Edición Impresa

Unos 50 heridos en el hospital Borda al reprimir la Policía Metropolitana

Mañana porteña violenta. El rechazo de los trabajadores nucleados en ATE a que se demuela un taller fue respondido con un durísimo operativo de la fuerza de seguridad.

Sábado 27 de Abril de 2013

Unas 50 personas sufrieron heridas durante un enfrentamiento que derivó en una durísima represión de la Policía Metropolitana en el hospital Borda de Buenos Aires.

Entre los lesionados hubo médicos y enfermeros, trabajadores y pacientes del hospital, periodistas, legisladores (María Rachid, de FPV; Fabio Basteiro, Buenos Aires para Todos; y Alejandro Bodart, de MST), personal del SAME y oficiales de la fuerza de seguridad porteña.

Al menos ocho personas fueron detenidas.

Todo comenzó cuando trabajadores de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) del hospital intentaron impedir que se demuela el Taller Protegido 19, operativo que se inició a las seis de la mañana por parte de operarios del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Estos eran custodiados por personal de infantería de la Metropolitana. Luego de derribarlo con topadoras, el personal puso empalizadas tal cual sucedió en el Parque Centenario en febrero pasado.

El conflicto por el taller protegido de ATE, donde realizan tareas de rehabilitación los pacientes de ese centro asistencial, se inició el año pasado debido a que el gobierno porteño tiene previsto construir en ese lugar un Centro Cívico y en varias oportunidades intentó desalojar el lugar.

Antes de las ocho de la mañana, los trabajadores llegaron al centro de salud y ante la evidencia de que el taller iba a ser demolido completamente, intentaron avanzar para impedirlo. Resultaron brutalmente reprimidos con bastones.

Ante la resistencia de los trabajadores, la Metropolitana incrementó el nivel de represión disparando balas de goma, gas pimienta y gases lacrimógenos que afectaron a 30 trabajadores del centro de salud y también a periodistas que estaban realizando la cobertura.

Mario Ricci, camarógrafo de C5N, fue intervenido quirúrgicamente después de haber recibido impactos en el brazo. También resultaron heridos o afectados por los gases Mario Otero (C5N), Alberto Samudio y Sebastián Vázquez (Telefé), Carlos Torres (Canal 13), Soledad Larghi (América), Fabián Alasi (Crónica TV), Gabriel Eiriz y Leonardo Piccone (Télam), Patricio Tejedor (FM La Tribu) y reporteros de La Nación, CN23, Canal 26 y el Movimiento Argentino de Fotógrafos Independientes. José Pepe Mateos, de Clarín, recibió el impacto de una bala de goma y fue esposado y arrastrado por la Metropolitana.

Sebastián Gatti, residente del Hospital Piñeyro, confirmó que debido a la represión "hay 50 heridos, uno de ellos de gravedad". En tanto, el titular de la Asociación de Profesionales del Hospital Borda, Gabriel Cabia, resaltò que entre los detenidos están "el doctor Puerta y un integrante del taller, Horacio Masvic".

A media mañana, llegaron diputados porteños, entre ellos la legisladora María Rachid, que denunció que fue golpeada cuando intentó ingresar al hospital para pedir información.

Los trabajadores de ATE convocaron a un paro nacional con movilización a la jefatura de gobierno porteño para la semana próxima. El secretario general de ATE, José Luis Mataza, informó que la marcha se realizará el martes próximo, a las 11, desde la avenida 9 de Julio y avenida de Mayo para marchar luego a la jefatura de gobierno porteña "en defensa de lo público y la apertura de paritarias".

El presidente de la Comisión de Salud de la Legislatura, Jorge Selser, también golpeado, aseguró que el operativo de represión en el Borda "estuvo a cargo de la vicejefa de gobierno María Eugenia Vidal"

Al mediodía, el Borda estaba repleto de personas de otros hospitales, que asistieron en solidaridad con los trabajadores y continuaban aguardando que el personal policial se retire del lugar.

Abal Medina. El jefe de Gabinete de Ministros, Juan Abal Medina, expresó su preocupación por el nivel de agresividad en la represión de la Metropolitana hacia trabajadores municipales.╠

Ante cada conflicto en la ciudad, se ve un accionar violento de la Metropolitana. Es una muestra de cómo Macri concibe el mundo, la política y la sociedad, aseveró.

"La violencia que se vio en el Borda nos tiene que llamar a la reflexión porque fue totalmente desmedida y brutal. Aspiramos a que el Gobierno de la Ciudad dialogue con los trabajadores, pero observamos que antes que dialogar prefieren reprimir", afirmó el funcionario.

"Proceder irracional". El ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, deploró ayer el accionar de la Policía Metropolita al reprimir a trabajadores y afectar a los pacientes internados en el Hospital Borda, al señalar que "hasta en las guerras, los hospitales son espacios protegidos que deben quedar al margen de cualquier hecho de violencia".

"La razón de ser de los hospitales es cuidar la salud de las personas y no lastimarlas o agravar sus padecimientos, como sucedió con la Policía que conduce Macri", criticó.

El titular de la cartera sanitaria agregó que "es un despropósito absoluto que desde el Estado se ordene blandir armas dentro un hospital".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS