Información Gral

Alberto Granado, el amigo y compañero del Che Guevara, emprendió su último viaje

El argentino, cubano por elección, que acompañó a Ernesto Che Guevara en su viaje en motocicleta en América latina, falleció ayer de muerte natural.

Domingo 06 de Marzo de 2011

El argentino Alberto Granado, el hombre que acompañó a Ernesto Che Guevara en su viaje en motocicleta en América latina, murió ayer de muerte natural. Tenía 88 años. La televisión estatal cubana informó en una nota leída por el presentador del noticiero que Granado “entrañable amigo del Che.... falleció repentinamente”.

“En su juventud Granado recorrió en motocicleta junto al Che el continente sudamericano en viaje legendario que dejó profundas huellas en ellos y fraguó una amistad que perduró más allá de los años. Su relación con el Che desde la temprana adolescencia de éste fue un ejemplo de sencillez y sincera amistad”, agregó el locutor.

Granado nació en Córdoba, era médico de formación y vivió en Cuba desde 1961.

Amigo de la infancia del Che, Granado lo acompañó en 1952 en un viaje en moto por América latina, que despertó “la conciencia y convicción políticas del legendario guerrillero argentino”, aseveraría años más tarde.

Guevara tenía 23 años entonces y estudiaba medicina, mientras que Granado acababa de graduarse como bioquímico. Viajaron de Argentina a Chile con una moto Norton y siguieron, ya sin ella, a Perú, Colombia y Venezuela en un periplo que duró nueve meses.

Granado narró el viaje en el libro “Con el Che por Sudamérica”, en el que explicó que esa travesía les reveló la miseria y explotación de vastas poblaciones del continente y señaló que a partir de entonces comenzó la transformación de Guevara hacia el mítico Che.

Este libro de Granado y los cuentos que escribió el Che sobre el viaje inspiraron la película “Diarios de Motocicleta” del brasileño Walter Salles que se rodó en 2004.

En Cuba, Granado participó en la fundación de la Escuela de Medicina y del Centro de Sanidad Agropecuaria.

Pequeño y jovial, Granado concurría muchas veces a hacer ejercicios con los “abuelitos” cubanos en su barrio de La Habana.

Granado, quien a sus 88 años mantenía la capacidad de asombro de los niños y el ímpetu de la juventud, nació el 8 de agosto de 1922 en la localidad cordobesa de Hernando, la “capital nacional del maní”. A los 20 años conoció a Guevara, seis años menor que él, y desde entonces establecieron una amistad que rompería tiempos y fronteras.

“El mayor defecto que tenía Ernesto es que tenía muchas virtudes: era buen mozo, era valiente, era inteligente, era médico, era poeta, era buen hijo, era buen padre y buen amigo. Son tantas que parecen inalcanzables”, dijo Granado en una oportunidad.

Como bioquímico, encontró nuevos puntos de contactos con Guevara, y con él se fue en “La Poderosa”, una motocicleta Norton 500 de los años 50, más querida que apta, a recorrer Argentina, la amazonía de Perú y Venezuela.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario