Edición Impresa

Las cenizas complican en la cordillera

La sismicidad del volcán chileno Calbuco se redujo ayer, pero los residuos piroclásticos afectaban a las ciudades. Suspendieron las clases.

Martes 28 de Abril de 2015

La sismicidad del volcán chileno Calbuco se redujo en las últimas horas, pero la presencia de cenizas en la cordillera complicaba ayer las actividades en ciudades de Río Negro y Neuquén, que debieron suspender clases y acotar la atención en comercios y oficinas públicas.

En tanto, la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) resolvió ayer dar un plazo especial para la presentación y pago de autónomos y monotributistas a los contribuyentes afectados por la caída de cenizas en Bariloche, Dina Huapi, San Martín de los Andes, Villa La Angostura, Junín de los Andes, Villa Traful y Piedra del Aguila, entre otras localidades.

Desde Chile, el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) confirmó ayer que "bajó la sismicidad del volcán Calbuco" y señaló que mantenía una "tendencia a la baja".

El informe de los especialistas chilenos señaló que el tremor, como se llama a la evidencia del movimiento del magma dentro del edificio volcánico, "presenta intensidad moderada con un promedio de seis sismos de fracturamiento de roca por hora".

Además, indicó que "la fumarola continúa de manera más débil con emisión de ceniza en declinación".

Pese a ello, el viento levantó gran cantidad de la ceniza acumulada en ciudades de la cordillera y obligó a suspender las clases en el turno mañana en las ciudades de Bariloche, Junín y San Martín de los Andes, en la zona de los lagos que comparten Río Negro y Neuquén.

Incluso, los aeropuertos volvieron a cerrarse a primera hora, a la espera de que se despejara el cielo por la tarde.

En Junín de los Andes el movimiento era casi nulo en las calles céntricas dado que ante la suspensión de las clases dispuesta por la provincia hubo poca actividad en la administración pública y en los comercios.

Con barbijos y lentes. Los pobladores, en tanto, seguían moviéndose con barbijos y lentes para proteger sus vías respiratorias y ojos. El jefe de bomberos local, Marcelo Zárate, dijo que seguía "el operativo de limpieza intensa, tanto en las rutas como en los barrios de la ciudad", porque "esta mañana se levantó un viento fuerte y gran parte de la ceniza que quedó acumulada en las hectáreas de los árboles de Corfone llegó a la ciudad".

"Estamos avanzando en la limpieza de las escuelas en las que se realizaron las elecciones y en el Colegio Ceferino, que es el más grande de la ciudad. Esperemos retomar las clases el miércoles", añadió.

En Bariloche la intendente María Eugenia Martini se reunió por la mañana con el Comité de Emergencia para evaluar la situación y dispuso reabrir las escuelas en el turno tarde, donde personal no docente realizó tareas de limpieza.

Asimismo, el aeropuerto barilochense reanudó sus tareas por la tarde.

Martini también destacó que el volcán "lejos de estar activándose, se está desactivando", pero apuntó que "esto es día a día, minuto a minuto".

"Las cenizas estarán en suspensión también los próximos días, pero no corresponden a una nueva erupción", añadió en conferencia de prensa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario