Información Gral

Quieren prohibir los VIP de los boliches bailables

Un diputado porteño presentó un proyecto de ley para eliminar los sectores que privilegian a unos usuarios sobre otros. También propone multar el corte de agua en los sanitarios, práctica común para aumentar las ventas de bebidas. 

Lunes 31 de Marzo de 2008

Un diputado porteño presentó un proyecto de ley para eliminar los sectores que privilegian a unos usuarios sobre otros. También propone multar el corte de agua en los sanitarios, práctica común para aumentar las ventas de bebidas. Ambos proyectos fueron presentados por el vicepresidente del bloque de la Coalición Cívica en la Legislatura porteña, el diputado Facundo Di Filippo. En el primero de ellos propone que se prohíba "en todo local bailable, de recreación, salas de espectáculos, restaurantes u otros de acceso público la instalación de sectores reservados a personas que, por cualquier motivo, se le pretenda dispensar un trato diferenciado al resto de los usuarios".

Se trata de los salones conocidos como VIP (Very Important Person). Esta iniciativa propone eliminar tanto éstos como cualquier otra área que en los lugares públicos esté destinada al uso de sólo algunas personas. Se basa en distintos artículos de la Constitución Nacional, que abogan por la idéntica dignidad e igualdad ante la ley y contra la discriminación o "cualquier otra circunstancia que implique distinción, exclusión, restricción o menoscabo".

Para aquellos establecimientos que no cumplan con esas disposiciones, el proyecto de ley prevé multas que van de los mil a los 30.000 pesos, y la clausura de 10 a 30 días.

Di Filippo presentó también otro proyecto de ley, que obliga a los dueños de los boliches a no cortar el suministro de agua fría de los sanitarios. Según explica, el fin de los propietarios es aumentar las ventas de botellas de agua mineral, que cuestan entre 5 y 10 pesos.

"La inconciencia de cortar el suministro de agua potable en los sanitarios de lugares donde noche a noche concurren centenares de personas es impedir que los clientes beban agua del grifo, que se refresquen o higienicen y deban comprarla en el local, lo cual evidencia que los dueños de esos establecimientos priorizan abultar sus ganancias sobre la salud de las personas", destaca en los fundamentos el diputado porteño.

Por eso, Di Filippo propone incorporar al Régimen de Faltas porteño multas de hasta 2.000 pesos a los locales que, adrede, interrumpan el suministro de agua corriente en los locales de acceso público.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario