juniors (local, Huracán). (Télam).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario