..

Los corsos de Victoria arrancan esta noche con la identidad recuperada

El bien denominado "Carnaval más divertido del país" arrancará hoy a las 22 y continuará todos los sábados hasta el 21 de febrero inclusive, cuando se llevará a cabo la elección de la reina.  

Sábado 24 de Enero de 2015

Victoria está entusiasmada con lo que se producirá esta noche: miles de personas disfrazadas y de civil irán "allá abajo", a la zona portuaria, para celebrar su fiesta mayor, que este año se liberará de las acartonadas intenciones de los últimos tres años de volver a los tradicionales corsos humorísticos en un mero espectáculo artístico, acaso una humilde imitación del majestuoso carnaval de Gualeguaychú.

El bien denominado "Carnaval más divertido del país" arrancará hoy a las 22 y continuará todos los sábados hasta el 21 de febrero inclusive, cuando se llevará a cabo la elección de la reina.

La entrada general será de 50 pesos en el mismo predio del parque Francisco Ramírez en cuyo derredor circularán todas las expresiones, y 25 pesos las anticipadas, que se pueden comprar en numerosos puestos de venta ubicados en al menos siete centros y oficinas municipales distribuidas en toda la ciudad. Los menores de 12 años entran gratis. Habrá mesas y sillas disponibles sobre la Calle de la Alegría (continuacion de la avenida Centenario) a un costo de 150 y 200 pesos.

Recuperando la identidad. Tras un intento frustrado de convertir la celebracion en un show antes que en una fiesta popular, participativa y divertida, la Municipalidad volvió a tomar las riendas de la organización y promete recuperar su identidad humorística. El Ejecutivo revocó el contrato con la agencia marketinera que durante las tres últimas ediciones se encargó junto con una comisión local de tratar de otorgar un mayor despliegue artístico al evento.

Ahora se renueva la esperanza de que la Ciudad de las Siete Colinas vuelva a tener su tradicional homenaje a Momo, con las alegres "mascaritas sueltas" (disfrazados con bolsas de tela en la cabeza, con agujeros en los ojos y la boca, y orejitas en los extremos); las inquietas tropillas de caballitos de lona fabricados con arpillera y alambre, guiados por jinetes con cachiporras hechas de medias; grupos de chicos disfrazados bajo alguna temática; trajes desopilantes y muchas otras más expresiones ingeniosas como las que ofrece todos años el reconocido vecino apodado "Taras Bulba".

Aterrorizados. "Terror do Corso", la expresión más emblemática de la fiesta está conformada por cientos de máscaras, músicos y amantes del carnaval victoriense que, sin forma ni reglas, se presenta desde hace más de cuatro décadas como un fenómeno masivo y espontáneo. La última organizadora de los corsos excluyó esta expresión de la fiesta (acaso porque no estaba a la altura del resto de las expresiones), y sólo le permitió circular una vez que concluyera el espectáculo y esta noche seguramente vendrá la revancha.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS